Auza se apresta a trabajar por un peronismo con proyectos en Tandil

Néstor Auza ya tiene la mirada puesta en 2019. Habló de la necesidad de generar un peronismo que se sustente en proyectos concretos más allá de los nombres. Criticó la gestión del Gobierno de Lunghi y definió al Acuerdo del Bicentenario como un “pacto para un vecinalismo en caso de emergencia política”.

El Eco

La última vez que el exsenador provincial y concejal mandato cumplido Néstor Auza mantuvo activa su cuenta de Twitter se mostraba dentro de su espacio Civilidad, compartiendo fotografías de campaña junto a Florencio Randazzo. Hoy, muy cerca del concejal por Unidad Ciudadana Rogelio Iparraguirre se prepara, sin protagonismo, para una nueva redada electoral de cara a 2019.

En diálogo con el ciclo radial Dulce o Amargo, Auza brindó un análisis crítico hacia dentro y fuera del peronismo donde planteó la necesidad de generar proyectos de gestión en lugar de posicionar nombres. Su mirada, llega luego de ser convocado a participar en distintos espacios del justicialismo vernáculo.

En primer término el exdirigente hizo referencia a la coyuntura actual en lo que respecta a lo partidario y dijo que “el peronismo debe acumular la sabiduría para entender lo que está viviendo el país que hoy, se encuentra en una emergencia socioeconómica”. “No se trata de buscar la unidad entre particulares sino de generar un proyecto superador más allá de quienes lo conduzcan”.

Auza evaluó que “el movimiento en vías de reconquistar el poder es distinto al que se manifiesta cuando es gobierno y lo importante es agruparse y mostrar predisposición para sentarse en una mesa de debate”.

En su alocución sostuvo que “me han llamado de varios lugares para escuchar lo que puedo aportar desde mi experiencia y en cada uno he dicho que debemos tener responsabilidad cívica para trabajar con una visión más amplia en todos los niveles”.

Según reflexiona, más allá del diálogo que se está gestando en el ámbito local y de la posibilidad de un armado político de cara al 2019, “cualquier definición que se tome en el escenario provincial o nacional, moverá los resortes en las bases”. Auza insistió en la necesidad de que los distritos sean permeables a la hora de las resoluciones que se toman en la plana mayor.

Más allá de no querer supeditar un nombre a la figura que hoy representa al peronismo lugareño, el exconcejal suscribió al actual edil Rogelio Iparraguirre con quien reconoce tener un diálogo fructífero y al que visualiza como conductor natural del futuro partidario.

“Quién hoy encarna el liderazgo dentro del Frente para la Victoria es Iparraguirre y por eso uno debe ser respetuoso de las pertenencias”, subrayó Auza. Sin embargo señaló que muchos potenciales candidatos pueden tener aspiraciones genuinas pero que las mismas se decidirán en el “corazón del peronismo”.

“Nunca dejamos de charlar con Rogelio y a mi criterio es la persona que más se ha destacado en las últimas elecciones en Tandil pero más allá de los nombres, hay que analizar la posibilidad de ejercer un rol superlativo como alternativa electoral”, consideró.

El exsenador provincial reconoció además que el límite que le parece condicionante ante una eventual participación, está dado en la capacidad de conducción. “Mi límite está en la idoneidad, no en una u otra persona y lo que más siento desde mi lugar como ciudadano, es que no se ha votado a los referentes por sus condiciones, sino que se aplica el voto castigo y luego veremos que pasará”.

Su impronta académica se hizo presente al momento de enunciar los fundamentos que lo inspiran a sumarse una vez más dentro de un armado político. “Es indispensable sumar lo mejor de cada uno dentro de un espacio donde se aplique el conocimiento para resolver con proyectos concretos los problemas de fondo y con certidumbre respecto al rumbo que ciudad debe transitar”, manifestó Auza.

Brindó su parecer sobre quien comanda la presidencia del Partido Justicialista (PJ) a nivel local, Juan Manuel Carri y destacó que es un dirigente que plantea honestamente generar los espacios para quienes tienen más experiencia. “A mí en este momento, me abrió las puertas para colaborar con un proyecto de peronismo que se ha autodestruido pero que también fue víctima de algunas políticas muy inteligentes que devastaron todo lo que fuese construcción”, comentó.

Crítica a la gestión local

Auza no escatimó detalles a la hora criticar la gestión que encabeza el Intendente Miguel Ángel Lunghi al tiempo que desairó el Acuerdo del Bicentenario.

“El Gobierno local si no tiene plata de otro lado, no puede generar nada”. “Luego de estar tantos años en el poder se acostumbró a administrar rutina y se olvidó de gestionar desarrollo”. “Se nutrió de gente que no está preparada para definir estratégicamente un Estado que progrese en términos de sustentabilidad y tampoco tiene una visión geopolítica que pueda mirar a futuro”, sentenció.

Opinó también que “en Tandil se sigue poniendo el voto en el mismo lugar y se ha perdido mucho tiempo ya que hoy no existen datos sobre indicadores sociales cuando hay 40 mil personas asistidas y para ello no se elaboraron medidas de inclusión” lo que a su entender, “marca un claro fracaso de la política”.

Con una postura enfática Auza dedicó un mirada especial al Acuerdo del Bicentenario y sostuvo que “nada tiene que ver con el conocimiento aplicado al impacto para el desarrollo productivo y social”. Estimó que esa herramienta “es un pacto para construir un vecinalismo en caso de que se entre en emergencia política”.

En este sentido, remarcó que las partes que integran el Acuerdo han elegido cien proyectos para pensar la ciudad cuando, según indicó “se necesitan tres o cuatro puntos centrales que busquen estructuralmente una salida hacia adelante, porque los pensamientos en abstracto no sirven para nada”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario