Desde Tránsito entre Todos reclaman que el Municipio refuerce los controles

Desde Tránsito entre Todos, Juan Larraburu lamentó la cruda realidad que vive Tandil en materia de seguridad vial y apuntó a reforzar los controles en las calles.

El Eco

El coordinador de Tránsito entre Todos, Juan Larraburu, se refirió ayer a la preocupante situación que vive la ciudad en materia de seguridad vial. “En lo que va del año, ya llevamos nueve muertes -tres en la ruta y seis en la planta urbana-“, precisó. Frente a este escenario crítico, volvió a reclamar a las autoridades comunales más controles y políticas de educación vial.

“Es una triste realidad lo que nos está pasando. Se están perdiendo vidas jóvenes en accidentes de tránsito, en algo totalmente evitable”, manifestó el referente de la ONG en diálogo con El Eco de Tandil.

Detalló que “en lo que va del año, ya llevamos nueve muertes -tres en la ruta y seis en la planta urbana-. Estas seis en la ciudad fueron todas en moto, con distintas características y en distintos lugares de Tandil. La situación a esta altura ya se está transformando en crítica”.

Advirtió además que “en todos los casos, las víctimas tenían menos de 25 años. En la ruta murió una nena de 11 años, un chico de 17 y otro de 23”.

Ante este panorama, Larraburu planteó que “los números son cada vez más alarmantes. Nunca hubo tantas víctimas fatales a esta altura del año”.

Múltiples factores

Insistió luego en que “todos los accidentes son evitables. Es cierto que los jóvenes no utilizan el casco y que no tienen el apego que deberían tener por la vida, pero creo que hay que conjugar muchas situaciones para poder llegar a esta realidad que hoy nos toca. La falta de controles, la falta de educación vial, un montón de situaciones que hacen que la gente salga sin el casco, sin el cinturón de seguridad colocado, hablando por teléfono al volante o los peatones cruzando por donde tienen ganas. En algunos casos, y lo dijo el director de Emergencias del Hospital, Guillermo González, el consumo de sustancias y de alcohol”.

En definitiva, afirmó que “son muchas situaciones que se van conjugando y que hoy nos muestran una radiografía lamentable de lo que está sucediendo en Tandil”.

Larraburu señaló que “a esto hay que sumarle que la Dirección de Control Urbano Vehicular está parada. Nadie está controlando, de por sí son poco los inspectores de tránsito y hoy están de paro. Ellos mismos dijeron que hace cerca de tres meses que no hacen un control nocturno”.

Consideró entonces que “se están juntando muchas situaciones que nos están demostrando que las cosas están pasando por arriba y no se las está considerando como tiene que ser”.

Más controles

Concretamente, el coordinador de Tránsito entre Todos sostuvo que “falta la pata política. El Municipio tiene que salir, ponerse los pantalones largos y empezar a controlar y sancionar. Necesitamos de manera urgente acciones al corto plazo, es decir, salgo, controlo, le doy a la Policía Local un talonario o al menos trato de involucrarla en el tema del tránsito. Me parece que ésa sería la primera solución, la más rápida que tenemos”.

Aclaró que “no hay que darles el poder de policía, son policías. Entonces, que ellos salgan y controlen, y que empiece a caer el castigo de la ley”.

En ese sentido, señaló que “se han presentado proyectos para que los infractores que son sancionados también tengan que ir a una sala de educación vial así les duele esa situación, porque sino la multa termina convirtiéndose en un mero trámite administrativo y el que tiene dinero lo soluciona con dinero”.

Concientizar
a la ciudadanía

Remarcó entonces que “acá hay que educar, reeducar a los adultos y enseñarles nuevamente a manejar a los adultos mayores, aquellos que manejaban en el Tandil de los años dorados con 50 mil personas y dos camionetas en el centro. Hoy el centro de nuestra ciudad es un caos, estacionan en una sola mano y sin embargo no se resolvió nada”.

“Hay que empezar a trabajar muchas cosas -apuntó-. Hoy hay que dar educación vial, hacer controles y sanciones, y a su vez hay que salir a la calle a educar y concientizar a toda la ciudadanía para poder transformar esto en poco tiempo en un mal recuerdo de lo que en nuestra ciudad estaba sucediendo”.

El trabajo
de la ONG

Por último, el coordinador de Tránsito entre Todos contó que están trabajando en distintas acciones vinculadas a la educación vial no solo en las escuelas, sino también en los barrios.

Anticipó que “junio es el mes de la educación vial, así que estaremos haciendo algo con la Unicén y el Rotary. La actividad es variada y diversa, y ojalá podamos ver resultados de todo lo que venimos haciendo. Hasta ahora, los números nos indican que lo que venimos haciendo es poco o nada, pero eso hace que no bajemos los brazos y seguramente junto a Estrellas Amarillas estaremos caminando la calle durante todo el mes de junio”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario