Vergüenza en el rugby, vergüenza en la ciudad

Señor Director:

 El pasado martes 18 del corriente a las 21 entregué una carta a la comisión directiva del club Los Cardos, con la finalidad de manifestar mi dolor por lo ocurrido en el encuentro deportivo de divisiones inferiores con el club Hindú, hecho de público conocimiento.
He sido socio fundador y jugador, mis hijos se criaron y practicaron rugby, los varones, y hockey, las mujeres, guardando los mejores recuerdos y amigos desde aquellos tiempos.
Hoy, ya abuelo, acompaño a mi nieto, para quien el club se ha convertido en el  espacio de encuentro fraterno y caballerosidad, donde la discriminación no tiene cabida.
Azorado, me entero que adultos dejando de lado toda ética, respeto y espíritu democrático, dirimen sus diferencias sectoriales e ideológicas, en el marco menos apropiado, agregando a ello la humillación a un niño inocente, sentando así un precedente vergonzoso donde todo aquello con lo que no se acuerda se ?saca del medio?.
Sabiendo que jamás fue ese el espíritu generoso de sus fundadores, quiero hacer público mi repudio hacia aquellos que ignorando que los intereses de sectores se dirimen en el Congreso de la Nación, han empañado en la ciudad y la Provincia, la larga y límpida trayectoria de Los Cardos.
        Hernán Martín Iparraguirre
        DNI 5.367.780

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario