Vecinos de la colonia ferroviaria Playa Nueva están alarmados por el hallazgo de una yarará

Luis Guzmán, vecino de la colonia ferroviaria Playa Nueva, se acercó a El Eco de Tandil con un frasco y una víbora yarará muerta, para manifestar su preocupación ante la reiterada aparición de estos animales en los jardines de las viviendas de esta pequeña comunidad que se encuentra camino a Iraola.

A pesar de que conocen que el lugar donde residen, cercano a distintos campos, es proclive a recibir este tipo de animales, solicitaron que les brinden una solución respecto a los altos pastos que se encuentran frente a los domicilios y que impiden observar cuando las víboras se acercan.
Tal es así que el último domingo encontró una yarará en su casa y fue su nieto quien la divisó; por lo que le tuvo que pegar con un fierro en la cabeza ya que no la podía agarrar. El ejemplar estaba en el parque, ya encima de la casa. Algo similar le sucedió a los vecinos de al lado, pero mataron otra de tamaño más importante.
Cabe destacar que en esta colonia viven once familias, entre las cuales la mayoría tiene niños pequeños que suelen jugar en los jardines y en los parques delanteros de las casas; por lo que la solicitud que enfatizó es que el Gobierno municipal limpie el frente de la colonia.
Guzmán puntualizó que los parques de toda la comunidad están bien cortados, limpios y cuidados, pero el problema surge a la orilla del camino por el cual se ingresa a la colonia donde existe un importante cicutal.
El lugar que describió Guzmán se trata de un camino vecinal que es para ingresar a la colonia y que se encuentra descuidado, a pesar que lo hicieron arenar ya que antes era de tierra y no se podía transitar. Además al costado del camino se observan distintos campos que generalmente son de donde salen las víboras y van hacia el cicutal.
Sin embargo, el mayor problema es que con las altas temperaturas y al poseer agua corriente, los vecinos se dedican a regar los frentes de la casa y mantienen su pasto húmedo. Guzmán detalló que las víboras buscan agua o lo fresco y al no llover, lo primero que hacen cuando los vecinos tiran algo de agua en sus jardines es buscarla.
Además los vecinos manifestaron que también hay culebras aunque si te pica esa especie, Guzmán detalló que a lo sumo provoca fiebre, pero la yarará si ataca a una criatura o a una persona adulta y no llega a tiempo lo mata, ya que tiene mucho veneno y es peligrosa.

Pedido expreso

Tal como se mencionaba anteriormente, al lado del camino y frente a las viviendas de la colonia hay distintos campos desde donde salen las víboras. Una de las opciones que barajaron los vecinos era prender fuego este cicutal para que desaparezca el pastizal, pero están enfrente los campos y hace poquito finalizó la cosecha del trigo por lo tanto, “si se prende fuego es un desastre”.
Al descartar esa opción ante la peligrosidad que implica, los vecinos le solicitaron a la persona que pasa la máquina que les arregla la calle si les hacía el favor de pasar la máquina por el pasto, pero no lo dejaron.
Así es que sería una ayuda muy grande para toda la comunidad porque las víboras generalmente aparecen de los campos de enfrente y si los vecinos tuvieran todo ese pasto corto, las podrían ver acercarse y no correrían el riesgo de que estén cerca de las casas y los chicos. “Por lo menos si no van a cortar el pasto, que pasen la máquina”, concluyó Guzmán.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario