fbpx Con el servicio de transporte cortado, las obras de la Terminal avanzan para mejorar el aspecto y la funcionalidad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con el servicio de transporte cortado, las obras de la Terminal avanzan para mejorar el aspecto y la funcionalidad

En los primeros seis meses del nuevo plan de concesión se ejecutaron diversas reformas y mejoras en el predio, que incluyeron el recambio de boleterías, la colocación de luces LED, la refacción de la confitería, la reubicación de locales y oficinas, y la renovación de los paneles de vidrio de la fachada. Los trabajos seguirán adelante de acuerdo al cronograma mientras se espera que el transporte de larga distancia se reactive.

Rody Becchi

La interrupción del transporte de larga distancia producto de las medidas destinadas a frenar la propagación del coronavirus detuvo el ritmo de la Terminal de Ómnibus, en otros momentos epicentro del trajinar diario de cientos de personas.

No obstante, las necesarias obras de refacción en el lugar siguieron adelante a buen paso y cuando la actividad recobre su esplendor, los pasajeros y transeúntes podrán usufructuar las mejoras del espacio, una demanda que llevaba demasiado tiempo.

El Eco de Tandil recorrió la Terminal y conversó con el titular de la firma concesionaria, Luis González, quien brindó detalles de los trabajos realizados hasta el momento. Vale recordar que en enero, el Gobierno municipal y la firma adjudicataria denominada Visigodo SA, suscribieron el contrato que confiere al privado la explotación del predio con un esquema de modificaciones y mejoras en un plazo de cinco años.

“El tema de la suspensión del transporte nos perjudicó mucho por un lado y nos benefició por otro, porque hace cuatro meses que no tenemos entrada de dinero, ni de micros ni de alquileres, no hay movimiento, pero ayudó que al no haber gente, pudimos avanzar más rápido con todo”, explicó.

En efecto, destacó que sus otras inversiones están en el rubro gastronómico, otro de los ámbitos golpeados por el aislamiento que de a poco se va recuperando, y señaló que tuvo que traccionar su capital privado para poder continuar con las obras comprometidas ante la merma de ingresos.

Pese a la adversa situación económica, aseguró que continuarán con el proyecto porque la Terminal “lo merece”. “Cuando las actividades se normalicen, será un emprendimiento rentable para todos”, consideró.

Cambios a la vista 

Según se puede observar, el 80 por ciento de las nuevas boleterías ya está listo y se rotaron para que quedaran de cara a las plataformas de micros, como deberían haber estado orientadas siempre. Aunque no se venden pasajes, en la actualidad sí está activo el servicio de encomiendas que ofrecen las empresas allí radicadas y otra más que alquiló uno de los locales, lo que le imprime un poco de movimiento al sector.

Además, se cambiaron los paneles de vidrio de la fachada, se reubicó el kiosco, que ahora quedó en la entrada sobre la derecha, y sobre el ala izquierda se emplazó la oficina de informes.

Por su lado, el concesionario detalló que “en 15 días va a estar funcionando la confitería, aunque no haya servicio de colectivos se va a abrir igual para delivery y todos los que quieran ir”. Al respecto, contó que la propuesta gastronómica va a estar abierta las 24 horas, incluso para la entrega a domicilio, con la premisa de que sea un lugar agradable y cómodo que contará con un living y sillones, y una nueva barra para consumir.

“Hicimos todo nuevo, sacamos hasta el piso y arrancamos de cero con este espacio. También reciclamos elementos de la Terminal como maderas y puertas muy buenas que se reusaron para armar la barra, por ejemplo”, relató.

En tanto, indicó que ahora se va a empezar con el arreglo y modernización de los locales de venta de productos regionales que están detrás de la confitería, donde quedarán dos recintos libres para arrendar, y cercioró que se terminará con la parte de información turística.

“Queremos que la Terminal vuelva a ser también de la gente de Tandil, que vuelvan a desayunar acá, a comprar en el kiosco, darle otro aire”, puntualizó.

Los avances según el esquema 

El diagrama fijado contempla que en los primeros seis meses –que se cumplieron ahora- se efectuara el corrimiento de la carpintería perimetral. Esta “lavada de cara contundente” dispuso el cambio de mobiliario interior, la reforma de los locales comerciales internos y la apertura e integración de la confitería, el recambio de luces LED y de la señalética.

En el periodo posterior, que llega hasta el año, el responsable de la explotación tendrá que cambiar los paneles y puertas de vidrio del acceso, para facilitar la detección de las  entradas, con sensores automáticos en vez de las puertas de rebatimiento actuales. El tema central a resolver en esta etapa es el reemplazamiento del área de carga y descarga de encomiendas.

Además de modificarse la cartelera institucional, ya se reubicaron las oficinas de turismo, guardaequipajes e informes; y se está construyendo un sector para albergar a un guardia de seguridad permanente y otro espacio para que los pasajeros puedan esperar los taxis y remises. Así, González describió que avanzarán próximamente con la colocación de los sensores para automatizar las puertas y la fijación de la estructura metálica que va en el frente con el nombre.

Desde la comuna, al rubricar el acuerdo, informaron que harían inspecciones semanales y monitoreos exhaustivos para asegurarse de que se cumplan todas las pautas orientadas a dotar de mejor imagen y funcionalidad el predio. Cualquier incumplimiento por parte del adjudicatario, implica la rescisión del convenio.

En relación a los controles estatales, el empresario refirió que “la gente de Municipalidad viene continuamente, tenemos además un Intendente muy inquieto que ya se ha acercado varias veces a ver cómo va todo. Los domingos suele venir a mirar. Pero se hacen las inspecciones y se aprueban los avances”.

Conforme con los progresos obtenidos, exhibió que se hizo “más de lo pautado dentro de lo que establece el pliego” y afirmó que antes de firmar el contrato se había cambiado el 80 por ciento de las luces LED exteriores e interiores. “Ahora hay un proyecto que vamos a estudiar con la Municipalidad para cambiar las luminarias de adentro, no me gustan cómo quedaron y quiero hacer unas modificaciones para darle más vida. En la entrada, al atravesar la puerta automática, frente al kiosco, está previsto que se arme un jardín flotante, pero venimos bien”, dijo.

El plan de futuras obras 

En el segundo año la prioridad está anclada en el reacondicionamiento de los baños públicos, la colocación de locales tipo islas en el hall central y el control vehicular mediante barreras automáticas, con el objeto de controlar el ingreso y egreso de usuarios particulares y de los micros.

Hacia el tercer y cuarto año, se propuso el arreglo de las escaleras y la colocación de un ascensor al costado de la escalera central que conecte ambas plantas. Este ítem, que formaba parte del pliego licitatorio original, fue removido después e incluido nuevamente en el arco de exigencias.

En el último año, el empresario deberá hacer el cerco perimetral al área de maniobra, que es un cerramiento con reja moderna que, llegado el momento, se va a tratar junto al Municipio cuál va a ser el diseño y las condiciones, ya que es muy costoso. Este trabajo está vinculado a la transformación de la dársena de estacionamiento de micros con la colocación de una serie de elementos que permitan ordenar el espacio para la maniobra de las unidades, y también el cerramiento posterior.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario