fbpx Aumento de demandas y donaciones en Cadena de Favores, para que familias cumplan el sueño de la casa propia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Aumento de demandas y donaciones en Cadena de Favores, para que familias cumplan el sueño de la casa propia

Desde la organización de vecinas de Tandil que gestiona ayuda para que distintos hogares se tornen realmente habitables, volvieron al ruedo después de la cuarentena. Son tres las familias activas actualmente que están edificando con sus propias manos. Además, realizan una campaña de donaciones para que el día del niño sea feliz para todos.

El Eco

Donaciones, baratillo y trabajo es más que nunca el lema de Cadena de Favores, el grupo conformado por tandilenses solidarias que desde hace unos seis años se unieron para donar, nada más y nada menos, que tiempo para ponerse a disposición de quienes más lo necesitan.

En el marco de la pandemia por coronavirus, como pasó en todos los ámbitos, debido a la cuarentena estricta se vieron obligadas a frenar la ayuda y las acciones justo en el momento donde más necesidades urgían. Teresa Vidaguren es solamente una de las colaboradoras y contó que al principio tuvieron que acatar el aislamiento social, preventivo y obligatorio, pero cuando se permitió el movimiento volvieron a activar.

Reveló que en este tiempo tuvieron mucho pedido de ayuda, sobre todo de comida, así que a pesar de no ser su modalidad de funcionamiento se inclinaron a resolver en esas necesidades para luego enfocarse en las tres familias que tienen actualmente activas. “Hay mucho pedido de ayuda en nuestras páginas, tenemos lista de espera”, compartió.

El logro será propio, o no será

Cabe recordar que desde Cadena de Favores se ocupan de seleccionar familias que estén dispuestas a trabajar por obtener su propio techo. Deben cumplir una serie de requisitos, como que el terreno sea propio, pero principalmente hay que contar con ganas de comprometerse en serio, ya que el trabajo y el logro dependerá de ellos.

El grupo no regala nada, pero desde allí sí se encargan de recibir donaciones para que luego cada jefa de hogar pueda hacer el baratillo que les dará sus ingresos para adquirir los materiales, a partir de los cuáles edificarán con sus propias manos. Con el tiempo, Cadena de Favores se ha logrado instalar y ya muchos conocen la forma de trabajo, por lo que personas particulares, casas de materiales de construcción, aberturas, pinturerías, corralones, entre otros, siempre están dando una mano y proponiendo precios accesibles. Además, también se han sumado plomeros, electricistas y gente con otros oficios a ayudar.

Es necesario que entiendan que serán las propias familias las que tendrán que trabajar y que nada vendrá de arriba, siempre haciendo hincapié en la responsabilidad y transparencia de todo. Para esto, se les pone un plazo para que demuestren con el baratillo su compromiso y a partir de ahí avanzar con lo demás.

Por otro lado, Vidaguren mencionó que si bien contemplan el “orden de llegada” del pedido de ayuda, priorizan siempre a quienes tienen hijos. Ante esto, vale destacar que es condición fundamental, que los chicos cuenten y respondan con el 60 por ciento de asistencia a clases, por lo tanto en tiempos normales (sin pandemia) se mantienen en contacto permanente con los directivos de las instituciones a las que concurren, e incluso se ocupan de llevarlos si es que por alguna razón los padres no han podido. De esta forma, trabajo, educación y colaboración se amalgaman.

“Acá, asistencialismo cero”, habían remarcado también ante este Diario tiempo atrás. “Nosotros no juzgamos, solamente vamos a dar a esas familias una oportunidad y trabajo”, consignaron. Así que por un lado está la generación de una ocupación para la mujer, con las ventas, y la autoconstrucción como trabajo para el hombre o todos los integrantes del núcleo.

De acuerdo a su descripción, todo se empieza a desarticular cuando uno va y ve cómo viven, entonces surge la necesidad elemental de organizarlos desde la construcción, que conlleva también a que tengan muebles apropiados, vajilla, colchones, sanitarios, heladera, cocina y todo lo necesario.

Por añadidura supieron que al construir su propia casa, una persona se empodera, se enorgullece y, por ende, la cuida. Aseguró que el cambio en las personas es notable, porque ellos pudieron y a partir de ahí, sienten que pueden lograr cualquier cosa. “Que disfruten el trabajo y sus propios logros, eso dignifica”, consignó.

Más donaciones y alcance del baratillo

Si bien el Covid-19 ha complejizado algunas cosas, como la reducción temporaria del grupo, también ha beneficiado en otras. A falta de clases presenciales, muchos de los hijos de las colaboradoras en edad escolar o universitaria se han sumado a la cruzada y acompañan con el traslado de las donaciones, ya que desde la organización se ocupan de retirar y llevar a destino todo.

Acatando cada una de las medidas sanitarias de prevención, usando barbijo, manteniendo el distanciamiento y sanitizando tanto las manos como los elementos a distribuir, Cadena de Favores sigue haciendo posible la realización del techo propio.

Con respecto a estas tres familias que están actualmente edificando, precisó que uno de los hogares está techando, otro están en el proceso de revoque de paredes y el último avanzando con la instalación del baño.

Si bien la demanda está siendo alta, la cantidad de donaciones sigue la misma línea, ya que como contó Vidaguren la gente ha tenido más tiempo disponible en la casa para hacer limpieza de aquello que no usa y puede ser útil para otros. “También nos dieron pinturas, maderas, puertas y una cocina nueva”, contó, refiriendo a los rubros comerciales que adhirieron a la causa.

Aquí es importante destacar que cada elemento que reciban, sea ropa o artículos para el hogar, debe estar en perfectas condiciones y funcionando debidamente.

Por otro lado, la buena noticia es que los baratillos están vendiendo más que nunca. La colaboradora estimó que podría ser gracias al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que le permite a las personas contar con un poco más de dinero en efectivo para poder destinar a vestimenta u otras necesidades.

Cruzada para el día de la niñez

Este domingo llega un nuevo día para celebrar a los niños y desde la organización, como siempre, se ocupan de colectar juguetes. Para esto, invitan a todos los que tengan ganas de participar y colaborar a contactarse a través de cualquiera de sus páginas, ya sea Facebook como instagram, así coordinan el retiro de los artículos.

Lo recaudado será por un lado destinado  a los chicos de las familias que han ido asistiendo, pero a la vez también serán dados para que las mujeres que llevan adelante los baratillos puedan venderlos y así obtener más ingresos para sus materiales, mientras que así darán posibilidad a otros padres de adquirir regalos para sus hijos a valores muy accesibles.

Por eso es que, otra vez, todo lo que llegue a sus manos debe estar en excelentes condiciones. “Todo es bienvenido, pero en buen estado y funcionando”, insistió.

Finalmente, Teresa Vidaguren adelantó que hace un tiempo tuvieron una donación grande de cuadros por parte de una artista local, por lo que se encauzarán en una venta online de los mismos a total beneficio de Cadena de Favores para poder seguir ayudando a las familias a tener su techo.

Hay que estar atentos la semana que vienen a sus redes sociales, ya que por ahí anunciarán cuándo se realizará la acción. Más allá de la compra, aseguró e incentivó a la difusión de la movida, ya que de esa forma también se puede colaborar.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario