Vélez doblegó a Racing y es el nuevo escolta

Vélez Sarsfield obtuvo anoche una justa victoria sobre Racing por 1-0, resultado que le permitió saltar al segundo puesto de la tabla del torneo Inicial, tras comenzar la duodécima fecha.
El equipo de Liniers llegó a las 23 unidades y quedó a tres del líder, Newell`s.
Por su lado, Racing quedó con 21 puntos y resignó una racha de cuatro encuentros invicto, con tres triunfos y una igualdad.
La única conquista que se festejó en el estadio José Amalfitani fue obra de Lucas Pratto, a los 15’ de la primera etapa.
Por lo hecho en los 45’ iniciales, el conjunto de Ricardo Gareca justificó el triunfo.
Por la actitud más ambiciosa, el “Fortín” mereció la ventaja que finalmente concretó, después de una lucida maniobra de Iván Bella, que sacó un remate que dejó corto Sebastián Saja y apareció Pratto para aprovechar el rebote.
El atildado funcionamiento colectivo de su zona central le permitió a Vélez acomodarse mejor en el terreno y sentar supremacía.
A Racing le costó hacer pie y prácticamente no visitó las inmediaciones del uruguayo Sebastián Sosa. Hubo mucha distancia entre sus líneas y tanto Diego Villar como Ricardo Centurión, ambos por las bandas, mostraron poca efectividad en llegar hasta el fondo y tirar centros.
Inclusive, Vélez podría haber extraído una diferencia superior en ese primer período, si el árbitro Sergio Pezzotta, de floja tarea, hubiese cobrado un penal que Claudio Corvalán le cometió a Facundo Ferreyra.
Racing también se vio perjudicado por el juez en ese primer tiempo, cuando Fabián Cubero le cometió una fuerte infracción a Centurión y no vio una segunda amarilla, cuando ya estaba amonestado.
En la segunda mitad, el equipo ganador le cedió terreno y pelota a su adversario. Pero al conjunto de Avellaneda, más allá del ingreso de un Mauro Camoranesi que intentó darle más prolijidad al traslado, le costó horrores fabricar situaciones de riesgo.
Recién en el minuto 38, con un disparo del pibe Centurión, la “Academia” dispuso de una ocasión más o menos favorable como para ilusionarse.
En suma, el equipo de Luis Zubeldía diseñó un opaco desempeño como en partidos anteriores. Sólo que en esta ocasión ni siquiera tuvo el guiño de un marcador favorable.
Lo de Vélez tampoco fue para el aplauso sostenido. Pero, por lo menos, sustentó el triunfo en su buena producción del primer tiempo y en una cohesión entre líneas que le permitió pegar en el momento justo y luego defender la ventaja.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario