Desde la Usina ya emitieron facturas con una reducción de impuestos del 15%

Luego del anuncio de Vidal, que se hizo efectivo a través de un decreto, la reducción impositiva podrá verse reflejada a partir de este mes en las boletas de la Usina.

El Eco

El aumento de las tarifas ha sido tema de debate durante las últimas semanas, y tuvo su auge ante el anuncio de la gobernadora María Eugenia Vidal de eliminar ciertas cargas impositivas que se pagaban con los servicios básicos. Este viernes, Matías Civale, presidente de la Usina Popular de Tandil, dialogó con Tandil FM 104.1 sobre el impacto de la eliminación de impuestos y la calidad del servicio brindando por el ente eléctrico.

“El gobierno nacional toma la decisión de ‘resignar’ los subsidios. Tengan en cuenta que el gobierno anterior direccionaba los subsidios hacia los generadores de energía y determinados usuarios. En Recoleta o Puerto Madero pagaban 10 veces menos de lo que se pagaba en cualquier casa de Tandil. Hubo una reasignación de subsidios, por ejemplo, a la tarifa social, que en nuestra ciudad representa el 25% de los usuarios”, señaló Civale.

El resto de los usuarios sufrieron un impacto significativo a partir de la quita de subsidios, además, considerando que el 67% del monto total de las facturas corresponden a impuestos. Estas cargas tributarias nacionales y provinciales se recaudan y transfieren a los agentes respectivos a través de la Usina. Vidal eliminó por decreto dos impuestos provinciales de los años 77 y 75, que corresponden al  10% y 15%, cada uno, del monto total de cada factura eléctrica.

Desde la Usina informan que ya emitieron facturas sin esos impuestos, con una reducción, depende el caso, cercana al 15%. Esta eliminación no tiene impacto en las arcas comunales de nuestra ciudad, porque la Usina es sólo un agente de retención. En el caso de eliminarse los impuestos municipales, se le quitarán al Municipio 50 millones de pesos al año.

“Habría que decidir qué obras se dejan de hacer. Si se quitan las ordenanzas 2505 y 5791  hay que buscar otras fuentes de financiación. Solamente de alumbrado público y el bombeo de los pozos de obras sanitarias la municipalidad paga alrededor de seis millones y medio por mes.Hay que ser cuidadosos con el planteo de quita de impuestos a nivel local”, manifestó el funcionario de la Usina, y aclaró que el alumbrado público, que en la mayoría de los distritos se cobra dentro de la Tasa Retributiva de Servicios, en Tandil se abona con la factura eléctrica.

“En Tandil lo que hay son cortes imponderables producto de eventos fortuitos. Una retroexcavadora de hidráulica de la Provincia cortó días atrás un cable haciendo trabajos en el Langueyú, por ejemplo. No hay más cortes que antes porque eso está medido, se trabaja en una inversión. Es un servicio que puede interrumpirse, pero la Usina invierte para que los tiempos de reposición del servicio sean más cortos. Crecimos en cantidad de usuarios más de 15 mil en 15 años, creciente demanda, y la inversión crece en las líneas”, concluyó Civale.

Nota proporcionada por :

  • TandilFm
  • ElEco

Deja tu comentario