Al aguardo de las mejoras anunciadas, empleados y pacientes de terapia padecen la falta de calefacción

Personal y pacientes de terapia padecen la falta de calefacción.

El Eco

Días pasados, mediante una información enviada a los medios desde prensa comunal se informaba sobre las importantes inversiones en obras e intervenciones que se llevarían a cabo en el Hospital Ramón Santamarina, con el fin de mejorar la atención y ofrecer un servicio de calidad y excelencia.

En el anuncio se detalló que “con un monto a invertir cercano al millón de pesos, se está trabajando en el diseño de nuevas instalaciones de gas natural para todo el edificio, con el recambio de viejos artefactos y cañerías obsoletas por nuevas tecnologías amigables con el medioambiente, que implican un bajo consumo y una optimización de la energía. A su vez ya se produjo el recambio de las calderas a partir del relevamiento de las instalaciones de calefacción y al momento se han puesto a punto todas ellas, adquirido calderas y bombas nuevas, lo que significó inversión aproximada de 188.000 pesos”.

Sin embargo y pese a lo expresado, desde hace varios días que el sector de la Unidad de Terapia Intensiva no cuenta con la correspondiente calefacción, ni por gas ni por electricidad.

Según lo expresado por un trabajador “por lo que tenemos entendido este sector sería uno de los pocos que no cuentan con calefacción, porque al parecer o la caldera no funciona o el sistema de radiadores está tapado. No somos especialistas en la materia, solo sabemos que no funciona desde los últimos días del pasado mes”.
Otras de las personas consultadas señaló que “hemos informado de la situación e imaginamos que deberán estar tratando de solucionarlo, pero en el mientras tanto y con jornadas de mucho frío las bajas temperaturas se sienten”.

En la actualidad solo hay ocupadas cuatro camas, por lo que le dijeron a este medio que “esperemos que las autoridades reaccionen y que al menos implementen algún otro sistema de calefacción alternativo mientras solucionan el problema que tienen, principalmente para que los pacientes puedan estar en óptimas condiciones”.

Lo concreto es que una de las promocionadas obras que se comunicaron por parte de las autoridades comunales, al menos en el sector de la Unidad de Terapia Intensiva, presenta falencias y hace que tanto pacientes como profesionales de la salud estén sin calefacción.

Otras obras

El enunciado de la obras a desarrollar en el Hospital Ramón Santamarina, por el Sistema Integrado de Salud Pública, detallaba que uno de los pilares para la reciente recategorización del Hospital, por parte del Ministerio de Salud Provincial, era el tener un plan de antisiniestralidad, el cual demandará en principio una inversión de un millón de pesos. Además se está trabajando junto a Bomberos para garantizar la seguridad y prevención de incendios, así como colocación de puertas de emergencias y rampas, la reubicación de algunos sectores y la prohibición de estacionamiento de vehículos particulares dentro del predio del Hospital.

Otro de los puntos destacados es el inminente llamado a licitación pública por un monto de 3.250.000 pesos para la provisión, colocación y puesta en marcha de dos ascensores camilleros. La nueva adquisición contempla el cambio de las cabinas por unas nuevas de acero inoxidable, puertas automáticas del mismo material, equipos nuevos de bajo consumo eléctrico y mayor eficiencia.

También se adquirió, entre otras inversiones oportunamente informadas, una nueva cámara frigorífica para el servicio de cocina, a fin de almacenar alimentos cárnicos y lácteos separados de las verduras, según disposición de la Dirección de Bromatología.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario