Detectaron una pérdida de gas en el Hospital y acordarán con Camuzzi el cambio del caño

El vicepresidente del Sistema Integrado de Salud, doctor Matías Tringler, habló sobre la pérdida de gas que se registró en el Hospital.

El Eco

Durante la madrugada de ayer, personal de la empresa Camuzzi Gas Pampeana debió trabajar a destajo para reparar una importante pérdida de gas que se registró en el exterior del Hospital Ramón Santamarina.

Un caño maestro obsoleto fue el problema que detectaron y al que ayer le realizaron diversos acondicionamientos, pero que deberán reemplazar en los próximos días para evitar que se produzcan mayores complicaciones.

El vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Matías Tringler, habló de lo acontecido con El Eco de Tandil y señaló que “el problema se detectó en la rampa exterior, donde los proveedores dejan la mercadería. Había mucho olor a gas y no resultó tan fácil localizar de dónde provenía”.

Ante esta situación se dio aviso al servicio de emergencia de Camuzzi, quien de inmediato acudió al centro de salud pública para solucionar el inconveniente.

Aseguró que “hay que destacar el trabajo que realizaron durante toda la noche tanto la gente de Camuzzi como el personal de mantenimiento del Hospital, buscando conocer por dónde se producía la pérdida de gas”.

Tringler dijo que “finalmente encontraron la pérdida en un caño de media presión de la red de gas que viene desde afuera hacia el Hospital. El trabajo continuó durante el sábado, en horas de la mañana, donde se hizo un empalme para dejar funcionando el servicio”.

Según se pudo conocer, el problema se registró en un caño que daba pérdida interna en el medidor, entonces para no dejar a todo el Hospital sin gas se trabajó hasta que se encontró la fuga. Cabe señalar que en condiciones normales se corta el servicio y se retira el medidor hasta que el inconveniente sea resuelto.

 

Caños viejos

 

Los inspectores de Camuzzi Gas Pampeana son muy severos en cuanto a recibir una denuncia o informarse sobre la existencia de alguna pérdida de gas producto de cañerías viejas. De inmediato concurren y de comprobarse que existe un desperfecto, clausuran el servicio hasta que gasistas matriculados reparan o cambian los caños.

Esto se pudo conocer que sucedió en distintos edificios céntricos como el situado en San Martín al 500 o el de Sarmiento a la misma altura, por citar algunos ejemplos. Ante esos casos, la empresa fue determinante ya que cortó el servicio y hasta que no se produzca el cambio total de la cañería, que tiene un alto costo económico, no vuelve a habilitar el servicio.

Esto mismo está pasando en el Hospital Ramón Santamarina, aunque al ser un lugar vinculado a la salud, pese a que el peligro existe igual, se determinó interrumpir el gas durante la madrugada y volverlo a habilitar tras realizarse las enmiendas que hacían falta, sabiendo que habrá que realizar la modificación pertinente a la brevedad.

 

Reunión

 

De todas formas, el problema que se presentó con esta pérdida de gas obliga a tener que cambiar el caño madre. Al respecto, el doctor Tringler sostuvo que “este lunes nos vamos a reunir con la gente de Camuzzi Gas Pampeana de Olavarría para coordinar las acciones que haya que realizar. No sabemos cómo se realizará el cambio, en el momento que se haga esta obra que será pautada con la empresa. Ellos tienen un cronograma de trabajo que cumplir para realizar el cambio del caño maestro que presentó inconvenientes. Habrá que ver por cuánto tiempo deberá estar interrumpido el servicio en el interior del edificio y cómo se desarrollará la obra”.

Por último, el vicepresidente del Sistema de Salud manifestó que “la situación que se desató nos generó mucha preocupación, enseguida los directores del Hospital y la ingeniera Marta De Ricco nos mantuvimos en comunicación permanente. Algo tan sensible como una pérdida de gas nos preocupó mucho”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario