Virginia Galán y Soledad Afra organizan una suelta de libros

Las organizadoras, Virginia y Soledad, son docentes de inglés en Tandil. En un libro de texto encontraron una noticia sobre “book crossing”, un movimiento mundial que comenzó en 2001 y se fue replicando en el mundo, y quisieron implementarlo en Tandil.
Entonces, este sábado, quien lo desee podrá acercarse, dejar un libro y llevar otro, ya que “todos tenemos un libro que leímos y no volveremos a leer y podemos soltar”, explica Virginia.
De este modo, con el gesto de ceder un libro, estos comienzan a circular para formar parte de una biblioteca libre y mundial.

El proceso
 
Los tandilenses podrán acercarse a la glorieta con un libro para ser etiquetado con un código que indique que es parte del “book crossing”. En este primer encuentro se registrará cada libro con el nombre de la persona, de dónde es y quién se lo llevó. Luego, cada quien tendrá el compromiso de subir el libro a la página de Book Crossing, cada vez que cambie de dueño.
Poco a poco se espera ir educando al público para que cuiden los libros, los lean y los suelten para que lleguen a otros. Simplemente es necesario que nadie deje de registrar cada movimiento para saber dónde está el libro, quiénes lo leyeron y  cuál va siendo su recorrido.
 
“Book crossing”
 
Es la Biblioteca Mundial, es la fiesta de la literatura y un lugar donde los libros cobran una nueva vida”. “Book crossing” es el acto de dar a un libro una identidad única, de manera que, como el libro pasa de lector a lector, se pueda seguirlo e interconectar a sus lectores. Actualmente existe más de 1 millón de “book crossers” y más de 9 millones de libros viajando por 132 países.
 
Misión y acción
 
El objetivo de de la propuesta es conectar personas a través de los libros, dando nueva vida a los libros y, en vez de dejar que se llenen de polvo en nuestra biblioteca, que pasen a manos de otras personas.
Cabe mencionar que los registros on-line y el sistema de seguimiento de los libros permiten a los miembros del “book crossing” conectarse con otras personas y seguir cómo sus libros cambian vidas a través del proceso de lectura y liberación.
Las personas usuarias de esta modalidad pueden etiquetar y seguir sus libros individualmente. Para ello simplemente tienen que escribir en sus libros el código BCID (Número de Identificación de Book Crossing).
 
Los inicios
 
La web de Book Crossing se lanzó el 21 de abril de 2001 y se convirtió en una forma divertida de compartir y seguir libros a la vez que se está interconectando a la gente empleando los libros como arquitectura que facilita una “Gran conversación”.
El equipo tiene su base en Sandpoint, Idaho, Estados Unidos. Sin embargo, la web no podría funcionar sin el voluntariado, que se expande por todo el mundo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario