fbpx Aclararon que las posibilidades de detectar un caso autóctono de dengue en la ciudad son bajas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Aclararon que las posibilidades de detectar un caso autóctono de dengue en la ciudad son bajas

Luego de que se detectaran los primeros casos de dengue en el norte de país, que pusieron en alerta a las autoridades sanitarias, la médica infectóloga Florencia Bruggesser aclaró, en diálogo con este medio, que las probabilidades de detectar un caso autóctono en Tandil son muy bajas. No obstante, reconoció que siempre existe la posibilidad de que se registren algunos contagios.

Bruggesser señaló que no se han encontrado Aedes aegypti en Tandil

El Eco

Los dos casos de dengue confirmados en Jujuy y en Entre Ríos y los otros registrados en la provincia de Misiones causaron preocupación en las autoridades sanitarias, que temen por la diseminación del virus al resto del país. Al respecto, la médica infectóloga Florencia Bruggesser manifestó que seguramente este año sea de epidemia pero que en Tandil las probabilidades de tener un caso autóctono son muy bajas.

Los contagios en el norte de la Argentina se produjeron en los últimos diez días y, según se estima, fueron “importados” de Paraguay, donde se declaró la emergencia sanitaria. Por tal razón, las provincias limítrofes con ese país intensificaron las medidas preventivas y la vigilancia epidemiológica en la frontera.

La temporada de dengue se mide de forma diferente al calendario gregoriano, ya que comienza en la semana 30, aproximadamente, y no en enero. Por tal razón, la Organización Mundial de la Salud realiza un relevamiento en septiembre/octubre para ver cuál es el estado de situación.

“Probablemente este año tengamos una epidemia de dengue, porque ya en octubre la OMS emitió un alerta porque había más casos que la temporada anterior y, por lo tanto, se cree que tendremos también muchos más en lo que resta. De hecho, en la región de las Américas ya hay 2.900.000 registrados de los cuáles más de 28.000 son de los que se clasifican como graves y la cifra de muertes supera los 1.200”, declaró Bruggesser en diálogo con El Eco Multimedios.

De hecho, el gran problema por el que se está atravesando es que en algunos países está circulando más de un tipo de dengue –hay cuatro especímenes-, como por ejemplo en Brasil, que hay tres.

En el norte de la Argentina lo que está sucediendo, según explicó la médica infectóloga, es que los casos registrados fueron de personas que no tenían antecedentes de viaje, por lo que se cree que son de la zona. Igualmente, informó que en el país hay otros importados, que llegaron de diferentes lugares a distintas provincias.

La situación en Tandil

Si bien el riesgo de detectar dengue en la ciudad siempre está, la realidad es que las posibilidades de tener un caso autóctono son muy bajas.

“Nosotros como ciudad es difícil que lo tengamos porque nunca hemos encontrado el vector, que es el Aedes aegypti. Pero en algunas localidades de la zona ya lo tienen”, explicó Bruggesser y aclaró que, de todas formas, “estamos en riesgo, obviamente, porque la gente se mueve y si viaja a donde hay circulación, en este caso casi toda la región de las Américas, puede contraerlo”.

Asimismo, indicó que la probabilidad de tener dengue autóctono es muy baja ya que se necesitaría que viniera una persona con el virus circulando en la sangre, que lo picara un mosquito de este género -Aedes aegypti-, que éste viviera lo suficiente como para que se reprodujera el virus, y que luego picara a otro individuo para transmitirle la enfermedad.

“Eso es poco probable, pero sí es posible que tengamos algunos casos, como ha pasado en otros años de gente que viaja”, manifestó.

En esta ciudad el tipo de insecto que circula es el Culex, que es el mosquito común “que hace ruido de noche”. No obstante, aclaró la infectóloga que desde la Dirección de Bromatología están colocando ovitrampas para ver si encuentra algún ejemplar de Aedes.

Medidas que adoptan desde Bromatología

El director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, dialogó con El Eco Multimedios respecto a los problemas que puede generar el mosquito Aedes aegypti y confesó cuáles son las medidas que ellos adoptaron y cuáles las que deben tener en cuenta los ciudadanos.

“Algunos científicos dicen que el cambio climático generó esta ampliación de la frontera de la presencia del mosquito transmisor de estas enfermedades. En el 2018 lo detectamos en Tandil, fue un hallazgo casual y a partir de eso nos pusimos en contacto con un investigador del Conicet, así que empezamos una campaña diferente”, detalló Sánchez Chopa.

Esa modificación tiene que ver con que en vez de utilizar larvitrampas comenzaron a emplear ovitrampas para evitar que se pueda hacer un foco de multiplicación de estos mosquitos.

“Estamos con 35 ó 40 puntos ubicados en distintas partes de la ciudad, buscando la presencia de los huevos. Mientras no aparezcan, estamos tranquilos”, reconoció.

De cualquier manera, cercioró que es en esta época cuando empiezan a conocerse casos y que el principal inconveniente al que ellos deben hacer frente es que “siempre vamos a estar trabajando detrás del problema porque el concepto de prevención es mucho más riesgoso para el ambiente”.

Recomendaciones

Explicó el director de Bromatología que antes de arrojar mucho insecticida en el ambiente es conveniente que las personas se protejan con repelente. Asimismo, recomendó eliminar los focos puntuales donde puedan reproducirse estos mosquitos.

“Hay que mantener las piletas siempre con el cloro que corresponde y cambiar cada tres o cuatro días el agua del bebedero de las mascotas, ya que cualquier lugar que pueda colectar agua es un punto donde se pueden multiplicar”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario