Desde la Asociación de Hoteles, Luis Cerone realizó un balance positivo del fin de semana largo

El presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil y titular del complejo El Centinela, Luis Cerone, realizó un positivo balance del fin de semana largo. Precisó que el nivel de ocupación superó el 80 por ciento y que, en su mayoría, siguen eligiendo el destino turistas de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

En diálogo con El Eco de Tandil, contó que en el complejo El Centinela hubo una gran afluencia de gente durante los tres días, no solo de visitantes sino también de tandilenses que decidieron salir desde la mañana temprano a disfrutar del día al aire libre.

Además, señaló que hubo espectáculos que convocaron a habitantes de ciudades vecinas, por lo que manifestó que fue “un buen fin de semana”.

Confirmó luego que “el interior de la provincia de Buenos Aires nos aporta un porcentaje muy alto de turistas. En su mayoría, vienen de Capital Federal y Gran Buenos Aires, es decir, el primer cordón, lo que es Lanús, Quilmes, La Plata”.

Cambio de
paradigma

En cuanto a la modalidad de estadía, Cerone señaló que “hay algunos que no quieren entender el cambio de paradigma. La gente tiene dinero, pero no tiene tanto. Y cuando pide tres noches y le sale 15 mil pesos para una familia de cuatro o cinco personas, a veces se hace difícil venderlo, porque a eso hay que sumarle el combustible, la comida y demás”.

Por lo tanto, reconoció que “en una de esas, hay que vender dos noches y asegurarse eso con tarifa plena y lo que queda, tratar de venderlo como se pueda. Hoy es muy difícil el paquete. El paquete asusta. Uno mira los números de una cabaña, pero es para cuatro o cinco personas, son pocas unidades en cada complejo, tienen servicio de mucama, conserjería, nocturnidad, es decir, no es que todo es beneficios, hay muchos costos. Entonces –insistió- habrá que analizar el cambio de paradigma”.

El nivel de
ocupación

Por otro lado, Cerone detalló que “hasta el viernes, estábamos evaluando una ocupación casi plena, pero sin rebalse. Nosotros no hablamos más de porcentajes porque si sumamos cabañas y hoteles, hay casi 200 lugares de alojamiento. Entonces, tener la certeza hoy de que fue un 83 por ciento, es un cuento, y este presidente de la Asociación de Hoteles no quiere mentir. Sí puedo decir que fue superior al 80 por ciento”, un porcentaje que no sorprendió al sector.

Puntualmente en el Complejo Villa Pinar de la Sierra, contó que “hubo gente, pero menos. Con los campings también hay mucha oferta. Antes eran dos y ahora cada vez hay más. Igualmente, en esta época en Tandil no tenés muchas familias acampantes, pero en la Villa estuvo bien, los departamentos se vendieron, estuvo bueno”.

Un destino
para todo el año

Sin embargo, apuntó a seguir trabajando para que el flujo turístico se mantenga, no solo durante los fines de semana largo, sino todo el año. “Voy a decir algo por lo que muchos de mis colegas se van a enojar. A nosotros los fines de semana largos nos sirven a medias, lo que nos sirven son los fines de semana comunes, con gente”, sostuvo.

En ese sentido, explicó que “si a nosotros nos va mal este fin de semana, tenemos que esperar un mes y medio para que se produzca el fin de semana largo de noviembre y la realidad es que este fin de semana común, si fue malo, dentro de siete días voy a tener otro con las elecciones que va a ser peor. Pero después, dentro de siete días, tendré otro, y si la economía del país empieza a funcionar, tenés eventos, reuniones empresariales, gente que tiene que venir a hacer algo a la ciudad, aprovecha y se viene con la familia y le agrega un día o dos más. Las empresas hacen capacitaciones, regalan de repente premios de una escapada”.

En definitiva, el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil resumió que “el fin de semana largo espectacular, como hecho solo económico, no nos sirve de mucho”.
Admitió que “por supuesto que te genera un ingreso importante”, pero aclaró que “no te resuelve el problema. Los sueldos se pagan los treinta días del mes y la luz se prende los treinta días del mes, con lo cual, los gastos son de treinta días; no de tres”.

Igualdad de
condiciones

Por último, Cerone se refirió a la actividad de los foodtrucks y ratificó la postura que en su momento manifestó desde la asociación respecto a exigir igualdad de condiciones.

“Los foodtrucks son un negocio de fines de semana largos. Son los negocios de oportunidad, los que no participan en la actividad permanente, es –con todo respeto- la feria de Semana Santa”, consideró.

“Ellos vienen en un fin de semana largo, pero este destino no se hace con la gente que viene y los encuentra el fin de semana que ellos quieren, sino con la gente que todos los días, gane o pierda, tiene su negocio abierto. Es decir, a los foodtrucks les sirven los fines de semana largos porque hay mucha gente. A nosotros lo único que nos interesa es la competencia en igualdad de condiciones”, enfatizó.

Confirmó que es eso lo único que les preocupa de esa actividad. “La Asociación de Hoteles ya fijó hace mucho tiempo su postura, que es una forma de ofrecer gastronomía y que mientras esté con la misma regulación que el resto, está perfecto. Eso fue lo único que pidió. La asociación lo único que dijo fue que nosotros tenemos muchas exigencias que cumplir y ellos tienen que cumplir con lo mismo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario