fbpx Día de spa, desayunos artesanales, productos tecnológicos y de belleza son furor este Día de la Madre – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Día de spa, desayunos artesanales, productos tecnológicos y de belleza son furor este Día de la Madre

Las ventas bajaron considerablemente respecto a años anteriores y los comerciantes consideran que se debe a la situación económica de la gente debido a la pandemia. Buscan precio y adquieren artículos para las mamás que tienen que ver más con la estética, el bienestar y la tecnología que con la casa, como sucedía tiempo atrás.

Rody Becchi

El Día de la Madre en contexto de pandemia luce una cara diferente. La gente en general gasta menos porque la crisis económica golpeó duramente a gran parte de la sociedad y eso se refleja en esta fecha en la que los hijos aprovechan para agasajar a las mamás en su día.

Si bien en el centro se vio un gran movimiento durante la jornada de ayer, no fue equiparable con el de otros años y muchos comercios tuvieron muy pocos clientes a lo largo del día, casi pasando desapercibida la inminente llegada de una fecha tan especial.

En los negocios donde había cola para comprar eran aquellos que contaban con el 30 por ciento de descuento del Banco Provincia, tales como algunas casas de venta de ropa deportiva.

Algunas alternativas muy elegidas particularmente este año, que permiten el hecho de comprar a distancia y pagar con tarjeta son los días de spa que ofrecen algunas hosterías y también los desayunos artesanales son furor, llegando en algunas panaderías y confiterías a tener reservas que superaron los 400 desayunos para el domingo.

En cuanto a lo que es electrónica, Sergio Rodríguez, de Naldo Lombardi, contó que “viene tranquilo a diferencia de otros años, si bien ahora pueden entrar de a una persona, tampoco tengo cola afuera, no hay mucho movimiento”.

Indicó que este año lo que más se vende son televisores y celulares para las madres.

“Lo que vemos es que hay una especie de inversión, la gente como la plata se le desvaloriza invierte por ejemplo 40 mil pesos en un televisor de 43 pulgadas porque sabe que dentro de 6 meses va a valer 50”, expuso.

Y explicó que “saben que lo que es tecnología sube, por ejemplo una notebook hoy arranca como económico en 53 mil pesos y de acá a dos o tres meses se va a ir a 70, porque el dólar sube y esto es todo a precio dólar, entonces ese tipo de productos se venden”.

“Después lo que es línea blanca, heladeras, lavarropas compran por necesidad, no es como antes que la gente decía quiero una heladera nueva porque la que tengo está fea, ahora es ‘se me rompió la heladera y dame una para reemplazar’, o el lavarropas no da más, y compran otro”, puntualizó.

A su vez, señaló que “no se están llevando lo que es alta gama ni en heladeras ni en lavarropas, se llevan la gama media, marcas como Drean, que son nacionales que tienen service, respuestas, todo acá en la ciudad. Después  tenemos un par de cosas que otras casas de electrodomésticos no venden, como perfumes, algo de bazar, blanquería”.

En cuanto a los celulares que llevan, indicó que los que más buscan son los de gama media, que están entre los 20 y los 30 mil pesos. “Estoy vendiendo alguno de gama alta pero son pocas las personas que los compran. Lo que se está usando mucho son los planes del Gobierno en cuotas en 12 cuotas con muy baja tasa de interés”, señaló.

A su vez, afirmó que también están vendiendo motocicletas porque “es una inversión, yo hoy compro una moto a 70 y dentro de 3 meses va a valer 90, aunque no la use, es una manera de que mi plata no se desvalorice”.

La mamá deportiva

Por otro lado, planteó que antiguamente para el Día de la Madre se obsequiaba una batidora, un electrodoméstico pero “eso ya no va más, las mamás quieren el celular nuevo, la depiladora láser, buscar lo que es confort, o un perfume , o el tele, son gusto que se están dando”.

“Eso de la mamá que lavaba y cocinaba ya se está perdiendo. Ahora también está la mamá deportiva que se llevan los relojes de garmin para corredores, esas cosas se están vendiendo bien y hay cuotas sin interés”, señaló.

A su vez, también venden bicicletas, que “se venden muchísimo, está en cuarto puesto pero tipo mountain bike, las de paseo de dama no le gustan a las mamás, quieren la bici deportiva, es la mamá que se cuida”.

Menos ventas

En tanto, manifestó que no se vende como otros años que “las cosas en el país estaban mejor y yo estaba lleno de gente. Muchos antes que se daban un gustito hoy prefieren comprar ropa o algo más económico, pero gasta en base a lo que puede gastar”.

“Como hay tanta inflación en volumen de plata llegás a vender lo mismo pero el año pasado las cosas valían la mitad que ahora, y yo vendía cien teléfonos en el mes y ahora venderé 60, es una baja importante pero ahora los teléfonos valen el doble que hace un año. El año pasado tenía teléfonos por 8 mil pesos, ahora tengo de 20 a 100 mil”, sostuvo.

Detalló que “un 40 por ciento menos de consumo se ve, gente que se quedó sin trabajo, que no puede abrir, gente enferma”.

Por otra parte, respecto al pago, aseguró que “el que tiene tarjeta la aprovecha, aún en un plan con interés prefiere comprar con tarjeta porque en el tiempo que lo hace en cuotas se amortiza, tenés un 12 a un 15 por ciento anual en un Ahora 12 en un celular pero de acá a un año va a valer el doble”.

“Stock tengo pero no las cantidades adecuadas, antes yo tenía un stock de 200 teléfonos y ahora tengo 25”, expuso.

“Nada que ver con otros años”

Por su parte, Mirta Grillo del local de venta de ropa Rubén Sports, evaluó que “las ventas si bien para el Día de la Madre han mejorado un poquito pero absolutamente nada que ver con lo que fueron otros años”.

Y explicó que “la gente busca precio, por más que tratamos de tener los mejores precios, la mejor mercadería, tenemos excelente clientela pero no hay efectivo, no hay plata, entonces la gente compra menos”.

“Nada que ver con otros años que en vísperas del Día de la Madre estábamos llenos de gente”, indicó. Y aseguró que las ventas venían muy bajas de un septiembre muy complicado.

“La gente de mi edad no sale, hoy (por ayer) se vendió más porque han salido los hijos, y las señoras grandes como nosotras salen a la mañana un poco pero se junta el miedo, la poca plata, y todo contribuye a que las ventas sean bajas”, señaló.

En cuanto a lo que llevan este año para esta fecha, precisó que compran remeras, algún pullover, alguna campera, algún pantalón fino, pero antes llevaban vaqueros, sacos caros, y ahora buscan “lo más económico, es lo que tenemos lamentablemente. Pero yo creo que hoy el hecho de estar en pie es un montón”.

Respecto al gasto promedio para esta fecha este año arranca en 650 pesos las remeras y de ahí en adelante. “Hace un año ganábamos igual que hoy todos jubilados, empleados, y las cosas subieron el ciento por ciento”, manifestó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario