Desde Tránsito entre Todos apuntaron a “trabajar en serio” para combatir la inseguridad vial

El coordinador de Tránsito entre Todos, Juan Larraburu

Archivo

El coordinador de Tránsito entre Todos, Juan Larraburu, lamentó la muerte de los dos jóvenes tandilenses que resultaron víctimas de la inseguridad vial en los últimos días. Desde la ONG, apuntó a “trabajar en serio” en la problemática para poder combatir “esta epidemia que nos está matando”.

En diálogo con “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios), lamentó en primer lugar la pérdida de “dos vidas muy jóvenes” y advirtió que además “hay unos cuantos chicos más en esa franja etaria, que va entre los 18 y 30 años, con heridas de consideración”.

Larraburu reconoció entonces que “falta trabajar cada vez más en distintas comunidades, ya no solo en las escuelas, sino en los barrios para poder salir adelante, para que esta epidemia que nos está matando deje de suceder y para que definitivamente los que estamos en ello y los que tienen que ponerse los pantalones largos de una vez por todas lo hagamos”.

En efecto, admitió que “la reflexión vuelve a hacer la misma, que de una vez por todas nos pongamos a trabajar en serio en el tema y no con algún cartelito, que si bien suma, no hace nada en la realidad cotidiana que es mucho más grave de lo que algunos creen”.

Las campañas

En ese sentido, el coordinador de Tránsito entre Todos se refirió a las campañas de prevención que se vienen llevando adelante en la ciudad y afirmó que “tienen que ser día a día, en todos lados”.

Señaló que “por supuesto la televisión es lo que más se ve, pero hay muchas otras posibilidades de hacerlas”, entre las que mencionó la entrega de panfletos en la parada de los colectivos, o en las entradas o salidas en las escuelas.

A modo de ejemplo, mencionó “una campaña que muestra un huevo que se rompe en el suelo y al que después le ponen un casquito. Eso es lo que significa cuando la cabeza no lleva el casco reglamentario”.

En definitiva, remarcó que “hay muchas campañas que pueden reflejar lo que está sucediendo, lo que sí debe ser efectiva, todos los días, ya que de lo contrario terminan en un saco roto porque das una charla y te escucha cierta cantidad de gente, que después de uno o dos años volvés a encontrártela. Entonces, esa charla que diste prácticamente no sirvió. La gente necesita que le estemos continuamente encima”.

Y, sobre todo, remarcó que es necesario “empezar a enseñarles a los chicos en las escuelas, que vayan aprendiendo que hay que ponerse un cinturón de seguridad y sepan que hay que usar un casco”.

Los accidentes
en motos

Seguidamente, Larraburu expuso que “hoy el 65 por ciento de las muertes tienen que ver con motos, entonces, vayamos a la franja etaria que la utiliza para que sepa que tiene que usar un casco cuando maneja”.

En lo personal, contó que ha ido a una escuela y los chicos le han dicho que su tío se accidentó tres veces en su moto, entonces, insistió en que “hay que trabajar con esa persona que ha tenido tres veces un accidente en moto y sigue andando. Algo le está pasando”.

Dijo que también “hay que trabajar con esos chicos que hicieron un recordatorio para Ismael (Fuentes). Con nuestro psicólogo vamos a tratar de contactarnos con ellos. Son gente a la que podemos llegar hoy en día, que están con todo el dolor. Los adolescentes hoy tienen una gran apreciación de la amistad, entonces, aprovechémoslos a ellos para que nos den también una mano y podamos concientizar en una barriada tan populosa como La Movediza”.

En definitiva, resaltó que “hay mucho por hacer, el tema es que a veces, los que somos, somos pocos”.

Las estadísticas

Por último, yendo a las estadísticas, confirmó que “en los últimos cuatro años, llevamos más de 50 muertos en Tandil. Si no me equivoco, creo que son 18 las muertes en moto y hay muchísima gente joven”.

Más allá de las cifras, el coordinador de Tránsito entre Todos manifestó que, tras lo sucedido en los últimos días, la idea esta semana desde la ONG es llamar a la reflexión.

“Nuestra pequeña campaña para las Fiestas fue que no quede una silla vacía y sabemos que ya para el próximo año al menos dos familias de Tandil van a tener una silla vacía y unos cuantos amigos no van a tener a un amigo al cual poder saludar”, finalizó.

“Cayó en un saco roto”, afirmó
sobre el consejo consultivo vial

Por otro lado, consultado sobre el consejo consultivo vial, Larraburu lamentó que “como la mayoría de las cosas, cayó también en un saco roto”.

Reconoció que “no pudo tener la continuidad que necesitaba y fue quedando en la nada”, pero anunció que “este año tenemos el compromiso de algunos actores de la Universidad con quienes hemos hablado de tratar de llevarlo adelante nuevamente porque nos dimos cuenta que hay que hacerlo, así no le guste a algunos”.

Por lo tanto, confirmó que “la idea es reflotarlo los primeros días de febrero, tratar de ver cómo podemos hacer para que quienes estamos en esto podamos aportar lo poco o mucho que sabemos y los que tienen que tomar decisiones tengan algunos datos para poder tomarlas”.

Dijo que lo escucha al intendente Miguel Lunghi que “prepara a Tandil para el Bicentenario” y deseó que “ojalá podamos para ese entonces tener un Tandil ordenado en el tránsito, con menos muertos y menos accidentes”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario