Víctor de Antón encontró la muerte en los Saltos de Moconá, Misiones

Precisamente el hombre, conocido por su profesión de ingeniero agrónomo pero también por su intensa actividad con la distribución de motos y cuatriciclos Polaris, lo había llevado a realizar por éstos días una de sus pasiones, las travesías, que promocionaba y realizaba en lugares emblemáticos de la Argentina, como Mendoza, Catamarca, Santa Cruz, Tierra del Fuego y, en este caso, Misiones, más precisamente en los Saltos de Moconá, a unos 15 kilómetros de la ciudad El Soberbio.

El Soberbio es una pequeña ciudad que está muy cerca de uno de los paisajes más bellos y poco explorados del país, que si bien tiene un acceso restringido, constituye un lugar elegido para las travesías: los Saltos del MoconáSe trata de un sorprendente cañón de 3 kilómetros de largo, con caídas de agua paralelas a su cause, que es parte del Parque Provincial Moconá. Este incluye también a la biosfera Yabotí, un refugio natural incomparable.

Los Saltos hoy atraen sobre todo al turismo extranjero con múltiples actividades de ecoturismo como tours en 4×4, camping y navegación en lancha, gomón o canoa, entre otras.

Justamente de Antón promocionó y organizó esta actividad que lo llevó al lugar detallado. En esta oportunidad, no había otros tandilenses, sí varios ciudadanos uruguayos.

Por causas que tratan de establecerse (la policía de dicha localidad no pudo brindar mayores precisiones al cierre de esta edición), el tandilense, que tenía su domicilio en calle Ituzangó y Monseñor de Andrea y su local de agronomía en Colectora Pugliese al 1138,  habría sufrido una descompensación cuando circulaba en el cuatriciclo y cayó en un barranco, culminando en el fatal desenlace.

De Antón era un vecino que además de conocido por su actividad comercial era reconocido por su actividad social, por ejemplo, en la comisión de ex alumnos de la Escuela Granja, donde egresó y siguió trabajando incansablemente. Apoyó también distintos emprendimientos deportivos, que lo llevaron a cosechar una notable cantidad de amistades que por éstas horas no dejan de conmoverse frente a la luctuosa noticia.

Según este Diario pudo confirmar, desde la casa velatoria Casa Crespo, Iacaruso y Santillán SRL, estaban al aguardo del traslado del cuerpo que realizaba una firma de dicha provincia,  y se especulaba que en las próximas horas estaría arribando a Tandil para su sepultura en lugar a confirmar.

También trascendió al respecto que la mujer de la víctima, Adriana Ciocca, ayer por la tarde había recibido la lamentable información y había viajado hacia el destino para reconocer el cuerpo y realizar los pasos administrativos de rigor para el citado traslado. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario