Vecinos de Las Ranas lograron el compromiso de los funcionarios de limpiar los desagües pluviales

Luego de los trastornos que los vecinos del barrio Las Ranas sufrieron por el último gran temporal de lluvia que ocasionó que el agua ingresara en varios hogares, en la jornada de ayer se concretó la reunión que le habían solicitado al Ejecutivo los damnificados, buscando que escucharan sus reclamos.

Los domicilios más afectados por el ingreso de agua fueron los que se encuentran en Machado, Arana, Saavedra, Moreno, Balbín y pasaje Guernica. Las autoridades se interiorizaron acerca de los inconvenientes y se comprometieron en el corto plazo a limpiar los desagües, mientras arman una carpeta para trasladar a La Plata los fundamentos de una obra hídrica que hace falta realizar y la gestión de los recursos económicos que el Municipio no dispone.

De la reunión participaron el ingeniero Sebastián Pedro, director general de Vialidad Rural y Urbana; ingeniero Sergio Vergara, director de Vialidad; Luciano Lafosse, subsecretario de Obras Públicas, y un grupo de vecinos de la zona afectada.

Luciano Lafosse le brindó a El Eco de Tandil los detalles del encuentro mantenido con los vecinos. Señaló que “ya nos habíamos reunido con algunos que habían llegado al despacho del Intendente o a dialogar conmigo. En esta ocasión se llevó a cabo una reunión más amplia, donde en principio escuchamos qué es lo que había pasado y sufrido la gente que habita en el lugar”.

Describió que “quienes viven en el pasaje Guernica nos contaron todo lo que pasaron el día de la tormenta y nosotros les dijimos la excepcionalidad que fue la tormenta de ese día y les explicamos lo que estábamos analizando como medida paliativa, no para tormentas de esa magnitud donde cayeron 100 milímetros en una hora, sino cuestiones que tienen que ver con el mantenimiento cuando se registran lluvias normales. Algo de lo que pasó el pasado martes 13, según estadísticas, sucede una vez cada 15 años aproximadamente”.

Causas de la
inundación

El funcionario detalló que “es una zona baja que está a 700 metros de la unión de las dos arroyos. Por avenida Balbín pasa un conducto muy importante de desagüe pluvial y la cantidad de lluvia de ese día hizo que el arroyo Langueyú levantara el nivel y las bocas de tormentas no pudieran desagotar como corresponde. Esa situación ocasionó que el agua terminara ingresando en varias casas”.

Lafosse hizo referencia a una obra de grandes dimensiones que debería proyectarse y realizarse para que definitivamente no se registren inundaciones en ese sector de la ciudad. Al respecto, indicó que “estamos evaluando las obras que se deben hacer, que son de gran magnitud, y en donde tendremos que presentar todo para pedir el financiamiento en Provincia y en Nación y poder llevarla a cabo”.

Las soluciones

Los vecinos, si bien se ilusionan con una gran obra hídrica, saben que para que se concrete falta aún mucho camino por recorrer. Lo real es el compromiso y la tarea que el Municipio realizará en la zona y es la promesa que se han llevado quienes ayer estuvieron reunidos.

Lafosse sostuvo que “son obras que tienen que ver con el mantenimiento. Son cinco los sumideros que están en la zona de avenida Balbín y sobre Machado. Lo que haremos es trabajar en esa área muy sensible y hacer el trabajo de mantenimiento en todos los sumideros. También se hará un zanjeo, ya que está el terraplén de la vía, todos trabajos que ayuden a un mejor escurrimiento del agua. Esto en el corto plazo, pero también estamos armando un proyecto para poder presentar que esté inserto en un plan hidráulico a nivel ciudad”.

Por último, dijo que “creo que la gente que vino a la reunión se fue conforme. Aprovechamos para armar un registro para ayudarlos desde el área de Desarrollo Social junto a Obras Públicas y a su vez ir dando respuestas de lo que estamos haciendo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario