Durante el fin de semana largo de Año Nuevo, la ciudad presentó un buen nivel de ocupación turística

El fin de semana largo de Año Nuevo mostró un buen movimiento turístico en la ciudad.

El Eco

El último fin de semana largo marcó el inicio formal de la temporada de verano, que en Tandil aún se presenta “un poco más tranquila” en comparación con años anteriores. Sin embargo, la celebración por la llegada del nuevo año llevó a que una importante cantidad de turistas visitara la ciudad, lo que marcó un repunte en el nivel de ocupación de alojamiento.

Con las expectativas puestas en lo que será la segunda quincena de enero, el ritmo de reservas de emprendimientos cabañeros busca completar las plazas a partir de los eventos incluidos en el calendario deportivo.

En diálogo con El Eco de Tandil, la presidenta de la Asociación de Cabañas, Fernanda Díaz, realizó un repaso sobre la actividad en el último fin de semana largo y trazó las expectativas para la primera quincena de enero, que se presenta “tranquila” en cuanto al nivel de reserva, pero con buenas perspectivas.

“Afluencia
de gente”

En primer lugar expresó que la celebración por la llegada del nuevo año coincidió con un fin de semana, lo que generó una “afluencia de gente mayor” en relación a anteriores oportunidades.

La demanda de alojamiento derivó en un nivel de ocupación “muy elevado” en los complejos de cabañas habilitados en la ciudad, con una tendencia que se mantuvo hasta ayer. “La mayoría de los visitantes se retiró entre el lunes y hoy (por ayer)”, estimó.

Díaz evitó compartir un porcentaje sobre la ocupación de los hospedajes y marcó que algunos emprendimientos no lograron vender sus plazas.

Como punto a favor mencionó que el fin de semana largo permitió una mejor organización de los visitantes, aunque indicó que las reservas se produjeron “a último momento” y los turistas que se inclinaron por la ciudad como destino para celebrar la llegada de 2018 lo hicieron en función del factor climático.

Vacaciones
de verano

En otro pasaje de la entrevista con este Diario, la presidenta de la Asociación de Cabañas calculó que, “si bien el fin de semana largo fue bueno”, el movimiento turístico se reactivará hacia la segunda quincena de enero.

“La primera quincena siempre es más demorada en cuanto a la afluencia de gente”, evaluó en relación a una tendencia que caracteriza al destino en esta altura del año.

No obstante, sostuvo que aguardan a que los eventos deportivos que tienen la ciudad como sede permitan completar los espacios disponibles de alojamiento en cabañas, especialmente este fin de semana con la carrera OSDE Cruce Tandilia. “Esperamos poder completar la estadía”, remarcó.

En tanto, Díaz sostuvo que después del 10 de enero “empieza a notarse más el movimiento” pero resaltó que “históricamente es más completa la segunda quincena”.

Además precisó que, al igual que en otras temporadas, el promedio de ocupación turística se mantiene entre los cuatro y cinco días, “aunque se dan casos de turistas que se quedan una semana, especialmente en cabañas, donde se presta para un descanso más prolongado”.

La tendencia se aplica a partir de la cercanía de la ciudad con destinos costeros, que otorga la posibilidad de dividir las vacaciones entre las sierras y el mar. “Eso siempre se da”, ratificó la referente de la actividad, que citó el caso de unos pasajeros que ayer por la mañana, tras pasar unos días en Tandil, emprendieron viaje hacia Miramar.

En paralelo, el Instituto Mixto de Turismo mantiene las campañas de difusión durante todo el año para reforzar, promover y cuidar el destino en los servicios que ofrece y su calidad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario