Vecinos del barrio Don Bruno piden al Municipio respuestas por el estado intransitable de las calles

El Eco de Tandil estuvo en el lugar, donde observó los rastros de la fuerte tormenta que se registró el último lunes. Un importante barrial se extendía por distintas cuadras de la calle Bereterbide, en Maritorena y Movediza.
En una esquina un vecino, ya cansado del barrial que se genera y de los pozos que se llenan de agua, colocó un cartel que advierte: “Acá se hizo un desagüe sin salida”.
A unos pocos metros de allí, vive Alicia Malisia, una contribuyente de calle Bereterbide al 1200, quien decidió hacer público su reclamo, exigir una solución y contar cómo se hace para convivir todos los días con esta problemática.
En diálogo con El Eco de Tandil, la señora manifestó que “no pasan la máquina, no arreglan nada, hay más pozos que calles y uno llama a la Municipalidad y nos dicen que van a venir mañana y no vienen nunca. Llamamos todos y no nos hacen caso”.
Contó que sin ir más lejos “el otro día tomé un remís y no quería pasar porque dice que se le rompe el caño de escape por la gran laguna que hay en la esquina y que le cuesta más que el viaje. Esto es un desastre”.
Preocupada también ante la falta de respuestas, Ofelia Ledesma afirmó por su parte que ella pudo hablar con el Intendente, a quien le recordó la situación que atraviesa el barrio y le pidió urgente el arreglo de las calles. “El me dijo que no había problema, me tomó la dirección, todo, y no pasó nada”, remarcó la mujer.
Señaló que durante los días de lluvia los vecinos de Maritorena y Movediza, donde se encuentra el desagüe de la cloaca, tienen una problemática mayor: “Ahí se llena de agua porque baja de Bereterbide y Pujol, y de Pujol hacia Movediza también, y se estanca ahí. Y a la gente que vive en la calle Movediza, a mitad de cuadra, le sale agua de la cloaca por el inodoro y la rejilla, es un asco”.
Planteó entonces, junto a otro vecino que también se acercó hasta la vereda, que “si uno paga para que le pongan las cloacas, lo mínimo es que funcionen bien”.
“Hace un año que no pasa la máquina, queda el agua toda en la esquina, y ahora  llovió poco, pero cuando llueve mucho, toda la mugre y el agua entra” a las casas, describió Malisia.
Por lo tanto, ambas exigieron al Municipio que “arregle esto un poco, hicieron una zanja, pero nunca vinieron a limpiar para que siga circulando el agua, entonces, queda todo ahí”.
Un desagüe “sin salida”
En tanto, en la esquina de Maritorena y Movediza, al divisar la presencia del móvil periodístico, un grupo de vecinas también se acercó y se sumó al reclamo. Ellas son Marta, Yolanda y Claudia, quienes advirtieron que se trata del “eterno problema” que tienen, aunque aclararon que cada vez “está peor”.
Por su parte, Marta informó que “tengo un chico discapacitado y para subirlo a un remís se me hace un barrial impresionante. Lo que pasa es que hicieron un desagüe sin salida acá. Lo que ayuda a salir el agua es un agujero que hay ahí que cumple las veces de boca de tormenta”.
La vecina planteó así que si bien “estoy muy de acuerdo con que se hagan cosas de acá para allá”, ellas también pagan los impuestos con sacrificio y tienen el derecho a “algo”.
En este sentido, sostuvo que “se inaugura para allá y acá pareciera como que pasa de largo. A mí me da un poco de bronca porque está bien el adelanto, inauguraron hace poco unas cuadras en Quintana y acá pasan de largo, y Beiró está hecha un desastre”.
En tanto, Yolanda advirtió que “nunca nos regaron, nosotros vivimos en la tierra acá, nunca viene la máquina regadora. Si viniera un día, sería un milagro. Pasa por Magallanes dos veces en el día, pero acá nunca. Nos gustaría que acá pase aunque sea una vez por la tarde”.
“Cuando llueve esto es un mar”
“Yo estoy desde 1991 y siempre fue igual”, remarcó Marta. “Hubo un tiempito que parecía que se había puesto la calle bien, pero ahora como han abierto para hacer el barrio ese (Procrear), el agua baja de Beiró y es un desastre, va arrastrando todo para acá, ya que hay bajada”, describió.
Por último, su vecina Claudia aclaró que “habían venido a sacar tierra con los camiones municipales de Vialidad, que eso ayuda bastante al desagüe, pero acá se nos hace un barrial porque queda todo el barro que viene de bajada de Movediza y de Beiró. Decí que tenemos una vereda con pasto así pasa la gente, pero no se puede pasar con este barro”.
Y Marta remarcó que “en realidad muy poca ayuda hemos tenido para este barrio porque el gas y el agua los tuvimos por empresa privada, lo único que nos hicieron fue un plan piloto para la cloaca. Los servicios los tenemos, pero pagamos los impuestos y tenemos este barrial”.
“Estamos tapados de tierra y cuando se junta el agua es un mar”, concluyeron las vecinas del barrio Don Bruno. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario