Con el oído agudo

LA ULTIMA ENCUESTA

La reconocida consultora Survey por estas horas está culminando su última encuesta que dará una fotografía de lo que se perfila rumbo a las urnas el venidero domingo.

Pero no se trataría del último sondeo electoral del año en curso, resultaría el último trabajo de estas características, a partir de la decisión de su responsable, Oscar Nigro, quien se ha visto manoseado por operaciones que intentaron poner en duda su profesionalismo en pos de privilegiar determinados intereses de dirigentes del riñón de la gestión comunal que, al parecer, se habrían mostrado inquietos y dejaron trascender porcentajes en las PASO que no se reflejaban en las tendencias de los porcentajes que la empresa supo informarles de primera mano en la previa a los comicios.

Si bien no es la primera ni última vez que en una campaña se orquestan manipulaciones desde algún sector dirigencial, en complicidad con trabajadores de prensa cooptados para la ocasión, en esta oportunidad se fue lejos,  al parecer del académico, quien entiende que se ha roto la confianza con quienes supo trabajar por décadas, sin solución de continuidad.

Llegó a este Oído que por estos días con el único que se mantiene contacto -directo- desde la consultora es con el intendente Miguel Lunghi, quien supo capear la incómoda como tensa situación e intentó poner paños fríos, reconociendo la honestidad del hombre con quien viene trabajando en encuestas desde 1995, y con el radicalismo en particular desde 1991.

Cortada esta relación, no sería de extrañar que aquellos radicales que fagocitaron la detallada ruptura ya estén trabajando por la bajo en su propias consultoras o, por caso, convocar a otra empresa que ya vino incursionando en la temática sin mayor continuidad y todo quedaría entre amigos…

 

PRESENCIAS INCÓMODAS

Tal se informó en ediciones pasadas, Cambiemos propició una peña de campaña en el club Ferroviarios de Gardey, donde además de departir choripanes, bebidas y humor, de la mano del “Gato” Peters, los candidatos oficiaron algunas palabras, con el acompañamiento del intendente Miguel Lunghi.

Precisamente sobre el jefe comunal cuentan que en un momento se lo vio algo atragantado y no sería por la miga del miñón que abrazaba un chorizo, sino por una presencia que por lo menos ante la mirada de aquellos que no viven la interna diaria en el despacho del mandamás, resultó incómoda, al menos curiosa.

Se trató de su excolaborador Rubén Crovo, un soldado polifuncional que de un día para el otro y sin mayores explicaciones dejó de cumplir funciones en la estructura comunal, por decisión pura y exclusivamente del Intendente.

Como oportunamente se detalló sobre aquel alejamiento, no hubo mayores precisiones oficiales sobre lo que llevó a la drástica decisión del pediatra, aunque trascendidos dejaron deslizar que el otrora estrecho colaborador habría perturbado la confianza que el Intendente le había dispensado. Como dato amplificador, se acotó que dicho corte de relación no tuvo que ver con cuestiones que hacían a la cosa pública, sino más bien con la economía doméstica del propio Lunghi.

De allí la llamativa presencia en el acto electoral rural de uno de los pocos colaboradores del pediatra que fue retirado por designios del propio jefe comunal. El resto, se fue por propia voluntad o presionado por su cuestionado rol en su área al frente o porque alguna sentencia condenatoria de una causa judicial los obligó a alejarse, caso Carlos Balbín, quien si bien no cumplió más funciones públicas sí siguió colaborando con las campañas electorales y organización de actos partidarios.

 

UN APOYO “QUE PESA”

Se ha dicho que con sutil cintura el candidato Rogelio Iparraguirre viene surfeando la ola negativa de una buena parte del electorado serrano que no simpatiza con todo lo que representa La Cámpora. Nadie le niega como una de sus virtudes la estoica coherencia por no sacar los pies del plato en vientos de cambio y mantenerse en el espacio que lo vio nacer y crecer, y por el cual, en definitiva, le permitirá cosechar un interesante porcentaje de votos el venidero 22, disputando una tercera banca con 1País.

Sin embargo, bien sabe el ya asentado cuadro político que sus aspiraciones a pelear por la Intendencia está estrechamente relacionadas a cortar con ese cordón umbilical y mostrarse como un rostro que trascienda a esa fervorosa como fiel militancia con la cual comulga, mal que le pese a otros tantos dirigentes que trabajarán por limar esa idea.

En ese tren, no pocos le aconsejaron a Iparraguirre evitar mayores fotos precisamente con aquellos que más generan rechazo, por caso el exministro de Economía Axel Kicillof, quien la semana pasada arribó a la ciudad para apoyar la candidatura, apoyo que, al decir de los analistas, resulta un salvavidas de plomo más que un trampolín que permita sumar más adhesiones que las hasta aquí reunidas.

Pero se ha dicho, el joven mantiene levantadas las banderas y sus convicciones. Una fortaleza que muchos le elogian por sobre otros dirigentes que han saltado de un espacio al otro sin siquiera sonrojarse, pero así también subrayan como su máxima debilidad esa fidelidad a la hora de aspirar a trascender más allá de esa agrupación.

 

CAMBIO DE ESTRATEGIA

La ruidosa irrupción de Mauricio D’Alessandro en la arena política local parece haberse mutado por una presencia más modesta, adusta, con un trabajo más silencioso pero no menos vigoroso que pugna por pelear voto a voto, cara a cara, pateando las calles.

Se ha dicho en estas mismas líneas, más allá de las legítimas aspiraciones, el consejo que recibió el mediático letrado fue que debe trabajar, y mucho, por retener los votos que supo conseguir, incluso traspasando la frontera que trazó la candidatura de Sergio Massa.

Efectivamente, la pelea, entonces, versa sobre no bajar del porcentaje obtenido en las PASO, que, según quien lo mire, tendrá su lectura sobre lo bueno o no tan bueno de su campaña electoral.

Por lo pronto, todo parece más o menos resuelto sobre lo que pasará en las urnas el próximo domingo, con lo que D’Alessandro y compañía ya piensan en 2019, atado claro está a la coyuntura nacional que el espacio donde se ubicó resuelva donde ubicarse.

 

IDEOLOGÍA Y EDUCACIÓN

En el debate del último jueves en el Concejo, un proyecto para declarar de interés una charla sobre educación disparó un cruce entre dos concejales. En principio, desde el PJ-FPV María Eugenia Poumé pidió tratar en particular la declaración de interés sobre la presentación del libro “La mala educación”, de Eugenio Monjeau, debido a que su bloque no acompañaba la ordenanza por razones ideológicas.

Enseguida, aclaró que la decisión se fundaba en que la mirada de los autores respecto de la educación “no es coincidente con nuestras convicciones”, pero “fundamentalmente” porque el prólogo del libro está escrito por Mariano Narodowski, exministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, condenado por la Justicia en la causa por las escuchas telefónicas a familiares de las víctimas del atentado a la Amia.

Por eso, la radical Araceli De Vanna, autora del proyecto, le recriminó la actitud y expresó que “realmente lo lamento, porque nosotros hemos acompañado declaraciones de interés sobre cosas que ideológicamente no hemos compartido y sin embargo, acompañamos”.

Hasta allí parecía que el cruce estaba agotado, pero sobre el final de la sesión Carolina Gutiérrez retomó el tema y dijo que “la concejal De Vanna estuvo muy discreta” en su respuesta. En tanto, aprovechó para recordar que en otro debate sobre educación, concejales kirchneristas “trataron de genocida y bastantes cosas más a Sarmiento” y remarcó que “con grata sorpresa” un año después, en el festejo del Día del Maestro, en la Escuela 1 “los concejales que hablaban de genocidio cantaban enfervorizados el Himno a Sarmiento. Me causó sorpresa y está bueno que se reconsideren posturas”, chicaneó la radical.
REGRESO EN CAMPAÑA

La campaña de Cambiemos no deja de dar sorpresas, por los diferentes frentes de acción. Además -hay que rescatarlo-, desde que cierta parte del radicalismo vernáculo se acercó con el PRO, cada vez utiliza más las redes sociales. Una de las novedades de esta semana fue que a pesar de que no hubo internas y de que el lunghismo los dejó afuera de la competencia, la línea de Marcos Nicolini y los concejales que lo acompañan sigue comprometida con los timbreos y el reparto de las boletas en los barrios.

Y en una de las imágenes de esas caminatas, que fue publicada en Facebook, sorprendió la reaparición de un funcionario que se había alejado de la gestión lunghista en medio de una situación que no quedó muy clara, al menos, hasta ahora. Se trata del exdirector de Defensa Civil Pablo Esquivel, quien renunció a su cargo de la Secretaría de Protección Ciudadana que conduce Atilio Della Maggiora, hace algunos meses.

Distintas especulaciones se tejieron en torno a la repentina salida del abogado, quien comenzó a quedar un poco aislado tras la muerte de José Denisio (exsubsecretario de Protección Ciudadana) y el recambio del equipo de la dependencia encargada de la seguridad.

En los últimos días, Esquivel posó para las fotos con Nicolini y Nora Polich, dejando en claro de qué lado se posiciona en la batalla que se anticipa para 2019.

 

SI LA VAS A HACER…

La extensa discusión por el crédito de 35 millones de pesos con el Banco Ciudad dejó varias apostillas en el recinto del Concejo Deliberante, el último jueves. En un pasaje de su intervención, Pablo Bossio arremetió contra el equipo de Economía que conduce Daniel Binando y  lo acusó de no hacer lo que debía, en alusión a que no subió al primer piso de la Municipalidad a dar los argumentos técnicos que lo llevaron a tomar la decisión de endeudarse con una entidad de extraña jurisdicción.

En este marco, el concejal del Bloque Justicialista citó el eslogan publicitario del Banco Ciudad, que utiliza para promocionar los créditos personales por televisión, que dice: “Si la vas a hacer, hacela bien”. En contraposición, remarcó que en el Municipio de Tandil “la estamos haciendo mal”. Más allá del chiste, lamentó que el tema se cerrara por mayoría y a pesar de las dudas que expresó la oposición, teniendo en cuenta que “el equipo de Economía brilló por su ausencia”.
ESTACIONAMIENTO PERSONAL

Ya se había señalado desde estas líneas que muchos funcionarios utilizaban el patio del Paseo Alfredo Martínez para dejar sus autos particulares y de esa manera evitar pagar el estacionamiento medido de lunes a viernes en la Municipalidad.

Los sábados también es muy común ver a un alto funcionario de economía estacionando su auto particular, pero para el asombro no entra a la Municipalidad cuando desciende del mismo, sino que aguarda a su esposa, que también arriba en su auto particular, para estacionar juntos y luego, ambos, dirigirse al centro comercial de la ciudad.

 

LA LÍNEA AMARILLA NEGADA

En la última semana se dio a conocer la resolución sobre el pedido de una ciudadana, por un espacio de estacionamiento para una persona con discapacidad que debe descender de un vehículo adaptado para tal fin.

Resulta que le negaron pintar el cordón de amarillo para poder estacionar, cuando no pocos de los que transitan por las calles han observado líneas amarillas pintadas en entradas de garaje, sin carteles, y hasta en casas de funcionarios.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario