A la espera de soluciones a sus reclamos, el Movimiento 1 de Octubre finalizó el corte de ruta

La organización social se movilizó durante la jornada del jueves para impedir el tránsito en la Ruta 226 a la altura de Pedersen. Tras acampar en la banquina toda la noche, pasado el mediodía de ayer levantaron la medida de fuerza y quedaron a la espera de que se abra una mesa de diálogo con referentes del área de Desarrollo Social de la Nación para articular soluciones.

Luego del mediodía de ayer, los manifestantes pusieron fin al corte de la ruta 226.

El Eco

Pasado el mediodía de ayer, el corte efectuado en la Ruta Nacional 226 a la altura de Perdersen por la organización social denominada Movimiento 1º de Octubre, cuyos referentes son Griselda Altamirano y Jorge Lezica, fue levantado y se normalizó la circulación en ese sector.

La medida de fuerza se generó en la jornada previa, ante la falta de respuesta que tuvo el petitorio que el movimiento presentó el 11 de septiembre pasado, tras una marcha en la zona céntrica. En ese pedido se condensaron ejes de discusión como la democratización de la tierra; trabajo genuino con salario digno; Salario Mínimo, Vital y Móvil por encima del límite de la pobreza en toda la Argentina; basta de despidos en el Estado y el sector privado. Además, se puso en disputa la realización de la segunda edición 2018 de la Expotan, a la que consideraron como “la fiesta de la oligarquía”.

Más de 200 personas permanecieron en el espacio público, y entre ellos había muchos jóvenes y niños que forman parte de la organización y decidieron participar de la manifestación “cansados de ser relegados a la pobreza”.

Las exigencias se singularizaron en la persona del actual director de Trabajo y Empleo de la Región Pampeana, Gonzalo Santamarina, a quien acusaron de no poder generar trabajo en su propia ciudad. El funcionario se acercó pocas horas después de iniciada la protesta a conversar con los manifestantes que requerían una respuesta de su lado, pero la reunión entre las partes fracasó porque Santamarina consideró “inviables” los pedidos efectuados. Posteriormente, el movimiento ratificó la medida y acampó toda la noche en la banquina, manteniendo la interrupción de la vía nacional.

El levantamiento del corte 

Según había expuesto la dirigente Griselda Altamirano, estaba prevista una movilización hacia la Expotan, pero finalmente desistieron de continuar la protesta en el evento. Frente a esta posibilidad, en las cercanías del predio de la Sociedad Rural se desplegó un gran operativo policial para evitar disturbios. Cabe destacar que no hubo incidentes ni enfrentamientos entre los manifestantes y quienes desarrollaban sus tareas en la tradicional muestra.

“Esperamos definiciones, podría haber una mesa de diálogo con Desarrollo Social de Nación para que hagan de nexo con otros actores. No queremos que recaiga en la asistencia, es evidente que no hay voluntad política”, sostuvo Altamirano en declaraciones a este Diario. La propuesta acercada incluye una reunión con representantes de la Dirección Nacional de Asistencia Crítica (Dinacri), que pertenece al área de Abordaje Territorial de la cartera que maneja Carolina Stanley.

La referente defendió el posicionamiento de la agrupación e insistió en que el motor de la protesta es salir de los planes sociales, en contraposición a los argumentos que la opinión pública suele verter cuando se originan este tipo de reclamos. Según su relato, para que esto sea posible el Estado debe proponer alternativas, ausentes hasta el momento.

Antagonismos manifiestos 

Con respecto a las palabras del jefe comunal en la apertura de la Expotan, que consignó como “trasgresor de la ley” el corte de ruta, manifestó que la medida adoptada tiene su correlato en el corte de rutas que el sector agropecuario llevó adelante en el año 2008 para oponerse a la resolución 125, que aplicaba mayores retenciones a la soja.

“Al igual que cuando la oligarquía cortaba la ruta en 2008, cualquiera que forme parte del Estado va a decir  lo mismo, aunque habría que recordarles que en 2008 algunas cosechadoras se subieron a la vereda de la municipalidad. Parece que algunos no tienen memoria y se trasgrede o no la ley depende quién lo haga”, se despachó.

Consultada sobre la continuación del plan de lucha, Altamirano  aseguró que las diferencias con Gonzalo Santamarina siguen en pie y “no tiene nada para ofrecer”. “La pelea va a seguir, hace falta que se haga cargo de la situación  que se vive, se asustó porque ponemos en duda la propiedad privada”, remarcó.

Además, confirmó que si las respuestas se dilatan, efectuarán un bloqueo al Ministerio de Trabajo por tiempo indeterminado, “hasta que (Santamarina) dé respuestas o renuncie si le queda grande el lugar de funcionario”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario