Desde el sector pyme califican como `paliativos’ las medidas anunciadas por el Gobierno provincial

Gustavo Dacovich, presidente de Apymet reflexionó sobre las medidas de asistencia que anunció la gobernadora bonaerense para afrontar la crisis del sector. Habló de la necesidad de tener certezas a futuro y de trabajar en conjunto para fortalecer la desigualdad que hoy enfrenta el empresariado.

El Eco

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal anunció el pasado jueves un paquete de medidas destinadas a favorecer la operatividad de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en el territorio . En líneas generales, los beneficios divulgados giran en torno a tres ejes principales que apuntan a brindar ayuda financiera, incentivo productivo y asistencia impositiva.

Según informaron, la propuesta busca aliviar la situación de las 265.470 Pymes que generan empleo para 4,4 millones de bonaerenses, que representan el 75 por ciento del trabajo privado a nivel provincial.

Entre los anuncios se destacan las líneas de crédito para capital de trabajo e inversión, microcréditos, la modificación de la normativa para darles preferencia en las compras del Estado, la ampliación del programa Comprá PyME a los rubros textiles y la postergación a 2019 del pago de Ingresos Brutos de los meses de noviembre y diciembre para compañías que facturan hasta dos millones de pesos anuales.

Esto se suma a lo presentado en junio de este año por el Gobierno provincial que incluyó líneas de crédito blando, garantías para obtener financiamiento y facilidades para el acceso a las grandes cadenas comerciales y supermercados.

En el ámbito local las nuevas disposiciones fueron calificadas como paliativos a la hora de describir la problemática que evidencia el sector.  Gustavo Dacovich, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Tandil (Apymet) manifestó que “Las medidas son siempre bienvenidas pero notamos que mucha veces no son congruentes con el momento que se atraviesa”.

En este sentido advirtió que los anuncios “llegan tarde, aunque todos los tiempos de la política son lentos”. “Hay que ver cuánto dura porque estamos viendo que hay muchos cambios de modalidad en las decisiones”.

Dacovich sostuvo que “tener la posibilidad de descontar valores al 29 por ciento, colabora sobre todo si se tiene en cuenta que las tasas promedian el 70 por ciento”. El empresario hizo hincapié en el valor de la tasa diferencial tras señalar que la misma permite financiarse a un costo mucho menor a 30, 60 o 90 días.

Sin embargo, destacó que las condiciones del mercado hoy no están dadas para aquel que quiera invertir y arriesgar su capital en un emprendimiento porque prefiere acogerse al sistema financiero que ofrece ganancias superlativas. “El que tiene liquidez, hace otro negocio y busca una rentabilidad que no le genere riesgo alguno”, aseguró Dacovich.

El presidente de Apymet señaló además que existe una notable carencia de certezas a futuro y que las marchas y contramarchas de la medidas han hecho a las pymes la variable de ajuste dentro del sistema. “Somos el lugar por donde se ajusta y esto desalienta constantemente a la producción”, subrayó.

Por otra parte analizó que el enfriamiento de la economía tuvo su correlato en la capacidad productiva del sector. “La realidad es que quedamos muy lejos de ser el motor de impulso de la economía porque tanto las condiciones crediticias como la presión impositiva, no reflejan que las pymes estemos atendidas”.

En busca de la asociatividad

Bajo una mirada introspectiva, Dacovich reparó en la necesidad de aunar esfuerzos. “Se está evaluando como nunca desde la entidad, la posibilidad de trabajar en conjunto en pos de promover medidas que nos fortalezcan a todos”.

Estableció un paralelismo entre las grandes empresas que a la hora de enfrentar un aumento de salarios, se ven más propensas a poder realizarlo, que aquellas que se suscriben como pequeñas por contar con menos personal y capacidad instalada.

“A nosotros nos legisla la misma paritaria que tienen las grandes firmas pero no tenemos el mismo respaldo económico ni el mismo poder para hacer frente a esas responsabilidades”, remarcó

Instó a que el empresariado busque un espacio para mancomunar soluciones que, más allá de los problemática individual que cada rubro tenga, se puedan aplicar en conjunto para fomentar el poder de acción.

“Representamos un eslabón débil de la economía porque somos a quienes más nos aprietan cuando hay partes de la sociedad que no pagan ganancias, rubros que no tributan y nuestro sector por ejemplo, si no cumple con las cargas sociales en tiempo y forma, no puede descontar un valor en el banco”, detalló Dacovich.

El titular de Apymet finalmente dijo que “hoy gran parte de las pymes la estamos peleando en las entidades bancarias y lo peor es que no solo hemos perdido la capacidad de crédito sino que también se han perdido los capitales genuinos”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario