Vicky Xipolitakis demandará a los pilotos por acoso sexual

La vedette Victoria Xipolitakis denunciará por “acoso sexual” a los pilotos que le permitieron viajar junto a ellos en la cabina de un avión de la empresa Austral en un vuelo a Rosario, al tiempo que reclamará que Aerolíneas Argentinas deje sin efecto la prohibición que le impuso por cinco años para subir a sus aeronaves.

“Esto es un escándalo para todos, no tiene calificativos, pero ella no ha sido la protagonista, había gente responsable. La única autoridad consciente del riesgo es el comandante, con lo cual si pretendemos responsabilizar a una persona a la que conocemos por actos relacionados a cierta inmadurez, estamos errando el camino”, señaló el abogado Fernando Burlando, abogado de la mediática

vedette.

El letrado explicó que “si bien en principio puede aparecer como responsable (en referencia a su cliente), los responsables son el comandante y el copiloto”.

“Seguramente los vamos a denunciar por acoso sexual. La mujer, cuando es abordada, no tiene reacción directa y eficiente como un manoseo cuando le ponen el cinturón de seguridad”, indicó en declaraciones a la prensa.

El abogado defendió la conducta de la mediática vedette al argumentar: “Hay una cuota de responsabilidad moral en ella, pero tenemos que deslindar responsabilidades”.

“Yo creo que Victoria hizo un video para mostrar porque sabía que era un situación no sé si prohibida, pero si sabía que estaba haciendo cosas que no hace cualquier pasajero. Lo que no sabía es que estaba poniendo en riesgo a todos los pasajeros”, precisó.

Burlando admitió que, además de defender a la vedette, asumió la representación legal de “unos cuantos pasajeros” del escandaloso vuelo, quienes procurarán un resarcimiento por parte de la aerolínea al considerar que su seguridad fue puesta en riesgo por empleados de la empresa.

Según explicó, la estrategia de la defensa apunta a la responsabilidad que tiene el comandante en un avión y el poder de mando que tiene sobre la aeronave.

“Fundamentalmente quiero decir que (Xipolitakis) fue convocada por el comandante y un comandante, que es una especie de juez de instrucción. Arriba del avión puede hacer un certificado de defunción, tiene potestades, es el protagonista absoluto”, afirmó.

Además, anticipó: “Vamos a tratar de plantear la ignorancia de Vicky Xipolitakis sobre los alcances de lo que hacía”.

El letrado anticipó además que reclamarán que Aerolíneas Argentinas deje sin efecto la prohibición por cinco años que le impuso a la vedette para viajar en sus aviones, por entender que la medida imposibilita el trabajo artístico de Xipolitakis, que básicamente tiene lugar en el interior del país.

Burlando confirmó también la entrega a la justicia del teléfono celular de la “Griega”. Se trata del aparato con el cual la vedette se filmó presente en la cabina de vuelo de un avión de Aerolíneas Argentinas y por la cual ahora ella y los dos pilotos afrontan una causa penal a cargo del juez federal Sergio Torres.

El viernes fueron allanados los domicilios de los pilotos Federico Soaje y Patricio Zocchi y se secuestraron tres teléfonos celulares, uno de los cuales contiene imágenes de la vedette en la cabina de vuelo.

Un dato curioso del caso surgió cuando por medio de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA) la Justicia hizo consultas de los domicilios de Xipolitakis que tiene declarados y surgió que uno es en un cuartel de bomberos en Rosario y el otro un terreno baldío.

El viernes pasado, el fiscal federal Carlos Rívolo imputó a Xipolitakis y los dos pilotos y pidió una batería de medidas de prueba.

El insólito episodio ocurrió el martes pasado durante el vuelo 2708 de la compañía estatal con destino a la ciudad de Rosario y ni bien se difundió el video los dos pilotos fueron echados de la compañía. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario