Desde el Municipio se desligan del pedido de los vecinos para desalojar Tarraubella

El Municipio no se hace cargo del desalojo y los vecinos están indignados por no tener respuestas.

El Eco

Tras la nota publicada por El Eco de Tandil en la cual los vecinos de Lavalle al 1700 reclamaron el desalojo de las torres de Tarraubella por los innumerables trastornos que les ocasionan los usurpadores que allí viven, hubo muchas repercusiones en la página web, incluso de muchos adjudicatarios que fueron estafados por la firma que llevó adelante el emprendimiento comercial.

A pesar de eso, no hubo respuesta del Municipio para con el principal pedido de los frentistas: el desalojo, porque aseguran que al no tratarse de terrenos que pertenezcan a la comuna, nada puede hacer.

El control policial

Hasta ayer, solo acusó recibo el jefe de la comisaría Cuarta Darío Fresco, quien se acercó a la casa de uno de los vecinos, dialogó con ellos y les prometió mayor patrullaje, que de hecho los frentistas pudieron percibir a lo largo de la jornada de ayer.

El comisario de la Seccional Cuarta, Darío Fresco, explicó que si bien se reunió con los vecinos ayer a raíz del reclamo que se hizo público a través de este Diario, están en contacto permanente por tratarse de una zona conflictiva y que diariamente tratan de dar respuestas a los vecinos de las distintas situaciones que van surgiendo en torno a los habitantes de las torres.

No obstante, aseguró que no se incrementaron los robos, sino que hay hechos puntuales, como uno sucedido en Rosales al 2700 en el cual se encuentran en plena investigación.

Asimismo, indicó que el patrullaje es frecuente y que van cambiando la modalidad de trabajo de acuerdo a las necesidades que van planteando los vecinos, principalmente los que residen en la cuadra justo en frente de los monoblocks y que por lo tanto, resultan ser los más damnificados.

Explicó que en Tarraubella residen alrededor de 10 familias, que todas están identificadas pero solo tres de ellas residen allí de forma permanente. El resto va cambiando, van rotando de un barrio a otro sin residencia fija.

Y añadió que la zona se encuentra bastante controlada y que de hecho, se han concretado distintos allanamientos y se han detenido personas con antecedentes en otras jurisdicciones.

Por último, recalcó que el contacto con los vecinos es permanente y que trabajan junto a ellos para determinar las modalidades de patrullaje y demás.

Los damnificados

En la web de El Eco de Tandil se expresaron diversos damnificados que pagaron por los departamentos de Tarraubella y nunca fueron adjudicados ni tampoco les devolvieron lo que abonaron.

Una de ellas contó que “pagué varias cuotas y nunca me devolvieron nada. Tarraubella sigue construyendo en Buenos Aires, como si nada”.

Otra persona expuso que “soy una de las damnificadas por la estafa de ese barrio y tenemos un juicio hecho pero como siempre la Justicia nunca se acuerda de los que trabajamos todos los días. Eso sí, los usurpadores tienen derecho a planes sociales, asignaciones y no sé cuánta ayuda más mientras nosotros seguimos esperando que nos devuelvan la plata o por lo menos ver a Tarraubella preso”.

Más comentarios expresaron que “pagamos tres años y medio. Era a cinco años. Pagamos la cuota y en junio y diciembre se pagaba cuota aguinaldo. Está todo con el abogado Corradetti, ya que no podemos recuperar nada que las tiren”.

“Me rompí el alma pagando alquiler y pagando la cuota de unos de esos departamentos, nunca se hizo nada. Qué rabia me da verlos en esas condiciones y yo lo pagué. Todo fue una estafa”, lamentó otra de las damnificadas.

Otro expuso que “el letrado de apellido Corradetti es quien mandó a cajonear la causa en Azul, y junto con el dueño del vivero al que pertenece el terreno, no les conviene el desalojo, sino ya hubieran hecho algo. Todos tránsfugas, chantas. Intendente Miguel Lunghi a ver qué pasa con esto. Son muchos meses, años de reclamos. Nadie mueve un pelo. Les traen ropa y la queman a la vista de todos, les arreglaban el patio o daban unos choripanes por un voto, pero realmente hacer algo, nadie hace”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario