Adjudicatarios del barrio de Municipales reclaman la entrega de las casas que esperan hace 18 años

Las obras están paradas desde hace varios meses en el barrio del Sindicato de Trabajadores Municipales.

El Eco

Tras 18 años de espera silenciosa, adjudicatarios del barrio del Sindicato de Trabajadores Municipales, que se levanta a metros del Arco Iris, alzaron sus voces para reclamar que se finalicen y entreguen las viviendas.

Decidieron expresar públicamente su malestar al tomar conocimiento de la entrega de casas del barrio de Mujeres Sin Techo, las cuales también se llevaron adelante con fondos del Instituto de la Vivienda.

En diálogo con El Eco de Tandil, Ariel Bidegain explicó que hasta el momento se entregaron 50 de las cien casas del barrio tras 18 años de espera.

Laura Abrahim recordó que se inscribió en el barrio cuando estaba embarazada de su hijo, que hoy tiene 17 años.

“Nos indigna el tema que entregaron las casas de Cacha, que la plata viene del mismo lugar, todo del Instituto de Vivienda. Hace 18 años que estamos esperando y los del barrio de Cacha en menos de 5 ó 6 años hicieron y entregaron todo rápidamente”, cuestionó.

Falta de
gestión

Los adjudicatarios recordaron que 18 años atrás pagaron 25 cuotas correspondientes a la infraestructura del barrio y 15 más por mejoras en las casas y servicios. Y se estableció que a partir de la entrega de las viviendas comenzaban a pagar la cuota mensualmente correspondiente a la casa en sí.

Ariel Bidegain cuestionó la falta de gestión del Sindicato de Trabajadores Municipales y criticó que el Instituto de la Vivienda haya comenzado un barrio nuevo sin haber terminado el que ya estaba empezado hace 18 años.

Ariel Bidegain y Laura Abrahim hace 18 años que esperan la entrega de sus casas.

“Sabemos que ellos necesitan las casas igual que nosotros (en referencia a los adjudicatarios del barrio de Cacha), no es contra las familias sino contra el Instituto, porque empezó un barrio nuevo sin terminar los que estaban empezados”, fustigó.

Obra
parada

Además, manifestó preocupación porque la obra está “parada” y “nos da bronca que el sindicato no nos convoca, no hay reunión, no saca un comunicado, no nos dicen absolutamente nada”, lamentó.

A raíz de eso, durante la entrega de casas del barrio de Mujeres Sin Techo, se acercaron al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense, Roberto Gigante y el subadministrador del Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires, Manuel Tamborenea, a quienes les entregaron un petitorio.

“Tuvimos que tomar la decisión de acercarnos a los funcionarios, lo cual no corresponde, para entregarles una nota. Pero para eso está el sindicato, pero como ellos no están gestionando, nosotros los sobrepasamos y nos tomamos ese atrevimiento porque ya no tenemos más paciencia, no podemos seguir esperando”, afirmó.

Y adelantó que si no tienen respuestas, este mes o julio, cuando vuelvan funcionarios a entregar más casas del barrio de Cacha, van a volver a acercarse a los funcionarios.

Laura Abrahim aseguró que “el secretario del sindicato Roberto Martínez Lastra hace bastante que dijo que ya se entregaban las casas, las iban a entregar en agosto del año pasado. Ahora nos estamos empezando a reunir, nos dimos cuenta de que no era problema de plata”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario