Vélez apareció sobre el final, derrotó a Tigre, y mantiene viva su ilusión en el Apertura

Vélez, con la victoria llegó a los 30 puntos, mientras que Tigre sigue en el fondo de la tabla de posiciones con tan solo 8 unidades.
El primer tiempo tuvo un desarrollo más que interesante, ya que ambos equipos siempre intentaron jugar pese al mal estado del campo de juego por la lluvia que cayó en Buenos Aires, y además apostaron al ataque.
Sin embargo ninguno de los dos desplegó un fútbol del alto vuelo y tampoco logró imponer su juego.
Pero dentro de ese contexto Tigre fue un poco más, a partir de la presión en la mitad de la cancha y la movilidad de Carlos Luna en la ofensiva.
De hecho el conjunto que dirige Diego Cagna contó con dos chances de riesgo muy claras.
Mariano Pasini tuvo la posibilidad de abrir el marcador en dos oportunidades dentro de la misma jugada, pero primero Fabián Cubero y luego Germán Montoya le ahogaron el grito al volante (10 minutos) y el arquero velezano volvió a lucirse ante un tiro de Luna (16).
Si bien el conjunto de Gareca tuvo menos tiempo la pelota, la manejó mejor y además dispuso de un par de chances claras para abrir el marcador.
Maximiliano Moralez exigió una buena intervención de Daniel Islas con un disparo desde una buena posición (14 minutos) y Gastón Díaz no pudo controlar una pelota dentro del área, solo ante el arquero local (23).
El partido transcurría entre las intenciones y las ganas de uno y de otro con una absoluta paridad, hasta que sobre los 26 minutos, el chileno Ponce “pescó” un balón perdido dentro del área para marcar el 1 a 0.
Tigre asimiló el impacto y tuvo el empate en dos ocasiones, pero un remate de Luna (37 minutos) y un cabezazo de Leandro Lázzaro (40) no encontraron el arco.
Vélez, por su parte, pudo liquidarlo, pero el disparo de Leandro Caruso (40 minutos) encontró una estupenda respuesta de Daniel Islas.
El inicio del segundo tiempo tuvo la misma intensidad del primero ya que Tigre buscó el empate y Vélez no se replegó y trató de definir el partido.
Lázzaro (1minuto) y Pasini (3) tuvieron el empate en sus pies, pero fallaron en la definición.
En tanto el árbitro Pablo Lunati no sancionó un claro penal de Islas sobre Hernán Rodrigo López (2 minutos) y tampoco expulsó a Lázzaro por un codazo a Papa (13).
Pero el encuentro siguió su curso y, con el transcurrir de los minutos, Vélez manejó el desarrollo del juego.
Tigre trató de llegar empate, pero cada vez tuvo menos ideas futbolísticas para lograrlo.
Y sobre el final Vélez selló el triunfo con goles de Papa (38 minutos) y de Ponce (45). El 3 a 0 fue exagerado, pero no hace más que reflejar la realidad de uno y otro equipo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario