Bajo una lluvia de cerveza, se inauguró Oktoberfest en el Centro Náutico del Fuerte

Con 11 cervecerías y más de 30 puestos gastronómicos, se presentó como la más grande de los tres años de trayectoria. El indentende Lunghi fue el encargado de pinchar el barril gigante que mojó a todo el público. Mañana continuará el evento que cerrará el lunes con Hilda Lizarazu. Sabores, colores, música y mucho brindis.

Rody Becchi

Se inauguró la tercera edición local del Oktoberfest y el Centro Náutico del Fuerte se llenó de banderines con los colores alemanes, luces y música alegre. Cerca de las 18.30, en un escenario lleno de algarabía, los presentadores sostenían el gran barril ícono del evento que a la cuenta de “tres, dos, uno”, fue pinchado por el intendente Miguel Ángel Lunghi. Bajo esa lluvia de cerveza, el público comenzó a bailar, acercando sus vasos al gran expendedor para llenarlos, y así comenzó oficialmente el encuentro que se extenderá hasta mañana.

El clima no pudo ser más propicio para semejante puesta en escena, donde hasta el más alejado del núcleo recibió alguna gota como si fuera una bendición. Vestimenta típica, sombreritos verdes y jarrones colmados de la bebida espirituosa, única protagonista de la celebración.

Con 11 cervecerías y más de 30 puestos gastronómicos, este ciclo es el más grande de los ya realizados en cuanto a la oferta para los visitantes. Además, no podía faltar la típica comida de las diferentes colectividades y, por supuesto, una amplia oferta de quesos y chacinados. Dentro de las cantinas locales están presentando sus más diversas e innovadoras propuestas Cerveza Quarryman, Tandilia Cervecería Boutique, Paraíso Cerveza Artesanal y Lucre, además de los trucks de BirriVan y Chiva que ofrecerá cerveza de la fábrica Gluck.

En cuanto a las comidas, postres y otras delicatesen, el espacio de Raíces Alemanas en Tandil, la colectividad Danesa y la Lituana (Laisva Lietuva Tandil), ofrecen sabores bien autóctonos de cada región que conjugan especialmente con la temática del encuentro.

Asimismo, se sumaron al gran patio gastronómico el Cluster Quesero con tentadoras tablas de picadas y algunos integrantes de la asociación de FoodTrucks de esta ciudad, con los clásicos de siempre.

Para completar el circuito y que la estadía sea lo más amena posible, además de música en vivo, se dispuso una serie de entretenimientos donde adolescentes y adultos pudieron disfrutar como si fueran niños. Jengas de tamaños especiales, una cancha con arena para jugar al villar con los pies, el tradicional sapo, un dominó de fichas gigantes, más una mesa con juegos de ingenio o acertijo, mientras que para los más pequeños un inflable con forma de barco de pirata ilustraba perfectamente el espacio.

La mejor cerveza

La popular fiesta sigue hoy, a partir de las 10 y hasta la medianoche, al igual que mañana. Desde las 17 tendrán lugar los espectáculos para toda la familia, mientras que el cierre será el lunes, a las 22, con la actuación especial de la cantante de rock nacional Hilda Lizarazu.

Desde su creación, la fiesta fue creciendo; la primera edición convocó a unas seis mil personas, la segunda duplicó la convocatoria y en esta oportunidad esperan una concurrencia aún mayor.

Durante estos tres días de fiesta los asistentes cuentan con la posibilidad de votar la mejor cerveza de la Oktoberfest en Tandil, mediante una aplicación interactiva realizada por miembros del grupo de innovación ioTandil.

El valor de la entrada en la puerta es de 100 pesos para el público en general, y gratis para los menores de 14 años. Ese ticket cuenta con un código que habilita a elegir la cerveza que más guste. El dato puede ser ingresado en la página httpww.tandil2018.ga, o bien, lo acercan al tótem ubicado entre el escenario y el patio gastronómico.

La ganadora será la representante de la fiesta hasta el 2019 y tendrá por ese año el trofeo, que consiste en un chop antiguo realizado por Octavio De la Torre y el grupo Herreros del Arte.

Además, al votar y dejar los datos, el público también participa de un sorteo por un viaje a Colonia, Uruguay.

Sabores para todos los paladares

Casi en el corazón del patio gastronómico, Tandilia incluyó cerveza hasta en sus platos de comida. Pero, además, Emilio Pardo contó que las variedades que llevaron a degustar para la ocasión fueron siete ejemplares propios, advirtiendo que el público cada vez conoce más y ha desarrollado un paladar más perceptivo.

Una de las opciones es la Blondie, que es originaria de Alemania, liviana y fácil de tomar. “Es la más parecida a la cerveza que estamos acostumbrados a tomar acá, porque es la base que eligieron las industriales”, explicó.

Por otro lado, está la Simple Red, que es de origen escocés y más apoyada sobre la malta, con notas tostadas y de caramelo. También llevaron una American Wheat, que destacó como especial para el verano y es de trigo, con sabores cítricos y liviana. Asimismo ofrecieron la Charlie Brown, que es clásico ya de la firma, con más intensidad provocada por las notas tostadas y de café. Por su parte, la American IPA, que a pesar de tener su origen en Inglaterra fue tomada por los americanos que pusieron sus lúpulos y dieron este estilo. Además, destinada principalmente al público femenino, cuentan con la Honey, que está hecha con miel.

Mientras que la estrella de las propuestas es la Old Ale, que se trata de una variedad de origen inglés. “Esta es la insignia nuestra, le tenemos mucho cariño, la empezamos a hacer desde un principio y desde ahí nos salió bien, la presentamos en muchos concursos y ganó una medalla de plata en México”, detalló y sumó que es difícil de hacer, ya que es una cerveza que se guarda seis meses en roble.

Por otro lado, Federico -de Raíces Alemanas en Tandil- contó que su propuesta está enfocada primordialmente en una bandeja que trae chucrut y salchichas cortadas con puré de papas, además del pancho alemán. Sin embargo, también ofrecen el clásico strudel de manzana, la torta conocida como Selva Negra y el “crepel”, que es la torta frita de origen alemán.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario