Con miras a ampliar la cobertura, el Municipio y Anses articulan el sistema de becas para jóvenes

El director de Juventud, Mariano Martina, la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, y el titular de la UDAI de Anses, Cristian Salvi.

El Eco

Con vistas a mejorar la escolaridad y ampliar la población a la que se llega con el objetivo de evitar la deserción escolar basada en una necesidad económica, la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio y la seccional Tandil de la Administración Nacional de Seguridad Social de la Nación (Anses), anunciaron que desde este año trabajarán en conjunto para complementar los sistemas de becas para estudiantes que cada organismo ofrece.

El plan Becas Progresar estará destinado a jóvenes de 18 a 30 años que cursen estudios primarios, secundarios, universitarios y terciarios en instituciones públicas, así como a alumnos de establecimientos de formación profesional y de formación docente.

Mientras que Tandil Estudia hará foco en aquellos jóvenes de 12 a 18 que cursen sus estudios secundarios. A la vez agregaron que se evaluarán los casos de estudiantes universitarios y terciarios que no estén alcanzados por el beneficio de Progresar y necesiten acompañamiento para continuar sus estudios.

En conferencia de prensa, el titular de la UDAI, Cristian Salvi, y la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, brindaron detalles de la implementación e invitaron a los interesados a conocer los requisitos para acceder a las líneas de ayuda.

Abarcar todas las
franjas etarias

En diálogo con El Eco de Tandil Salvi indicó que a finales de enero el presidente de la Nación Mauricio Macri firmó un decreto que modificó el plan Progresar y lo reconfiguró con vistas a implementar un programa orientado a asistir a jóvenes que necesitan ayuda económica para estudiar y que exige rendimiento académico como contraprestación.

Frente a este cambio, se inició un trabajo con la Secretaría de Desarrollo Social para que las Becas Progresar y el Tandil Estudia puedan abarcar a “todas las franjas etarias para llegar a la mayor cantidad de jóvenes”.

“Es una enorme apuesta a la educación pública”, definió el funcionario, que destacó la nueva modalidad implementada a partir del refuerzo de los montos pero también de los requisitos para acceder.

En ese sentido graficó que, para mantener una continuidad en el beneficio de un año a otro, “el joven tiene que haber pasado de año en el caso de la educación obligatoria”, mientras que en la universitaria pide “aprobar las materias del 50 por ciento del plan de estudios”.

Incluso suma otro aspecto relacionado “al mérito” de quienes sean acreedores de la ayuda ya que establece que “aquellos que terminan el año con un promedio superior a 8, el año siguiente recibe el doble de monto”, en una característica que calificó como “premio al estímulo educativo”.

De manera
“más eficiente”

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social se mostró entusiasmada con el trabajo iniciado, que apunta a articular programas que brindan beneficios a estudiantes para llegar de manera “más eficiente” a quienes lo necesitan.

Confesó que “vemos con gran beneplácito” la decisión adoptada por el Ejecutivo nacional de implementar cambios en el plan Progresar y destacó que “nos permitirá reforzar el nivel secundario” con el aporte que se brinda.

En efecto, precisó que “tomaríamos la franja etaria de los 12 a los 18 años, que deja afuera el Progresar, para llevar adelante las becas Tandil Estudia”, con la misma metodología de inscripción.

Como detalle destacó el refuerzo en el monto que se otorga, que pasará de 300 a 500 pesos, en una apuesta para alcanzar a la población que lo necesita y que hoy no contempla la otra línea de ayuda.

“No nos superponemos, sino que nos complementamos”, resaltó la funcionaria, incluso aquellos casos que queden fuera del programa nacional serán evaluados en particular.

Finalmente el director de Juventud, Mariano Martina, destacó que “la puerta siempre está abierta” para realizar las consultas correspondientes y que “nadie se quede sin acceder a la educación pública porque le falte algún recurso material para hacerlo”.

Requisitos

Con respecto a los requisitos, para acceder al Progresar el ingreso máximo del grupo familiar no debe superar el valor de tres salarios mínimo vital y móvil, lo que equivale a 28.500 pesos, aproximadamente, ser argentino nativo o naturalizado con Documento Nacional de Identidad o acreditar cinco años de residencia. Además, quienes lo perciban no deben ser titulares de un plan social, tanto nacional, provincial o Municipal.

Para formar parte de Tandil Estudia, en tanto, la selección de beneficiados se hará a través de entrevistas individuales a cargo de trabajadores sociales de la Dirección de Juventud.

Al respecto, el titular del área comunal, Mariano Martina, explicó que si bien ya está cerrado el período de inscripción, se atienden casos excepcionales cuando la emergencia lo amerite.

En el caso de Progresar, los interesados tienen tiempo hasta el 31 de marzo para inscribirse y deberán hacerlo a través de la página web argentina.gob.ar/becasprogresar.

En ese aspecto también se complementará el trabajo de ambas dependencias, ya que la Dirección de Juventud local dispondrá de personal para asesorar y asistir en la inscripción a aquellas personas que no pueden realizarlo por sus propios medios.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario