fbpx Comienzan los trabajos para impermeabilizar la cubierta de la parroquia de María Ignacia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Comienzan los trabajos para impermeabilizar la cubierta de la parroquia de María Ignacia

El edificio presenta graves problemas por el desprendimiento de mampostería. Tras un estudio de la Facultad de Ingeniería de la Unicen, se avanzará con la colocación de una membrana líquida que penetre en las grietas. La primera etapa, con un costo de 480 mil pesos, se financiará con el Presupuesto Participativo. Néstor Auza, quien se hizo eco de la preocupación de los velenses, dio detalles del proyecto.

El Eco

El próximo lunes comenzarán a ejecutarse los trabajos para impermeabilizar el techo de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de María Ignacia (Vela), con un costo de 480 mil pesos que serán aportados por el Municipio a través del Presupuesto Participativo y donaciones de vecinos. Se trata de la primera etapa de una obra muy importante para la comunidad velense, que se vio obligada a dejar de utilizar el templo por los riesgos que ocasionaba el desprendimiento de mampostería.

En este proyecto se involucraron la Casa del Niño Rayito de Sol, la comunidad parroquial, la Facultad de Ingeniería de la Unicen y el Municipio a través del Presupuesto Participativo. El plazo de ejecución es de 30 días y la obra estará a cargo de la empresa Federico Impermeabilizaciones que está radicada en Olavarría.

Néstor Auza, quien gestionó para alcanzar una solución frente a la preocupación de los velenses, recordó que en diciembre de 2017, la comunidad parroquial envió cartas dirigidas a varios dirigentes políticos para plantear la inquietud. “Venían con un diagnóstico y un pronóstico muy desfavorable para la capilla. Ya estaban dando misas y demás actividades en otros lugares porque se desprendía mampostería”, explicó.

Cuando recibió la demanda, consideró que “era una cuestión más allá de lo que yo podía aportar y creí que se necesitaba un diagnóstico preciso para el problema de la catedral”.

A partir de entonces, se firmó un convenio con la Casa del Niño Rayito de Sol, entidad de María Ignacia que cuenta con personería jurídica, lo que permitió entablar un vínculo con la Unicen y estar preparados para hacer campañas destinadas a recaudar fondos.

En el acuerdo se estableció que se harían los estudios necesarios para determinar el estado en que se encontraba la estructura y las causas de la destrucción de parte de las paredes de la capilla.

El diagnóstico

Por otro lado, el exrector de la Unicen indicó que “la Facultad de Ingeniería tuvo a cargo todo el trabajo de laboratorio, tomaron muestras de distintos lugares de la capilla e hicieron el diagnóstico concreto de lo que le estaba ocurriendo en las paredes y en el techo”.

Y agregó que “una vez que tuvimos el estudio hecho, empezamos a buscar quiénes nos podían resolver el problema desde el punto de vista del trabajo y los materiales, y ver de dónde se podía recaudar dinero”.

Entonces, con la inquietud de costear la obra, los vecinos llevaron la propuesta a las reuniones del Presupuesto Participativo y consiguieron que la comunidad votara la propuesta. Además de esos recursos, van a utilizar lo que reunieron a partir de donaciones.

Auza detalló que se dividió el proyecto en dos etapas concretas y describió que “la primera es la impermeabilización de todo el techo porque había grietas y se filtraba. Entonces, es obvio que para poder resolver el problema interno, primero había que impermeabilizar y entramos en esta etapa el día 29 de abril. Ya viene la gente de Olavarría a colocar los andamios”.

La capilla cuenta con una cubierta abovedada, por lo cual demanda tomar precauciones para trabajar durante los treinta días que está previsto que se extienda la obra.

Aspectos técnicos

En cuanto a los aspectos técnicos, el dirigente peronista adelantó que se va a colocar un producto que penetre en las pequeñas grietas que tiene el techo y luego se aplica sobre la totalidad de la superficie. “La verdad es que está afectado todo el techo, no es solamente un sector”, confirmó.

Por otra parte, adelantó que se utilizará un producto incoloro, lo que garantiza que la estética de la cubierta de la iglesia, que se construyó en 1964, no se verá afectada. Además, la impermeabilización tiene garantía por diez años.

La empresa que ejecutará los trabajos es de Olavarría y la eligieron a partir de buscar un vínculo con la Facultad de Ingeniería, “no solamente por la calidad de los productos sino también para abaratar la obra. Así ocurrió y así llegamos a una elección, en conjunto, de la empresa”, dijo Auza.

Una vez que las tareas hayan finalizado, la comunidad podrá volver a usar el templo para las misas, los bautismos, casamientos y demás ceremonias.

La segunda etapa

“El interior tiene un problema. Cuando lo hicieron, le pusieron un exceso de cloro al revoque. Entonces el cloro fue trabajando sobre el armazón de hierro y se oxidó, y eso provocó el desprendimiento del revoque. Ya parte se ha sacado, por lo tanto en este momento no hay problema de desprendimiento”, detalló en relación al estado del templo.

Por eso, adelantó que en la segunda etapa “se va a trabajar con un revestimiento liviano, un granulado que pega perfectamente sobre el cemento preexistente sin riesgo de despegarse y coloreado. De manera que en esa segunda etapa después va a haber una intervención técnica de la Facultad de Ingeniería para que junto con las empresas que participen nos recomienden el material y el trabajo ideal para llevar adelante”.

En relación a las ventajas de la intervención de especialistas de la Unicen para resolver la particular enfermedad que presentaban los muros del edificio, sostuvo que fue importante porque determinaron que una vez que el techo esté impermeabilizado, no habrá agua para que el cloro reaccione y se produzca la unión química que oxida el hierro y provoca el desprendimiento del material.

Auza explicó que desde Ingeniería establecieron que el armazón de hierro de la capilla no tiene una función estructural ni sostiene el techo, por lo cual podrán avanzar con la reconstrucción del revoque, que será más liviano que el preexistente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario