Vence hoy la conciliación obligatoria en Loimar y los trabajadores volverían al paro

Los trabajadores de la empresa Loimar SA regresarían al paro, con el bloqueo a la entrada y salida de camiones incluido, si es que las negociaciones que mantendrán hoy con la patronal, al vencerse la conciliación obligatoria, no llegan a buen término.
El encuentro entre las partes, en conflicto desde el 18 de octubre pasado, tendrá lugar este mediodía en la delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, a cargo del doctor César Sosa.
Voceros de los empleados y representantes de la empresa ya participaron de una mesa de negociación el lunes pasado, pero, según manifestaron los protagonistas, no hubo acercamiento, lo que desencadenaría una nueva medida de fuerza.
Cabe recordar que la protesta se inició por el despido de 17 trabajadores y que en el medio tercia la puja entre el Sindicato Obreros Ladrilleros a Máquina y Anexos (Solma) y la Federación Obrera Ceramista (Focra).
El primero de los gremios es el que contuvo históricamente a los empleados de Loimar, hasta que decidieron desafiliarse en forma masiva para inscribirse en el de los ceramistas, en el que se sienten mejor representados.
Sin embargo, al no haber nuevos pronunciamientos oficiales sobre el encuadre sindical, Solma es el sindicato que defiende a los trabajadores en este conflicto y así lo hizo saber la empresa (que lo reconoce como legítimo representante), aunque los obreros sostienen que la situación se asemeja a ?dormir con el enemigo?.

Desmentida
de los obreros

Los trabajadores en conflicto se reunieron el martes por la noche en el Sindicato de Lecheros para ?desmentir las declaraciones del ingeniero (Guillermo) Edo, que dijo que un 80 por ciento de la gente estaba amenazada, y demostrar cuál es la verdadera familia de Loimar?, contestó Daniel Acosta.
?Eso es todo mentira. La gente que está actúa por su propia cuenta. Acá nadie presiona a nadie. Hay gente de 25, 30 años que no se la puede presionar, y esa gente lo que quiere es un cambio?, manifestó.
Acosta también rechazó que ?se hayan parado los camiones de manera brusca. Se les habló bien y los camioneros se tomaron las cosas con total tranquilidad?.
-¿Cómo se preparan de cara la última audiencia?
-Estamos dispuestos a llegar hasta las últimas circunstancias para lograr un cambio, estamos decididos a ir hasta lo último. Ellos han reforzado la guardia en la fábrica de forma innecesaria. No sé a qué es lo que tienen miedo, porque nosotros queremos trabajar y nada más. En ningún momento acá se habló de plata. Nosotros queremos desarrollar nuestra tarea y un sindicato que nos proteja ante cualquier inconveniente que nos surja.
-La empresa envió un comunicado con cuatro testimonios anónimos de trabajadores que no avalan el reclamo y denuncian amenazas ¿Qué opinión le merece esto?
-Hubo un grupo de personas que estuvo afuera con nosotros en el momento del paro. Después, cuando entraron a trabajar, les hicieron un lavado de cabeza. Pero son contados, no son más de cinco, cuando nosotros superamos los ochenta. Uno entiende su comportamiento, porque son personas mayores, y quizás pueden tener dificultad para volver a conseguir otro trabajo. Repito, es entendible. Pero hay otros que están en desacuerdo porque le deben algo a la fábrica. La fábrica les ha dado algo, o les ha hecho un favor, y por eso ellos están en deuda. Y nadie los presionó, ellos dieron un paso al costado, como se dijo en un primer momento y es lo que corresponde. Nadie les hizo ningún problema, porque es su elección, ni tampoco hubo amenazas. Esa es otra mentira. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario