fbpx Con gran expectativa, el barrio La Elena se suma al sistema de gestión y separación de residuos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
PUNTOS LIMPIOS AUTOGESTIONADOS

Con gran expectativa, el barrio La Elena se suma al sistema de gestión y separación de residuos

Siguiendo la exitosa experiencia del barrio Graduados, los vecinos de La Elena empezarán este sábado a organizar jornadas de clasificación de desechos con la colaboración de la Dirección de Medioambiente municipal. A través de la iniciativa, se busca acercar el servicio a las personas que no residen cerca de una estación de Punto Limpio y promover la separación en origen de residuos.

El Eco

Ayer se realizó la primera jornada de colecta de materiales reciclables en el barrio La Elena, como parte del Sistema de Puntos Limpios Autogestionados que desarrolla el Municipio con comisiones vecinales. El lugar elegido fue la esquina de las calles Calihue y Pierroni de 9 a 11.

La iniciativa surgió por parte de los vecinos, que quisieron replicar el exitoso modelo adoptado por el barrio Graduados y, posteriormente, por las zonas de Arroyo Seco y El Paraíso. La propuesta consiste en realizar jornadas de colecta de materiales reciclables previamente clasificados, similares a los que se reciben en las estaciones de la red de Puntos Limpios.

Luis Albornoz, representante de la junta vecinal de La Elena, le contó a El Eco de Tandil que cuando los habitantes de Graduados comenzaron a desarrollar su experiencia, se contactó con ellos para replicarlo en su barrio, pero el primer impulso se fue diluyendo en el tiempo.

“Hace poco, Clara, una vecina nuestra, empezó a participar de los encuentros en Graduados, de los grupos de compostaje  y me consultó si estábamos de acuerdo en participar. Nos pareció muy bien, aquella vez nos faltó empuje, pero ella le puso muchas ganas y empezamos a ponernos de acuerdo en la comisión del barrio para organizarnos  y salir adelante”, refirió Albornoz.

Separación en origen  y reutilización

Tras entrevistarse con el director de Medioambiente, Héctor Creparula, para conocer los detalles del sistema, pusieron en marcha los mecanismos para implementar el programa.

“Nos interesa empezar a separar en origen desde hace mucho tiempo, ahora se dio y ayer fue la primera experiencia. Es un trabajo de hormiguita convencer a los vecinos, dedicarle tiempo, pero vale la pena porque dejamos de tirar cosas que se pueden reciclar y se colabora con un montón de entidades que aprovechan nuestros desechos, no cuesta nada separarlos y llevarlos un determinado día a un lugar específico”, señaló.

“Es una buena manera de acercar este servicio a los vecinos que tal vez no tengan una estación de Punto Limpio tan cerca, pero además sirve para seguir trabajando en la concientización”, manifestó Creparula.

Los materiales recibidos en las estaciones son procesados por instituciones para contribuir a sus objetivos; Taller Protegido Tandil, Ciane, Asociación de Guías Argentinas Tandil, Rehto- Facultad de Cs. Exactas Unicen, Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Tandil y Mesa Solidaria- Proyecto Creando Valor Compartido.

A través de este sistema, las comisiones de vecinos se encargan de organizar las jornadas y luego la Dirección de Medioambiente aporta la logística necesaria para trasladar los materiales recolectados a una de las estaciones de la red.

Los materiales que se tienen en cuenta, previamente separados, son: botellas de plástico (el resto de los plásticos no), papel y cartón, envases de tetra, film de embalaje (con el que se embalan los electrodomésticos), telgopor (excepto bandejas de comida), botellas y frascos de vidrio, aceite de fritura, pilas y baterías, aparatos eléctricos/electrodomésticos y lonas de pileta o banners.

Actualmente hay cuatro estaciones ubicadas en diferentes zonas de la ciudad (Estación Centro de Maipú 1250, Estación Oeste en Lunghi 1950 y Estación Norte, en Darragueira y Jurado) y en María Ignacia, que durante el año pasado recibieron cerca de dos toneladas diarias de residuos, un 26,5 por ciento más que en 2017.

“Vamos a ver qué repercusión tenemos con los vecinos y dependemos de eso cuando pedimos  el próximo, en el otro barrio la movida se hace aproximadamente cada 20 días. Lo manejaremos con Creparula, que manifestó muy buena disposición”, informó Albornoz.

El representante vecinal se mostró muy entusiasmado con la propuesta -que se suma a la experiencia positiva desarrollada en los otros puntos de la ciudad- con la expectativa de que pueda reproducirse en más lugares.

“Queremos incorporar a gente de La Porteña y de otros barrios, también del lado del Centinela, para que participen, la gente de Posta Natural se interesó en participar y empezar ellos también a separar, está en tratativas, pero creo que se van a ir sumando de a poco”, se explayó.

Agua por fin

Los residentes del barrio La Elena padecieron durante mucho tiempo la falta de obras de infraestructura que habilitaran la extensión de la red de agua potable. Tras múltiples reclamos, el Municipio  completó el año pasado una importante obra de impulsión con un tanque elevado y varios metros de cañerías troncales para cubrir toda el área urbanizada.

Albornoz explicó que, con respecto a las cañerías de 75 mm que recorren las calles del barrio, los frentistas se agruparon para costear los gastos que correspondían a una iniciativa privada, “no quedan muchas cuadras, se empezaron a hacer porque los vecinos  se organizaron cuadra por cuadra, se contrató a una empresa y avanzaron con las obras perfectamente”.

Además, los domicilios cuentan con medidores de agua, circunstancia que evaluó de manera muy positiva porque “no tiene que derrocharse, es mi gran problema ver que alguien derrocha agua, hicimos esto durante tantos años y ver que alguien la desperdicia es muy doloroso”.

No obstante, el vecino afirmó que las  calles Pierroni, Cadona y Galicia no cuentan con la extensión de cañerías y esos vecinos aún dependen del aguatero, pero se encuentran en tratativas para hallar una solución.

Queremos resolverlo pero hay pocos vecinos en cada cuadra y la obra se hace costosa, en las cuadras en las que se hizo se juntaron varios vecinos para afrontar los gastos, pero en esa zona hay poca densidad”, cerró.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario