Vecinos de Villa del Parque afirman que la mayoría de las calles está intransitable

No es necesario escuchar a los vecinos para saber el deplorable estado en el que se encuentran las calles de Villa del Parque. Basta solo con recorrer alguna de sus arterias o intentar circular en un vehículo por allí. Una tarea ardua por el gran deterioro que presentan. Es claramente el correlato de la falta de obras o del simple mantenimiento que no soluciona verdaderamente los problemas. Recursos que se gastan en vano, en lugar de buscar una alternativa de fondo.

El Eco de Tandil acompañó a los vecinos a recorrer algunas de las arterias más complicadas. María Sol García explicó que junto a otros frentistas están realizando un relevamiento fotográfico del estado en que se encuentran las calles luego de la lluvia, para armar una carpeta y presentarla en el Municipio en pos de reclamar soluciones.

“Llovió hace dos días y la situación de las calles es intransitable. Siempre se arregla así nomás y el problema continúa. Por cómo es la geografía del barrio, necesitamos que se haga el abovedado bien. Queremos que se optimicen los recursos, no que tiren dinero en nosotros, pedimos que hagan las cosas bien de una vez para que no se barra con el agua la piedra que tanto cuesta”, afirmó.

Y añadió que “nos mostraron cuánto sale el empedrado, pero el agua se lo va a volver a llevar. Ellos ya saben cuál es el tipo de obra que hay que hacer, que no es tan complicada porque solo hay que darle la pendiente correspondiente a la calle y el zanjeo a los costados para que el agua circule por ahí”.

En ese marco, recordó que en su momento hablaron con el exdirector de Vialidad Guillermo Allasia, quien les explicó los detalles técnicos de los trabajos, pero “después, cuando vienen a hacer el arreglo, no sé si es que no llega la orden a la persona que lo hace o no tienen el tiempo o no tienen recursos, no sé la razón, pero se arregla más o menos y a la siguiente lluvia se vuelve a lavar. Sumado a que hay calles que tienen años sin mantenimiento y se tornaron intransitables”.

Calles
destrozadas

Mauricio Sigampa, el presidente de la comisión vecinal de Villa del Parque, contó que ayer, en el marco del relevamiento que realizaron, llevaron un centímetro para medir las zanjas y descubrieron que algunas tenían 40 centímetros de profundidad.

“Es imposible pasar. Si hoy tiene que pasar un patrullero o ambulancia por acá, se rompe o no puede pasar directamente”, manifestó respecto a la esquina de Matorras de San Martín y Uspallata.

En tanto, María Sol García añadió que a su casa, situada en Juldain entre Matorras de San Martín y Cacheuta, no ingresan los remises, ni las ambulancias, ni los recolectores de residuos.

“Toda Juldain está destrozada. Es la más complicada. Es un barrio que sale constantemente en las notas por los robos, por la inseguridad, necesitamos patrullaje constante, pero en esta situación el patrullero no puede circular. El basurero no pasa por mi cuadra, pero yo pago recolección de residuos como todos, y lo he hablado con Claudio Fuentes (director de Servicios) y me muestra la preocupación, pero si la calle no está en condiciones no puede subir el camión”, expuso.

“Tiran la
plata”

Sigampa aseguró que quieren que el Municipio haga “las cosas bien una vez porque es dinero de todos los tandilenses y tiran la plata. Ellos que siempre dicen que no tienen plata, la verdad que la tiran, porque en esta esquina me dijeron que se gastaron una fortuna arreglándola (Matorras de San Martín y Uspallata), y hoy está igual que antes”.

Recordó que en esa esquina, que hoy es atravesada por una zanja igual que antes de que el Municipio realizara la costosa obra, había una piedra grande que la sacaron con una grúa, rellenaron la zanja con material y había quedado en apariencia muy bien, pero “con la primera lluvia, al no encauzar bien el agua, se volvió a romper, la zanja tiene 40 centímetros y corta por completo la calle”.

María Sol García consideró que “es una cuestión de planificación y de seguimiento de las obras, porque la ejecución no es la misma que nos dicen los que están arriba. Nosotros no vamos a ir con los tapones de punta, sino que simplemente vamos a ir a mostrarles la situación, se llamó durante una semana a Vialidad y no se tuvo resultados”.

Urbanización

En ese sentido, remarcaron lo importante que sería que saliera el proyecto para urbanizar el barrio. “Cruzamos los dedos para que se dé”, expresó Sol García porque “son todos problemas de urbanización, calles, cloacas, agua. Acá la red de agua es una red clandestina, que hacemos los mismos vecinos. Me incluyo, lamentablemente, estoy colgada del agua de una manguerita negra finita porque es la única forma de tener agua de la red en mi casa. Hablamos de cosas básicas”, manifestó.

En tanto, Sigampa planteó que otro problema que tienen es la circulación del agua después de la lluvia por los pozos y zanjas, porque “es agua de los pozos, al no haber cloacas los pozos suben, se saturan, rebalsan y sale todo a la calle, va derecho a Las Tunitas y cae en De los Granaderos”.

Respecto a Uspallata, explicó que es “una calle doble mano que solo mide 2,80 metros de ancho y quedan los caños de agua que van a las casas al descubierto, cuando se lava la calle con la lluvia, pasa un auto, pisa un caño y deja 4 ó 5 casas sin agua. Nos pasa desde siempre. Y casi todas las semanas hay que llamar a Obras Sanitarias porque hay un caño roto.

“Hubo un caso de una ambulancia que no puedo pasar, hace 20 días tuvimos un hecho policial, y el patrullero no podían dar vuelta en u, se tenían que ir hasta la rotonda para dar vuelta y retomar. El tipo mientras tanto se escapó por Del Libertador”, contó.

Vieron con buenos ojos que se asfalte parte de Del Libertador, aunque admitieron que “es la que más mejoras ha tenido. Nos pone muy contentos porque es una calle muy transitada pero hay otras que están mucho peor. Del Libertador igual figura asfaltada en catastro ya en la década del ‘90, incluso martilleros cuando venden lotes ahí tienen que aclarar que no está asfaltada”.

Sol García agregó que “cualquier mejora es bienvenida, siempre que optimicen recursos, que no tiren la plata porque el resto del barrio necesita obras también. Y quizás hasta podemos lograr que se amplíe el recorrido de colectivo, que es uno de los pedidos que tenemos como comisión, porque los chicos que van a la escuela no tienen colectivo. Nos queda bastante lejos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario