?Vine a desenmascarar lo que está pasando acá?, expresó el doctor Edgardo Marín

El lugar elegido no fue casual, ya que el profesional porteño que se reconoció de extracción justicialista y que desea comprar el restante 50 por ciento y reflotar el proyecto original de instalar una clínica en el lugar, ubicado en pleno corazón de Villa Italia, cuenta con el apoyo de la CGT y los distintos gremios, como AOMA, UOM y otros.
El doctor Marín inició su diálogo con Multimedios El Eco, respondiendo a las declaraciones del doctor Ramón Iborra, representante de los profesionales propietarios del otro 50 por ciento, que en una nota a este Diario había declarado que ?en once años, Marín nunca había intentado comprar su parte ni retomar el proyecto original?.

?Quise comprar en
2005 y la oferta de 600
mil pesos fue rechazada?

En ese sentido, expresó que ?en primer lugar quiero aclarar que los dichos del doctor Iborra no son ciertos, ya que puedo comprobar que en 2005 hice una oferta, antes de empezar con las acciones judiciales. La oferta de ese momento fue de 600 mil pesos y fue rechazada. Los gastos de mantenimiento del lugar cerrado, que siempre estuvieron a mi cargo, y este rechazo motivaron que iniciara un juicio de división de condomio y ahora tenemos una sentencia de subasta?.
Continuó diciendo que ?ahora lo único que estoy esperando es que el Juzgado cumpla la sentencia de subasta como corresponde, porque es un funcionario público al que le pagamos el sueldo nosotros. El viernes iniciamos una presentación en la que solicitamos con las normas del pronto despacho y el Juzgado tiene 48 horas para contestarme y poner nueva fecha para la subasta?.
-De los tantos rumores que corren alrededor del tema, uno de ellos habla de que usted quiere comprar barato en subasta y luego vender caro, es decir, hacer su negocio y no realizar el proyecto…
-Primero, el que ofertó la compra del Policlínico fui yo y el negocio lo hice yo con la obra social y oferté el 50 por ciento y el resto, ellos ya lo compraron barato aquella vez porque lo pagaron en 24 meses. De todos modos, si era un negocio inmobiliario, en ese caso era mío, pero mi idea siempre fue hacer un sanatorio. En segundo lugar, cuando en su momento les hice la oferta, no quisieron; ahora está la instancia de la subasta y allí, el que compre, se lleva el edificio, puedo ser yo o puede aparecer un privado que se lleve el lugar.
-¿Le molestó que el Gobierno local haya tomado intervención, sugiriendo además que el destino final del ex-Policlínico sea el Poder Judicial?
-Ni me molesta ni me deja de molestar. Es muy sugestivo que el poder político local tome partido en un litigio de privados.
-Dice que es sugestivo, ¿qué entiende por esa toma de posición?
-La verdad es que no sé qué entender, porque las neuronas no me hacen mucha sinapsis, pero tengo que averiguar bien quién maneja la Clínica Chacabuco y ver bien cómo es la historia. La verdad es que desconozco bien la historia, no soy ni nacido ni criado acá, pero cuando tenga todo claro sobre el tema, voy a poder hacer una declaración, no tengo datos fehacientes…
-¿Entiende que no quieren que monte una nueva clínica en el lugar?
-No, yo entiendo que quien es médico y conoce algunos de los parámetros sanitarios, no puede decir que en Tandil no faltan camas. La Organización Mundial de la Salud dice que tiene que haber 4,5 cada mil habitantes. Acá tenemos 130 mil habitantes, 300 camas; por lo tanto, hay 2 camas cada mil, por lo que hay algo que no me cierra. Si soy médico y sé eso, ¿cómo me puedo oponer a que haya otro efector de salud que no le pide plata a nadie? La idea es crear un sanatorio para competir, ¿o no queremos competir o los pacientes en Tandil están tan bien atendidos que no necesitan otro efector de salud?

A favor y en contra

-Cuenta con el apoyo de los sindicatos…
-Sí, será que la CGT tiene una problemática de salud en la zona que no sabe cómo resolver y esto puede ser una solución o al menos, una alternativa a los problemas que tienen.
-Entre otras cosas, también se lo cuestiona a usted, sobre el origen de sus fondos y esas cosas…
-Lo único que tienen que hacer es meterse en la DGI y ver mi declaración de ganancias. Si alguien tiene algo que decir que haga las denuncias, pero que las hagan con pruebas. Pero eso sí, como estoy tan cansado de que se diga cualquier cosa, ya mis abogados, tanto aquí en Tandil como en Buenos Aires, tienen instrucciones de accionar judicialmente contra todas las personas que hablen sobre mí sin motivos, calumniando o diciendo injurias.

El proyecto

-En caso de poder llevar el proyecto adelante, ¿cuáles serían los plazos?
-En principio hay que hacer un relevamiento total de las instalaciones  para ver su situación y adaptarla al nuevo equipamiento, pero una vez destrabado todo, creo que en seis meses ya podríamos estar hablando de la puesta en marcha de al menos un sector del policlínico, iniciando en primer lugar con el área de maternidad y tenerlo habilitado por completo más o menos en un año o año y medio. No nos olvidemos que todo el equipamiento llega de Alemania y hay que hacer los convenios y eso lleva algún tiempo de trámites administrativos y de financiación de equipamientos, como se estila en estos casos cuando se hace un sanatorio nuevo en cualquier parte del mundo.
-Desea comenzar con el área de maternidad, ¿podría llegar a trabajar en forma mancomunada con el Hospital de Niños de la ciudad de Tandil?
-Nací en un barrio muy tranquilo de Buenos Aires, soy hijo de laburantes. Tengo una extracción peronista, justicialista y gremial. Voy a orientar este sanatorio a los trabajadores, si esa es su pregunta.
-Se va a mantener entonces ese perfil, ya que recordemos que se inició como Policlínico Ferroviario…
-Así es, y les digo que va a ser el Nuevo Policlínico Ferroviario y va a estar dirigido a la gente de Villa Italia y a los que fueron gestores de esto, los ferroviarios y ex ferroviarios, y a todos los trabajadores. Por supuesto, el indigente, al Hospital público. Las instituciones gubernamentales requieren que compartamos y nos interrelacionemos, ya que hay que ayudarse mutuamente, por supuesto que estamos de acuerdo porque eso debe ser así.
-¿Usted será el director del nuevo centro?
-Para ser director hay que instalarse acá y desgraciadamente, esto no es lo único que hago y para que yo pueda estar acá e invertir debo trabajar en Buenos Aires, pero vendré muy seguido y voy a nombrar a alguien que esté acá y sea de Tandil, obviamente. Les quiero decir que, en principio, cuando empecé con esto, el director del sanatorio iba a ser quien ya no está con nosotros, el doctor Juan Carlos Estein.

Para el trabajador

-¿Será un centro abierto a la comunidad?
-Sí, por supuesto, será para quien quiera atenderse aquí, pero quiero hacer entender que hay personas que si tienen algún inconveniente pueden acceder a otro centro de salud o viajar a Buenos Aires, pero hay personas, un trabajador que gana 1500 ó 2000 pesos por mes, tiene que esperar, hacer colas y no tiene las mismas posibilidades de viajar, por eso estoy reunido con los gremios, porque esto va a tener una clara orientación a los trabajadores y para los vecinos de Villa Italia que para atenderse tienen que cruzar toda la ciudad y eso es inentendible.
-Esto genera muchas expectativas, sobre todo en el barrio Villa Italia, ¿es optimista con respecto a que esto se pueda realizar?
-Yo a esta batalla la pierdo porque acá estamos luchando contra la corporación médica, la de abogados y también, el poder político. La verdad es que la única forma en que se pueda destrabar va a ser con el apoyo de la gente que sí quiere un sanatorio, no va a haber intendente, abogado ni médico que pueda torcer la voluntad de esto, pero lo único que pido es el apoyo de la gente para esto.
-¿Ha tenido acercamientos con los médicos de Tandil? ¿Qué opinan?
-La mayoría de los médicos que trabaje en este nuevo efector de salud, obviamente va a ser de Tandil y cuando hablo de corporación, ustedes saben muy bien que están manejadas por algunos y no es la opinión de todos. De los 20 médicos de los que se habla que tienen el otro 50 por ciento, no creo que sean todos los que no quieran un policlínico, de hecho, off the record algunos me lo han manifestado así, lo que pasa es que los dirigentes de los médicos se oponen a este nuevo proyecto, pero no quiere decir que todos los médicos lo hagan.
-¿Se pueden conocer los nombres de los médicos que lo apoyan?
-En realidad, me han pedido por favor que no los nombre, porque no quieren tener problemas en los centros de salud en los que están trabajando, por lo que creo que algo está pasando, pero no es mi trabajo averiguarlo…*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario