Con grandes expectativas, futuros directores debutarán en la 13ra. edición de Carne Fresca

Son cinco alumnos de la Facultad de Arte que tendrán la oportunidad de mostrar el resultado de seis meses de trabajo durante tres semanas. Los estudiantes de teatro se expondrán por primera vez a un público general como directores, formando parte de la agenda cultural de la ciudad. “Es un proceso apasionante”, describieron.

Verónica Rodriguez y Martina Cabrera, dos de los cinco directores que debutarán en Carne Fresca.

El Eco

Desde hoy y hasta al 28 de este mes, en el marco de la celebración de los 30 años de la Facultad de Arte de la Unicen, se presentará por 13ra. edición del ciclo “Carne Fresca”, en la Sala La Fábrica, de Pinto 367.

El evento es el resultado de la cátedra Práctica Integrada III, conformada por el profesor Marcelo Jaureguiberry, Juan Urraco e Ignacio Díaz Delfino, donde estudiantes de la carrera de Teatro se presentan por primera vez ante un público general como directores de obras teatrales.

Estos nuevos profesionales otorgarán una mirada fresca con perspectiva renovada a productos teatrales que pasan a ser parte de la agenda cultural de la ciudad de Tandil y la región. Durante el desarrollo de este ciclo, cada uno de los 20 días es una oportunidad para experimentar una obra teatral diferente.

“Las propuestas son totalmente distintas una de la otra, sin punto de comparación, y esto se dio gracias a las herramientas que la misma cátedra nos brindó”, resaltaron las alumnas Verónica Rodríguez y Martina Cabrera, que debutarán en esta edición. En la misma línea, admitieron que cada participante irá con su propio estilo, logrando aportar una riqueza particular a la muestra y ofreciendo al público obras con un abanico de matices que atraviesan lo político, lo social, el humor y la comedia.

Lo distintivo en esta oportunidad es la extensión del ciclo, ya que siempre tuvo una duración de una semana y por primera vez será de 20 días. “Nosotros, como grupo de alumnos, hemos trabajado todo el año de manera muy comprometida y de forma muy cooperativa, tuvimos la idea desde principio de año de explayarlo dos semanas más”, comentaron.

La intención de este planteo fue que todas las obras estén en cartelera por más tiempo y alcanzar a más espectadores, ya que con una sola función el público sería muy reducido y no acataría siquiera a todas las personas de la institución.

Por otro lado, las flamantes directoras dijeron que tiene que ver con defender estos espacios de calidad, con mucho hincapié en la educación pública. “La idea siempre fue poder sostener y socializar las producciones en más de una función, porque el trabajo que hacemos durante todo el año es impresionante, además de la gente que se compromete alrededor nuestro”, destacaron e indicaron que son aproximadamente 55 personas las que están participando del ciclo, entre actores, vestuaristas, iluminadores y más.

Una experiencia caótica, pero apasionante

Se trata de que, llegado el último año de la carrera, los alumnos puedan conjugar todos los saberes adquiridos en el desafío de una producción teatral con dirección propia.

“Esto es genial, porque además es inédito, ya que es la única facultad que tiene esta posibilidad de generar tantos espectáculos teatrales desde una cátedra y es muy valioso”, expresó.

Con esta experiencia los estudiantes podrán ver el recorrido real de toda la industria de la producción, que es uno de los aspectos que considera la cátedra con la propuesta de que en seis meses obtengan una realización de calidad montada.

“El proceso es un tanto caótico”, revelaron con entusiasmo las alumnas, reflejando que son muchas las responsabilidades que se depositan en una sola persona, lo que a la vez les genera un gran desafío.

El primer paso fue escoger un texto de autor, del cual cada uno de los futuros directores empezó a percibir las resonancias que les generaba, y a partir de ahí se inició el camino de construcción. Una vez que desde la cátedra fue aprobada la obra elegida, procedieron con la elaboración de un guion donde plasmaron una idea del universo estético de la obra. “Uno se va inmiscuyendo tanto en el texto, lo va desmenuzando, el proceso se vuelve apasionante”, enfatizaron.

Los chicos fueron supervisados todo el tiempo, de manera que a lo largo del período de construcción hicieron distintas ponencias que involucraron actuaciones, ideas de vestuario e iluminación. En cada presentación se les hicieron las devoluciones, en base a las que corrigieron el material hasta optimizarlo. Además, cabe destacar que ellos fueron los responsables de elegir a cada uno de los integrantes del elenco. En este sentido, contaron que están trabajando con actores provenientes de distintos lugares, algunos muy jóvenes, otros con más experiencia.

“Esta cátedra nos enfrenta al quehacer del director, que tiene un montón de complejidades, pero a la vez nos hace encontrar con el trabajo en equipo, que es una parte muy bella del teatro”, describieron.

La grilla del ciclo

Hoy, a las 21: Geometría de Javier Daulte. Dirige Martina Cabrera

Mañana, a las 21: La Pecera de Ignacio Apolo. Dirige Verónica Rodríguez

Jueves 11, a las 21: Entonces Bailemos de Martín Flores Cárdenas. Dirige Ignacio Aguirre

Viernes 12, a las 21: La Fabulosa historia de los inolvidables Marrapodi de Los Macocos Grupo de Teatro. Dirige Santiago Almada

Sábado 13, a las 21: Cuando te mueras del todo de Daniel Dalmaroni. Dirige Macarena Lahora

A lo largo de las tres semanas las obras se irán rotando y las entradas anticipadas se podrán adquirir en San Martín 676 Local 10.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario