Después de la marcha, habrá una audiencia con Transporte de la Nación por la vuelta del tren

El Eco

En medio de las gestiones impulsadas en Tandil a partir de la decisión del Gobierno de la provincia de Buenos Aires de poner fin al servicio del tren de pasajeros a partir del 15 de marzo, este jueves el Ejecutivo recibió la confirmación de una audiencia con el Ministerio de Transporte de la Nación para evaluar el tema.

La cita será el viernes 2 a las 13, un día después de la movilización que organiza un grupo de vecinos desde la Estación de Ferrocarril hasta la Municipalidad, donde está prevista la entrega de un petitorio con más de doce mil firmas que avalan el pedido por la restitución del servicio.

La novedad se dio en el marco de la reunión que el jefe de Gabinete del Municipio, Julio Elichiribehety, mantuvo ayer con el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, con quien abordó diversos temas de gestión y problemáticas de la ciudad.

El funcionario impulsó gestiones frente a dos temas que ocuparon la agenda en las últimas jornadas. Por un lado, la demora en el pago de IOMA a clínicas y sanitarios privados por las prestaciones brindadas y la posibilidad de cese de la atención a partir del lunes y, por otro, la preocupación por el cierre del ramal del ferrocarril y el despido de trabajadores de la disuelta empresa estatal Ferrobaires.

En el primero de los temas el jefe de Gabinete hizo especial hincapié en el impacto que tendría en el sistema sanitario público un corte en la atención a afiliados de esa obra social en centros de atención privados a la vez que indagó sobre las perspectivas de resolución en el conflicto.

En ese sentido, IOMA insistió con el proceso de cancelación de deuda iniciado, que brindará respuesta al reclamo en forma paulatina, por lo que la expectativa apunta a normalizar el esquema en la próxima semana.

Si bien se mantiene la decisión de cortar la atención de los pacientes el lunes –solo se atenderán las guardias-, Elichiribehety se respaldó en la voluntad de diálogo de las autoridades de la Nueva Clínica Chacabuco y del Sanatorio Tandil para avanzar en una salida al reclamo.

En cuanto al segundo punto, la expectativa apunta a retomar el caso específico del ramal que une Tandil con Plaza Constitución, y la situación de los trece trabajadores que prestaban funciones en la Estación y que fueron despedidos al disolverse Ferrobaires.

“Mi percepción fue que es una decisión sin retorno pero será un tema a conversar en la mesa del viernes la posibilidad del retorno del tren, si no es en lo inmediato en el mediano plazo, junto con la reubicación de los trabajadores”, ratificó el exsecretario de Desarrollo Social.

 

Por IOMA

El jefe de Gabinete ratificó el acompañamiento del Gobierno frente a una problemática con la obra social bonaerense que “no se da solo en Tandil si no en todos los distritos del interior provincial, pero que tiene o podría tener un impacto en el sistema de salud pública si se cortaran las prestaciones”.

En tanto, confirmó que “tanto el vicegobernador como en una reunión anterior que mantuve en IOMA (el jueves por la tarde) con uno de los integrantes del directorio de la obra social, es Luis Blanco, manifestaron que están trabajando al respecto y está la expectativa que en un plazo de entre 10 y 15 días quede superado el inconveniente”.

Específicamente las autoridades provinciales explicaron que el retraso en los pagos a prestadores privados se debe a inconvenientes en el sistema informático de liquidación.

“Nos manifestaron el compromiso de resolver el problema en un plazo relativamente breve y hacer foco en los distritos de mediana estructura”, explicó, aunque el inconveniente que motivó el conflicto aún no fue resuelto.

 

La fuente laboral y la vuelta del tren

Como uno de los puntos centrales, durante el encuentro el jefe de Gabinete le expresó al vicegobernador la importancia que reviste el servicio ferroviario para Tandil, su valor histórico y en materia de conectividad, así como la preocupación de toda la comunidad por el cierre del ramal y por la situación laboral de los operarios de Ferrobaires en nuestra ciudad.

En ese sentido, Elichiribehety indicó que el viernes a las 13 “tenemos un encuentro confirmado en el Ministerio de Transporte de la Nación, donde también participarán concejales de distintos partidos políticos y representantes de Trenes Argentinos y de Ferrosur”.

En ese encuentro “pondremos mucho énfasis en avanzar en algún tipo de solución para la situación de los trabajadores de Ferrobaires afectados”, en concreto, unas trece personas que quedaron sin empleo tras ser desafectados de su actividad en la Estación de Trenes.

“Iremos a esa reunión con que se analice el tema del tren y que fundamentalmente no haya despidos sino alguna posibilidad de reubicación”, adelantó el funcionario del gobierno de Miguel Lunghi.

Destacó la oportunidad que se abrió de sentar en una misma mesa de diálogo a todos los actores involucrados en la temática, ya que participarán autoridades de Trenes Argentinos y Ferrosur.

La cita fue programada para el jueves, día en que se celebrará la movilización al Municipio. Sin embargo, el pedido de las autoridades locales apuntó a postergarla un día ya que el objetivo será “recibir a quienes acudan a la marcha” junto con el intendente interino Juan Pablo Frolik.

Sobre el servicio de pasajeros, el jefe de Gabinete transmitió que el vicegobernador “me lo planteó como de difícil retorno” y aludió a que se trata de un tema “muy complejo”, aunque no descartó la posibilidad de evaluar alguna alternativa.

No obstante, ratificó que en la reunión del viernes estará en agenda este tema y el futuro laboral de los empleados de Ferrobaires.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario