Walter Villarruel informó que funcionan sólo ?una o dos? cámaras del sistema de fotomultas en Tandil

Ante esta situación, la ganadora de la licitación, la empresa Sol, se encuentra trabajando en su reparación.

En diálogo con El Eco de Tandil, el funcionario local aclaró que la Dirección sólo se encarga de recibir la fotomulta, imprimirla y notificar al infractor, pero que todo lo que tiene que ver con el funcionamiento, colocación y calibración de las cámaras es una tarea de la empresa Sol, “la concesionaria”, dijo.

“Lo que sí hoy hemos notificado y nos ha notificado la empresa es que, a través de tormentas eléctricas, algunas se han quemado, lleva tiempo calibrarlas y ponerlas en funcionamiento. Hoy están funcionando una o dos, y nosotros recién sabemos que están en funcionamiento a la hora que recibimos la infracción de la misma”, indicó.

Sobre los plazos de reparación de las cámaras que resultaron averiadas, el director explicó que “en realidad a la empresa se la notifica del no funcionamiento, que de hecho, ellos son los que acusan recibo antes porque son los que tienen en su poder el monitoreo y la situación de las cámaras, si funcionan o no”.

Aseguró así que “las cámaras están en este momento para reparar, lo que sí lo que nos han expresado a nosotros es que después la calibración y la puesta en marcha para que no cometa errores, es técnicamente complicado. Por este motivo, tardan un tiempo determinado para que funcione plenamente y bien”.

Sin embargo, Villarruel consideró que el sistema es efectivo porque argumentó que  “a partir del anuncio de que en los semáforos puede haber una cámara, la gente se cuida mucho más, lamentablemente por no evadir la norma sino por la posibilidad de que pueda ser sancionada”.

 

“Tomar conciencia”

Por otro lado, respecto a cómo viene funcionando el sistema desde su instalación y puesta en marcha hacia agosto del año pasado, y sobre cómo actuaron los usuarios al saber de su existencia, el director de Control Urbano Vehicular advirtió que “en realidad, a veces es lo que implica esto de que cuando sos controlado, te cuidás más, nosotros pretenderíamos que uno no infrinja la ley de tránsito por una cuestión de conciencia propia, pero bueno, al saber que puede haber una cámara en algún semáforo, la gente se cuida. La medida de las fotomultas ha atenuado un poco el cruce de la luz roja o girar a la izquierda”.

“Al principio fue un monto no muy elevado pero sí importante de infracciones y, a correr este tiempo, nosotros recibimos cada 15 días las infracciones y –remarcó- se van reduciendo muchísimo en los lugares en donde ha sido infraccionado”.

Detalló por último que al principio la más habitual fue “la obstrucción de la senda peatonal; en segundo lugar fue el giro a la izquierda en semáforos en donde no se permite; y en tercer lugar fue cruzar el semáforo en rojo. Pero no difería mucho la cantidad”.

“Lo que sí –subrayó- hoy se nota muchísimo que ya no están infraccionando por obstrucción de senda peatonal, es decir, que la gente se está acostumbrando de que hay una cámara que lo puede sancionar”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario