Vecinos recibieron las actas de declaración de sus propiedades como “bien de familia”

Veinte vecinos recibieron actas de declaración de sus propiedades como “bien de familia”, en un encuentro desarrollado en el Palacio Municipal a partir de los trámites realizados por la Secretaría Legal y Técnica del Municipio, a través de la Dirección de Relaciones con la Comunidad.

El acto fue encabezado por el intendente Miguel Lunghi, quien estuvo acompañado por la Directora de Relaciones con la Comunidad, Zulma Ferreira y la encargada de la oficina de bien de familia, Paula Palavecino.

La figura de “bien de familia” se otorga para los inmuebles que no excedan las necesidades de sustento y vivienda del grupo que las habita, incluyéndolas en un registro inmobiliario especial para obtener mayor resguardo jurídico. Su importancia reside en que no son susceptibles de ejecuciones o embargos por deudas posteriores a su inscripción, como tampoco responden ante quiebras o concursos.

El Municipio, en labor conjunta con la Provincia de Buenos Aires, a través de la Secretaría Legal y Técnica lleva adelante los trámites como parte de los servicios que se ofrecen a la comunidad y que incluyen desde el acceso al sistema de mediación y escrituración social, hasta las gestiones de defensa de los derechos del consumidor.

La inscripción de un inmueble como Bien de Familia la realiza el propietario y en caso de ser más de uno lo deben realizar todos ellos, siempre y cuando tengan el parentesco exigido por la ley. Los beneficiarios del régimen pueden ser el cónyuge, sus descendientes o ascendientes o hijos adoptivos, aunque no convivan con el propietario.

En caso de no poseer dichos parientes, podrán ser beneficiarios los colaterales hasta el tercer grado de consanguinidad, por ejemplo sobrino o tío, con la condición de que vivan con el propietario.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario