Vecinos relataron el hastío de la inseguridad a las autoridades

Además de cerca de una quincena de vecinos, estuvieron presentes el titular de la comisaría Primera, Jorge Gómez, y el fiscal Fabio Molinero. También participaron del encuentro el presidente del Foro de Seguridad de la Tercera Carlos Costes, Osvaldo Freitas y Juan Carlos Tiseira, del Foro de Seguridad y Víctor Barzola de Uncota (Unión de Comerciantes Minoristas), uno de los organizadores de la marcha por la inseguridad.
Al inicio de la reunión, uno de los vecinos recalcó la importancia de que se encontraran presentes en la oportunidad por primera vez referentes de muchas instituciones en la misma mesa, enriqueciendo la reunión al brindar cada uno su perspectiva del tema.
El comisario Gómez resaltó su buena predisposición para trabajar para los vecinos y destacó que “yo puse al alcance de ustedes la voluntad para trabajar y escucharlos”.
Gustavo Ferraggine, uno de los frentistas, cuestionó: “¿Ustedes se pusieron a pensar qué pasa si hay un muerto? A mí me amenazaron varias veces y vivo entre rejas”.
Por otra parte, los vecinos resaltaron que ven más patrullaje últimamente, pero aseguraron que no es suficiente porque los hechos delictivos no cesan.
Una de las vecinas manifestó que “a nosotros nos marcaron las casas, tenemos gente vigilándonos las 24 horas del día, y no se hace nada con esas personas”.

“Mátelo”
 
A lo que Ferragine agregó: “Estoy harto de que me estén vigilando permanentemente, de no poder dormir a la noche. Me robaron por sexta vez”. Y contó que alguien que trabaja en fiscalía le dijo “mátelo y después vemos qué hacemos con usted”.
El fiscal Molinero, por su parte, quien se desempeña en las investigaciones vinculadas a estupefacientes y trata de personas, sostuvo que necesita más gente, ya que actualmente sólo cuenta con tres personas, además de la Subdelegación de Drogas Ilícitas para poder desempeñarse eficientemente en ese ámbito. Asimismo, el fiscal, que afirmó haber sido víctima de robos en varias oportunidades, aseguró que “hay muy pocos efectivos policiales”.
Además, explicó que los policías que están en investigación de narcotráfico pagan ellos mismos los viáticos porque Provincia no les brinda esos recursos. “Nosotros estamos haciendo menos del 10 por ciento de la droga que hay en Tandil. Para ir por más, la gente que trabaja conmigo tiene que manejarse en la misma línea, darme el personal y los recursos necesarios”, reclamó.
Varios frentistas cuestionaron el hecho de que la funcionaria Helena Berestain tenga custodia policial y ellos, que han sido amenazados en varias oportunidades, no. Y reclamaron que se tomen más medidas para paliar esta ola de inseguridad que los acecha.
 
Enrejados y amenazados
 
Gustavo Ferraggine explicó que “hace un mes que estamos armando una red de vecinos, y cada una de las reuniones que hemos tenido, logramos avanzar en cantidad de vecinos que se están animando, que están perdiendo el miedo, que están interesados”.
Respecto al encuentro manifestó que “estamos contentos, no vamos contra nadie, nos importa vivir tranquilos, no de la forma en que vivimos. Nosotros que somos gente de bien, que pasamos toda una vida en Tandil trabajando y vivimos enrejados, mientras todas estas personas que nos amenazan están sueltas”.
“Creo que eso se tiene que terminar, hay que perder el miedo, hay que seguir trabajando. Hemos logrado que las autoridades nos escuchen, que nos cambien las luces de tres cuadras, que nos desmalezaran toda la zona de Estrada y Brandsen que era una selva, han cortado el follaje de las plantas”, resaltó.
Agregó que “estamos logrando cosas, nos han escuchado, estamos agradecidos, con la Municipalidad, la policía, la gente de seguridad, el fiscal. Hay mucha bronca de los vecinos porque hemos escuchado cosas aberrantes que nos sorprenden (en referencia a lo que le dijeron en fiscalía)”.
En lo que concierne a las medidas que están tomando en el barrio, señaló que “hay cuatro manzanas a la redonda en las cuales algunos referentes estamos comunicados, especialmente esta cuadra que es de Vélez Sarsfield a Estrada, que es la que sufrió más. Por ejemplo, salimos a la madrugada a esperar al que viene, ésa es la vida que llevamos desde hace un mes. Nos sentimos desprotegidos”.
Evaluó la reunión como “muy positiva y hay que seguir avanzando. Si quieren juntar gente en la plaza hay que trabajar con todos los barrios, ver a la gente, consensuar ideas, que pierdan el miedo. Hay muchos vecinos que tienen miedo a tener represalias”.
“A mí ya me robaron seis veces pero que me toquen una hija es demasiado, porque le robaron los sueños, todo el futuro que ella tenía programado, le destrozan la vida, no quiere salir a la calle, ni a trabajar”, afirmó respecto al robo del que fue víctima su hija hace 21 días. 
Por último, concluyó que “si los vecinos no nos juntamos y empezamos a ejercer presión hacia arriba, no hay otra salida”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario