Río Paraná

Con el compromiso de mejoras, Río Paraná y la UTA sellaron el acuerdo en el Ministerio de Trabajo

Rody Becchi

El titular de la empresa Río Paraná, Mario Morel, y autoridades de la Unión de Tranviarios Automotor -UTA- sellaron ayer en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires el acuerdo al que arribaron este jueves, que logró destrabar el conflicto y reanudar el servicio.

Tras dos días de arduas negociaciones, las partes volvieron a encontrarse en horas del mediodía en la sede ubicada en Pinto 520. Por la UTA, estuvieron presentes -junto a una comitiva- el secretario gremial de Mar del Plata, Adrián Jiménez, y el delegado local, Gustavo Morales; por la empresa Mario Morel; y por la delegación bonaerense de la cartera laboral, su titular Blas Pugliese.

En una breve audiencia, Morel ratificó el compromiso de cumplir con un nuevo plan de pago de sueldos, entre otros requisitos que estableció el sindicato, mientras evalúa diferentes alternativas para hacer de Río Paraná una empresa sustentable.

Por lo pronto, descartó la venta y, entre las posibilidades, deslizó la fusión con otra firma. Admitió que las próximas horas serán decisivas, aunque se mostró optimista y volvió a hablar de la “paz social” como principal motor para sortear con éxito la complicada situación que atraviesan puertas adentro.

En ese rumbo, remarcó que lo más importante es centrar las gestiones en pos de mejorar el servicio que se le brinda al usuario. “Todo lo que podamos hacer va a ser en beneficio únicamente del usuario”, aseguró.

Por su parte, el secretario gremial de Mar del Plata celebró el acuerdo rubricado y anticipó que la semana próxima volverá a la ciudad para continuar con las conversaciones, en el marco de una mesa de trabajo que resolvieron abrir con el sector empresario en pos de ir avanzando en el cumplimiento de los distintos requisitos exigidos desde la UTA.

 

El compromiso de la empresa

Al salir de la audiencia, el titular de Río Paraná consideró en diálogo con El Eco de Tandil que el resultado de las conversaciones es “un avance importante en aras de la paz social”.

Confirmó que “se firmó un acuerdo para que se pueda trabajar, máxime en el fin de semana tan largo. En una mesa de trabajo vamos a mejorar algunas cosas que nos exige el sindicato. Firmamos un acta, en la que nos comprometemos a cumplimentar los requisitos, no son muchas cosas, pero ambas partes estamos de acuerdo en continuar con el servicio en aras y mejoras de lo solicitado”.

Concretamente, Morel ratificó que desde la UTA se les solicitó “la mejora de salarios. Ese era el tema más picante, así que firmamos el compromiso, ya se abonaron y ahora hay que dar algunas mejoras, como pago por cajero y todas esas cosas que vamos a instrumentar”.

Reconoció que sabe que “el cuarto día hábil legalmente es de pago, pero se va a intentar mejorar todo para evitar todo tipo de conflicto”.

 

Las mejoras

En paralelo, aseguró que están realizando distintas gestiones en pos de la mejora del servicio que presta la empresa. “Estamos prácticamente todos de acuerdo, dialogando sobre distintas alternativas y calculo que en el fin de semana largo vamos a avanzar, y va a haber un aporte de vehículos. Lo que pasa es que no es fácil resolverlo en cuestión de horas porque construir un vehículo no lleva diez días”, señaló.

Por lo pronto, el titular de Río Paraná deslizó que no está descartada la fusión con otra firma. “Todo lo que podamos hacer va a ser en beneficio únicamente del usuario. Lo que tengamos que hacer, lo vamos a efectuar para que el usuario tenga un mejor estilo de viaje, así que no está descartado nada. Sí la venta, totalmente. Lo que queremos es mejorar los servicios”, enfatizó.

 

“Estoy muy contento”

Por su parte, Adrián Jiménez se dijo “muy contento” por haber arribado a un acuerdo con la empresa. “Se regularizan los pagos de todos los trabajadores de Río Paraná y vamos a tener una mesa de trabajo en conjunto”, aseguró, al tiempo que confirmó que “con buen criterio, desde la UTA seccional Mar del Plata -en pos de la paz social de Tandil y viendo que hay un fin de semana largo- ayer (por el jueves) decidimos levantar la medida de fuerza”.

Sobre la determinación de suspender el servicio, lo que generó la reacción de los trabajadores de Río Paraná, reconoció que “a veces lamentablemente hay que llegar a un extremo. Los pagos no se estaban realizando, pero ahora el sector empresario entendió que hay que cumplir con las normas del convenio colectivo de trabajo y de seguridad e higiene”.

Aclaró que “eso es lo que le puedo decir ahora, la semana próxima cuando trabajemos otra vez en la empresa tendremos alguna novedad”.

Por último, Jiménez admitió que no le sorprendió el rotundo apoyo que recibió la firma por parte del plantel. “Es entendible, son trabajadores de Tandil, la empresa es Río Paraná con 99 años de antigüedad, así que no nos sorprende”, afirmó.

 

“Estamos tranquilos”

En tanto, el delegado local de la UTA, Gustavo Morales, confirmó que “ya la empresa está en movimiento y los trabajadores también, así que ahora estamos bastante tranquilos por eso”.

Resaltó “el apoyo de los trabajadores, que anoche estuvimos reunidos, y sinceramente eso nos reconforta. Y también les agradezco, más allá de las diferencias que hemos tenido, a los muchachos de Mar del Plata por la buena predisposición para resolver el conflicto”.

Para cerrar, sobre los plazos para cumplimentar los requisitos, Morales dijo que “seguramente los establezca el Ministerio de Trabajo; no nosotros. No sabría decir cuáles son porque eso va a estar publicado”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario