Creció en la ciudad la demanda de vacunas por fiebre amarilla

Desde el área de salud informaron que hay un fuerte incrementó en la demanda de dosis. Recomiendan innumizarse a quienes viajen a Brasil. Los turnos se otorgan con 15 días de anticipación.

El Eco

El martes pasado, La Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a recomendar que las personas que viajen a Brasil en los próximos días se vacunen contra la fiebre amarilla. Lo hizo luego de que se detectara un aumento de la transmisión selvática del virus cada vez más próxima a centros urbanos muy poblados.

En concordancia con esta recomendación, desde la Dirección de Salud Comunitaria, advirtieron sobre la importancia que reviste vacunarse contra esta enfermedad viral aguda y que si bien, la demanda por lo general es estacional, se ha incrementado la solicitud de turnos en el vacunatorio.

Miriam Darthazu, titular de la dirección del área, reconoció que “estamos teniendo muchas consultas por parte de aquellos que han decidido vacacionar en Brasil y esto se traduce en el requerimiento de turnos para esta vacuna específica”. “Por lo general contamos con dosis que nos provee la Región VIII de salud, y tenemos un calendario específico en el centro de calle Alem al 1300”, puntualizó

En efecto, los días para la inmunización contra fiebre amarilla, han sido programados los martes y jueves de 12 a 14. Es necesario acercarse previamente, para adquirir un turno, ya que los mismos se están otorgando con 15 días de anticipación y tener en cuenta, que es necesario aplicarse la dosis 10 días antes de llegar al destino.

Esta situación, más allá de responder a la demanda de los viajeros, se debe a que la vacuna viene en presentación multidosis y dura media jornada laboral. Actualmente, se están inoculando a 60 personas por semana y necesario estar en buenas condiciones de salud y sin fiebre al momento de asistir. Una vez aplicada, la inmunización dura 10 años.

“Lo llamativo es que, más allá de las recomendaciones por esta enfermedad, Brasil no entraba en la lista de países con población de riesgo, pero entiendo que hay un brote en determinados lugares dónde no era frecuente encontrar al mosquito portador del virus”, sostuvo Darthazu.”Si bien no tratamos de generar alerta, creemos que es bueno concientizar a quienes vayan de visita a este país”, agregó

Actualmente, 15 estados brasileños y su capital, Brasilia, están bajo observación por posibles contagios, luego de que se reportara en los últimos días un fuerte aumento de casos en San Pablo, Minas Gerais y Río de Janeiro. Precisamente, la ciudad carioca, es uno de los destino preferido de los argentinos después de Florianópolis.

Recomendación para viajeros

El Ministerio de Salud de Argentina tiene actualizada la información en su sitio web para los turistas que viajen al país vecino. Allí, remarca que deben recibir la vacuna contra la fiebre quienes cumplan con alguno de los siguientes criterios:

– Viaje a municipios pertenecientes a la zona de riesgo como destino final.
– Permanencia por al menos 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje hacia una zona situada fuera de las áreas consideradas de riesgo.
– Desarrollo de actividades de turismo aventura (trekking, tirolesa, etc.) o campamento en municipios dentro de la zona de riesgo.

Contraindicaciones y prevención

Hay que tener en cuenta que existen algunas contraindicaciones para la aplicación de esta vacuna. No puede aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla en los siguientes casos:

– Si se padece algún trastorno que comprometa la función del sistema inmune, como el cáncer, o recibe tratamiento con esteroides o con otros inmunosupresores.
– Si la persona padece enfermedades del timo, que es un órgano del sistema inmune que se encuentra en el cuello.
– Si la persona padece infección por el VIH y tiene muy deteriorado el sistema inmune.
– Si se tiene alergia grave al huevo.
– Si se encuentra embarazada o si se está en periodo de lactancia pues en ambos casos el virus puede pasar al bebé y producir complicaciones.
– Si el paciente es mayor de 60 años o si se trata de un bebé menor de nueve meses. Esta contraindicación se debe a que, aunque las complicaciones de la vacuna son muy infrecuentes, estas se han producido en su mayoría en bebés o en adultos mayores.

En cuanto a la prevención se enumera a la vacuna contra la enfermedad en primer lugar, y el uso de repelentes para evitar las picaduras.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario