fbpx Desde la Asociación de Guías de Tandil solicitaron circular con precaución por las sierras por la presencia de reptiles – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde la Asociación de Guías de Tandil solicitaron circular con precaución por las sierras por la presencia de reptiles

El Eco

Desde que las salidas recreativas fueron habilitadas en Tandil, luego de algunos meses de aislamiento estricto, muchas personas se volcaron a hacer actividad física al aire libre para sofocar la sensación de encierro. Incluso, cada vez son más los tandilenses que se congregan en las sierras para compartir unos mates o disfrutar de las agradables jornadas.

Es por ello que desde la Asociación de Guías solicitaron a los ciudadanos que tomen más precauciones a la hora de acudir a estos espacios, ya que las víboras, en pleno mecanismo de defensa, pueden morderlos.

“Vemos que muchos clubes o entidades educativas están incursionando en la ciudad y realizan caminatas por las sierras. Si bien van con profesores, van muy desprevenidos. Es como que van a pasear y nada más. Pero se olvidan de que la reina de las sierras, porque es uno de los reptiles más antiguos que habitan en el sistema de Tandilia, que data nada menos de 2.200 millones de años, está reactivándose después de siete meses de letargo”, relató Carlos Olmedo, de la Asociación, en comunicación con El Eco Multimedios.

Agregó que desde hace más de medio año las serpientes están “guardadas en una cueva” y que ante los primeros calores salen con algunas premisas: irradiarse, alimentarse, cambiar su piel y procrearse.

El hecho de que rigiera en el territorio nacional durante varios días y meses la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio hizo que los senderos, que antes estaban marcados, desaparecieran y el pasto volviera a crecer. No obstante, desde la Asociación advierten que la gente circula igualmente con total confianza.

“Entonces estamos haciendo un trabajo de prevención, para tomar conciencia y no andar en los lugares silvestres generando basura, prendiendo fuego o acampando donde no se debe. Inclusive, hacemos mucho hincapié en respetar los espacios que nos han sido concebidos para transitar, porque tenemos que tener en cuenta que no hay sierras públicas; salvo los paseos tradicionales, las demás son privadas”, destacó.

En ese sentido, contó que trabajaron arduamente junto a la Dirección de Turismo para obtener un permiso y poder acceder a esos lugares.

Primeros auxilios

Entre los cuidados más importantes que destacó Olmedo señaló que la gran mayoría de los individuos que incursionan en las sierras lo hacen sin bastones, que sirven para separar al animal en caso de cruzárselo, y sin un botiquín de primeros auxilios, fundamental para asistir a quien fue mordido antes de que llegue la ambulancia.

Primeros auxilios hace referencia al tratamiento inmediato que se le brinda a una persona antes de la llegada de un médico o traslado a una unidad asistencial. Por tal razón, desde la Asociación procuran que en cada base de ascenso haya una camilla anatómica para poner al individuo accidentado, mordido o picado hasta que llegue el auxilio correspondiente.

“Esto se trata de tomar consciencia. Fuiste a la sierra a tomar mate, está bien, pero anda precavido. A todos nos encanta sentarnos en una piedra, pero no te olvides que sale y tiene la particularidad de mimetizarse”, indicó y añadió: “La víbora va a la misma piedra para irradiarse porque tiene que aumentar la energía y el calor durante el día para cazar de noche. Entonces nosotros capaz que vamos y apoyamos la mano, y ella, en su instinto de defensa, te va a morder. Y si tenés alguna enfermedad preexistente, se te va a complicar mucho más”.

Sueros antiofídicos en los centros de salud

Aseveró Olmedo que los tres centros asistenciales primarios de Tandil –Clínica Chacabuco, Sanatorio Tandil y Hospital Municipal Ramón Santamarina- cuentan con el suero antiofídico correspondiente, que se aplica en caso de mordeduras de serpientes.

“Eso se ha trabajado de manera mancomunada entre el área de Salud y la Asociación de Guías. Porque desde la picadura, sin efecto colateral, hay seis horas y media o siete como para decir que no hizo daño. Pero una vez que entra en el torrente sanguíneo, hay que tener más que precaución”, informó.

A fin de preservar la salud de los turistas, los guías incluso llevan cánulas orofaríngeas, las cuales se utilizan para retrotraer la lengua hacia atrás a fin de liberar la vía respiratoria en caso de que haya un edema de glotis.

“Los guías tenemos cursos de primeros auxilios porque no andamos con perros o gatos en las sierras, andamos con humanos”, concluyó Olmedo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario