Artistas callejeros se movilizaron en defensa de su actividad y en rechazo a una ley que la limita

Un grupo de personas que expresa su arte en la vía pública se concentró en la Plaza Independencia. Lo hizo para manifestar su postura en contra de un proyecto de ley que busca limitar la actividad en espacios públicos. Fue impulsado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pero aseguran que podría replicarse en toda la provincia.

Mariano Leunda

Bajo el lema “el arte callejero no es delito”, malabaristas, músicos y artesanos que utilizan el espacio público para expresar su arte se movilizaron ayer por la tarde en rechazo de un proyecto de ley presentado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que avanza sobre la actividad callejera, con la advertencia de que podría replicarse en todo el territorio bonaerense.

A dos semanas del primer encuentro, en esta oportunidad, la esquina de Pinto y Rodríguez, sobre la Plaza Independencia, fue el escenario elegido como punto de encuentro de artistas independientes que trabajan en las calles.

Allí se concentró cerca de medio centenar de personas, que difundieron su voz en defensa de la actividad que realizan, ante un público que de manera espontánea se acercó y acompañó la propuesta.

“No nos dejan usar el espacio público, la libre expresión está siendo totalmente atacada”, indicaron los voceros de los autoconvocados que reforzaron su mensaje que define al arte callejero como cultura.

 

 

La movida

En representación de los artistas callejeros, Fernando Caminos, Valeska Galaz y Walter Boulanger, repasaron ante este Diario las razones por las cuales decidieron manifestarse ayer en defensa de la actividad que realizan en la vía pública y que representa una fuente de trabajo y sostén económico de muchas familias.

“Es una forma de vida, lo que hacemos y amamos, entonces está bastante mal que se nos quiera censurar”, opinó Caminos.

En primer lugar señalaron que la movilización se enmarca en un proyecto de ley que envió el gobierno porteño a la Legislatura para modificar el actual Código Contravencional para que las fuerzas policiales tengan un mayor poder de acción sobre los artistas callejeros, con el temor de que pueda replicarse en toda la provincia de impulsar una iniciativa similar.

La propuesta de Horacio Rodríguez Larreta permitirá, entre otras cuestiones, realizar denuncias anónimas e intervenir a artistas callejeros con “detenciones arbitrarias, revisar el paño y cobrar multas”.

La advertencia se basa en episodios que tuvieron lugar en otras localidades, como Mar del Plata. “Hay una censura hacia el arte callejero y el arte en general”, alertó Caminos.

 

 

Ataque contra la libre expresión

A su turno, Valeska Galaz sostuvo que “los malabaristas, la música, los artesanos, todos los se ven afectados y es otra medida más que está tomando este gobierno contra la expresión del pueblo”.

Por eso instó a los ciudadanos a “tomar conciencia” puesto que es una medida que “afecta a todo el pueblo”.

“La calle es donde el pueblo se manifiesta, donde el pueblo vive. Esto no puede suceder”, enfatizó.

En una movida que se replica en otras ciudades, la artesana que ofrece sus creaciones en la ciudad sumó que esta normativa equipara la música a ruidos molestos con lo cual la policía “puede sacarte de tu lugar de trabajo por una denuncia anónima”.

“Se le está dando un libre accionar a las fuerzas para sacar a los artistas de los espacios públicos”, cuestionó Galaz.

Por último, desde su perspectiva, Walter Boulanger cuestionó estas nuevas disposiciones que se buscan instaurar y aseguró que “parece que el arte fuera mala palabra para la cultura y en realidad no es así”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario