Con vistas a la organización gremial, abordaron las condiciones laborales en el Polo Informático

La constante expansión de la industria del software en Tandil impuso la necesidad de constituir un espacio de representación de los trabajadores ante las problemáticas que afronta el sector, que se presenta como heterogéneo y con particularidades propias.

En ese marco, y con la mirada puesta en reforzar las acciones tendientes a avanzar en esa línea, Trabajadores Informáticos de Tandil con el respaldo de la Asociación Gremial de Computación (AGC) decidió convocar a una charla debate para abordar la temática desde una perspectiva académica e institucional.

Así, este miércoles por la tarde, en las instalaciones del Aula Magna del Rectorado de la Universidad Nacional del Centro se llevó adelante una charla debate en la cual se analizaron las variables que se presentan en la necesidad de mejorar las condiciones laborales para facilitar el desarrollo del sector informático.

Durante la actividad, dirigida a estudiantes, graduados y docentes de carreras de sistemas, a empleados, empleadores y emprendedores del sector y al público en general, se abordaron aspectos como la calidad de los salarios, el ambiente de trabajo, la valoración del título universitario, la organización sindical, los modelos de desarrollo de la industria, programas de formación y capacitación, entre otros.

La charla debate

La charla buscó ampliar el debate y sumar la voz de los representantes del sector, con el objetivo de afianzar la organización y consolidar el gremio, un aspecto que resulta necesario para acompañar el crecimiento del sector.

En esta oportunidad el panel estuvo integrado por el doctor en Ciencias Sociales y profesor en la Facultad de Ciencias Sociales (UNQ), Mariano Zukerfeld; por el secretario general adjunto de la Asociación Gremial de Computación (AGC), Ezequiel Tosco; por el secretario de Vinculación y Transferencia de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicén, Diego Dalponte; y por el representante de TIT, Manuel Alonso.

El desarrollo de las disertaciones avanzó en cuestiones vinculadas a las características del sector en términos históricos, con un análisis desde 1998 hasta la actualidad, la evolución salarial, del poder adquisitivo y la valoración de los títulos universitarios.

También se expusieron los programas y opciones de la unidad académica y los detalles de la representatividad de los empleados, el marco legal y la identidad informática.

Trabajadores Informáticos Tandil (TIT) es una organización que se encuentra en proceso de constitución formal de la delegación de la Asociación Gremial de Computación (AGC).

El espacio local fue creado en 2012 bajo el impulso de exestudiantes de la carrera y empleados del sector, y a partir de allí la actividad central se enfocó en el relevamiento de los trabajadores y en conocer las condiciones y calidad laboral.

Luego de transitar por distintas etapas, la organización avanza hacia un proceso de consolidación en la ciudad, con mayor participación, un programa de actividades y la definición para convertirse en delegación del gremio nacional.

Un sector “muy
heterogéneo”

En diálogo con El Eco de Tandil, uno de los representantes de TIT, Manuel Alonso, repasó detalles del encuentro y de las acciones tendientes a consolidar la organización de los trabajadores informáticos, con impronta e identidad propia.

Al referirse a la realidad laboral en la industria del software local, identificó como principales inconvenientes la calidad del salario, en especial el modo en que se define la estructura salarial, el mecanismo de aumento, el valor de los títulos universitarios, y la capacitación.

“Es un sector muy heterogéneo que todavía no tiene una voz que represente oficialmente a los trabajadores y eso dificulta la discusión entre los sectores empresarios, el Estado y la organización gremial”, evaluó.

En el Polo Informativo conviven empresas multinacionales con otras más pequeñas, algunas fundadas por tandilenses y otras que se instalaron en la ciudad pero que tienen sede en otros países, y empleados “freelance” que realizan tareas desde su casa.

Frente a la singularidad de la actividad nace la necesidad de “encontrarnos, debatir y abordar el tema” desde todas las variables.

Para finalizar Manuel Alonso invitó a todos los trabajadores informáticos a participar de la movida ya que “cuantos más seamos y más diverso sea el espacio, más rico será el debate y la organización”.

“Queremos que se sumen a construir un gremio a nuestra medida, con nuestra impronta para seguir transitando este camino”, concluyó.

Un sector que trabaja
por la organización

El secretario general adjunto de la Asociación Gremial de Computación (AGC), Ezequiel Tosco, focalizó su exposición en tres puntos: la postura frente al movimiento obrero y el nivel de aceptación; la industria; y la organización, puntos sobre los cuales pudo hacer su desarrollo gracias al espacio de debate que generó el encuentro.

Mostró sorpresa ante el desconocimiento de la existencia del gremio entre los empleados del sector, aunque resaltó la predisposición para aprender más sobre el marco legal y las perspectivas para la organización sindical.

En esa línea respaldó la tarea impulsada desde la organización Trabajadores Informáticos Tandil y justificó que el sector en la ciudad requiere de este aspecto, “no solo por la cantidad de trabajadores sino porque la construcción federal requiere de todos los espacios representados”.

Para finalizar convocó al diálogo al sector empresarial y dijo que “siempre van a encontrar que tendemos puentes pero que también estamos muy firmes en la decisión de defender los intereses de los trabajadores”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario