Violento asalto a un empresario cuando salía de su vivienda

El caso fue confirmado pocas horas después de lo ocurrido por su padre, Edgardo Vázquez, quien explicó que al resistirse a que los delincuentes ingresaran a la casa y pusieran en peligro a su esposa e hijo, Gastón recibió un golpe en la cabeza.
Los malvivientes finalmente lograron ingresar a su casa y tras alzarse con dinero, cheques, documentación y elementos personales, se dieron a la fuga. La víctima, en tanto, tuvo que ser asistido y recibió tres puntos de sutura.
“Hoy (por ayer miércoles) a las siete, Gastón salía de la casa, cuando sale aparecen tres personas que estaban escondidas, hay alarmas, menos en ese lugar… Lo tratan de presionar, él se defiende, golpeándose con uno, le pegan un golpe en la cabeza y lo presionan pidiéndole dinero”, relató Edgardo, su padre.
Detalló que los delincuentes “se llevaron celulares y cositas chicas porque andaban a pie”, y relató que “la policía y nosotros estuvimos preguntando por el vecindario y salieron para el lado de la ruta caminando los tres, muchachos jóvenes”.
El empresario describió luego que fue “un momento malo” pero que su hijo “está recuperándose y con una entereza importante, defendió a su señora y al nene que no lo tocaron, fue un robo más de los que hay, en donde se presionaba y se exigía 100 mil pesos que estaban en una caja, tiraron todo, buscaron, pero la caja era de zapatos y estaba vacía”.
“Los Vázquez nunca vamos a tener una plata así junta y en la casa, menos”, aclaró.
Sobre si sospecha que fue un atraco premeditado, el empresario tandilense dijo que “nosotros nos manejamos en un montón de lugares y alguien habrá dicho alguna cosa al boleo, que tenía 100 mil pesos en una caja, cosa de locos, no sé quién puede haberlo dicho”.
Aseguró que “nadie tiene un peso en la casa, lo tenemos en el bolsillo y es lo que se llevaron, más las dos notebooks que tenía en el auto, dos o tres celulares y algo más. Está toda la policía, la gente de la comisaría Tercera, de la Primera, vino también Pablo Esquivel de la Municipalidad”.

La solidaridad de la gente
 
Pese al violento episodio que protagonizó su hijo, Vázquez resaltó “la muy buena predisposición de toda la gente que nos conoce, de los amigos que nos llaman, la prensa que también llama para que de alguna u otra forma podamos decir que le devuelvan los documentos, que lo tiren en algún lado y alguien lo encuentre. Los cheques no les sirven para nada porque estamos haciendo la denuncia, la plata ya está y lo demás que lo traten de dejar en algún lado donde alguien lo encuentre para no perjudicar tanto porque necesitamos viajar todos los días”.
Estimó que lo robado en dinero en efectivo sería “una suma entre bolsillo y lo de la casa de 10 o 15 mil pesos”, pero aclaró que no lo sabía con exactitud.
Insistió luego en agradecer y resaltar “la predisposición de todo el mundo que vino a ofrecerse a acompañar a mi hijo y a toda su familia. El nenito no alcanzó a darse cuenta de nada, gracias a Dios. Está todo bien, sin problemas, pérdida de algo y nada más, Gastón ahora con sus tres puntos seguirá trabajando y será una experiencia más de vida; muy fulera, por supuesto”.
Y concluyó: “Lo bueno es el acompañamiento de la gente, estamos en Tandil y acá nos queremos mucho todos. Somos unidos para estas cosas”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario