fbpx A 60 años de la primera Farándula, los precursores quieren reencontrarse y poner en valor aquel espíritu – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

A 60 años de la primera Farándula, los precursores quieren reencontrarse y poner en valor aquel espíritu

Fueron responsables de llevar adelante la originaria celebración, que surgió de una profesora correntina del Colegio Nacional. En 1960 no sabían que esa idea quedaría instaurada en los alumnos de Tandil para siempre. "Hoy gastan mucha plata", dijeron. Invitan a los de aquella generación para que se sumen a la celebración, ya que el 18 de septiembre se cumplirán las tres décadas de ese espectáculo.

El Eco

“Fue una idea tan linda, loca y adolescente”. Así describieron María Inés Larroque y Pablo Roberto Magliore a la propuesta en la que se aventuraron allá por 1960, motivados por Lilia Giménez Paz de Acevedo Díaz, por entonces profesora de Geografía.

Ambos estaban cursando sus clases en el Colegio Normal, ella en segundo y el en quinto año del secundario, formando parte así del primer curso en organizar la Farándula que hasta hoy sigue vigente en las escuelas de la ciudad.

El próximo 18 de septiembre se cumplen 60 años de aquel desfile y tienen la intención de juntarse con más compañeros que hayan participado del mismo, por lo que invitaron a escribir a cualquiera de ellos a [email protected] o [email protected] y sumarse a la convocatoria para reunir material y celebrar con el mismo espíritu.

Según contaron los protagonistas, ya contactaron a Silvia Gallego, que fue la primera reina. Gracias a las redes sociales dieron con ella, que actualmente vive en el sur, por lo que no podrá estar presente. A su vez, recordaron que Larroque fue la primera princesa y Alicia Roca, la segunda.

“La intención es armar y acercar todo tipo de material”, indicaron y mencionaron que Magliore siempre tiene a mano un libro escrito por su curso que se llamó “Gallo Verde”, que funcionó como una especie de diario del grupo.

Espíritu y creatividad

María Inés y Pablo fueron novios por aquellos años, ella tenía 13 y él 15. Sin embargo, la vida transitó para ambos por distintos caminos. Pasaron matrimonios, hijos y divorcios y se volvieron a encontrar después de 55 años, actualmente hace cuatro años y medio que están juntos.

Ellos rememoran con cariño lo que fue aquel evento, sin imaginar que siga vigente hasta hoy en día, aunque con algunos cambios. “Queremos recordar aquel espíritu”, aseguraron y contaron cómo fue que surgió todo.

“Teníamos una profesora de geografía que tenía un particular acercamiento con el curso y nos contó que en algunas provincias se hacían estas fiestas y que estaría bueno replicarlas en Tandil”, dijo Magliore.

Al parecer, la maestra correntina, Lilia Giménez Paz de Acevedo Díaz, le iba mencionando lo mismo a cada curso, que con entusiasmo tomaba la idea y empezaba a prepararse para el show. Sin embargo, nadie sabía si realmente se iba a hacer, ni que cada uno por su lado estaba preparando el sketch.

“Salió algo inesperado que le cambió la cara a la ciudad”, enfatizaron coincidentes, manifestando incluso que es un evento reconocido como los más importantes de Tandil.

Ahora, con una situación compleja para poder reunirse todos, buscan igualmente poner en valor todo lo que en ese momento hicieron. En este sentido, además, tienen el objetivo de transmitirles a los chicos de estas nuevas generaciones que no gasten tanto buscando asesorías o coaching. “Hoy destinan mucho dinero, tienen que saber cuál era el verdadero espíritu, lo hacíamos con menos recursos y apelando a la creatividad”, señalaron.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • La Farándula se desvirtuó a partir, de, exactamente, lo que dice esta gente: se buscaron mensajes grandilocuentes, que necesariamente debían apuntar a problemáticas políticas o ambientales, etc. etc. Se politizó. No digo que eso no deba incluírse, pero el origen fue de divertimento, centralmente, sin gastos ni inversiones delirantes. Y otra cosa: los viejos desfiles tenían inmediatez, eran sketchs que los apreciaba tanto el público de Rodríguez y España, como el de la Plaza. El mensaje, o el show cómico, eran permanentes en todo el trayecto. Hoy desfilan caminando, hasta llegar al palco, donde actúan el show para el jurado. El resto solo ve pasar a unos cuantos chicos amontonados. Y participaban todos los cursos, no solamente los quintos.

Deja un comentario