Cartas de lectores

Los incidentes en la Plaza Congreso

 

Señor Director:

 

Como maestra jubilada con 35 años de ejercicio formando niños tanto en conocimientos como en conducta, veo con espanto a cierta gente manifestándose públicamente con altos niveles de violencia. Creo que hay una falencia en la educación pública que debería cerrarse también en la conducta ciudadana, instruyendo sobre los derechos y obligaciones en un sistema democrático y republicano. Otra falencia son las leyes que no castigan adecuadamente a los violentos, más allá de sus derechos a la protesta ciudadana.

Una persona no necesita portar un revólver para cometer un acto de asesinato. Una simple piedra arrojada sobre la cara de un policía podría causar desde la pérdida de la visión hasta la muerte. Pero la ley no lo considera así. La depredación de bienes públicos (bancos, estatuas, veredas, vidrieras) debería ser castigada penal y económicamente a los responsables y/o participantes de estos atropellos, pero parece que la ley y los jueces hacen la “vista gorda”.

La interrupción del tránsito a gente que concurre a su trabajo o vuelve a su casa después de su actividad, es también una violación a sus derechos, pero pareciera que no lo consideran importante. Sinceramente espero que los políticos argentinos de todas las tendencias sean creativos para resolver estas cuestiones. Ver como destrozan la plaza, ver a diputados agredirse en el recinto es una vergüenza. Ver el bajo nivel en las exposiciones, a los gritos, los insultos es una muestra de la degradación de la “década ganada”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario