fbpx Buscan una camioneta que provocó la caída de un chico en bici y siguió de largo en Graduados – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Buscan una camioneta que provocó la caída de un chico en bici y siguió de largo en Graduados

El viernes a la tarde un joven de 15 años salió a dar una vuelta en la bicimoto de un amigo por la zona del Barrio de Graduados y, cuando transitaba una de las calles, fue sorprendido por una camioneta que giró intempestivamente a gran celeridad y lo terminó encerrando, por lo que no tuvo más opción que esquivarla, cayendo fuertemente al ripio. Más allá de las lesiones que sufrió el chico, la mayor indignación de su familia es que el conductor ni siquiera atinó a detenerse para socorrerlo.

Según contó Javier García, padre del menor, su hijo salió de la calle Vistalli, pasando por Del Medio y Segundo Sombra, pero tras la situación traumática que vivió no recuerda si el incidente sucedió por Napaleofú o La Merced. El hecho es que una Ford Ranger blanca a muy alta velocidad ingresó a la calle por la que estaba paseando el chico y retomó por Segundo Sombra, sin siquiera detenerse a asistir al joven tras causarle la caída. “No se si no lo vio o qué pasó, pero lo dejó tirado y como pudo volvió hasta la quinta de su amigo”, dijo García.

Si bien no sufrió heridas de gravedad, recibió raspones profundos en todo el cuerpo, con uno de consideración en la cadera además del pecho y brazos, y debió ser trasladado al Hospital Municipal para su asistencia. Allí le sacaron radiografías pero descartaron cualquier tipo de fractura o daño óseo.

Aparentemente al momento del accidente no había ningún testigo que pudiera reconocer el vehículo. Es por eso que, con gran indignación, los padres recurrieron a este medio con la intención de que los vecinos pudieran solidarizarse y brindar datos en caso de que sepan de quien podría tratarse, o poder informarse sobre la presencia de cámaras en la zona. Lo único que pudo distinguir el menor fue que la camioneta blanca tenía un logo redondo de color azul o celeste en su puerta, y que podría ser modelo 2010 o 2011.

“Lo encerró de tal manera que mi hijo no tuvo más opción que tirarse hacia un costado”, contó el padre, destacando que el chico se encuentra bien y su mamá se está ocupando de realizarle curaciones periódicas de las heridas, pero no puede bañarse por cinco días y será revisado nuevamente por los médicos el miércoles.

“Gracias a Dios no fue gran cosa, pero indigna el hecho de que el conductor no haya parado a ayudarlo”, lamentó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario