fbpx Echezarreta hizo un balance positivo del Festival y afirmó que se paga “con lo que sale de los fogones” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
FESTIVAL DE LA SIERRA

Echezarreta hizo un balance positivo del Festival y afirmó que se paga “con lo que sale de los fogones”

La titular del Consejo DOT, uno de los organizadores del convocante evento, se mostró satisfecha con el nivel alcanzado y las repercusiones obtenidas. Sostuvo la premisa de la gratuidad para que todos puedan disfrutar de los espectáculos. La comunidad artística local evidenció su malestar porque no les pagan sus presentaciones, a diferencia de lo que sucede con los artistas que provienen de otros lados.

El Eco

La titular de la Denominación de Origen Tandil, Juana Echezarreta, realizó un positivo  balance de la festividad apenas unas horas después de finalizada la 37ma. edición del Festival de la Sierra, con los ecos del cierre a cargo de la cantante Natalia Pastorutti aún retumbando.

El evento, que ya es un indiscutido de la región, congregó a una enorme cantidad de público durante las cuatro noches –se estima que alrededor de 40 mil personas pasaron por el Anfiteatro Martín Fierro- en las que todo giró en torno al folclore y el salame “más largo del mundo”.

“Respecto de la gente súper positivo, fueron tres noches con una gran afluencia de gente, el jueves el tiempo jugó una mala pasada pero se consumió muy bien en los puestos de comida, que es de donde obtenemos la plata para pagar el Festival y lograr que sea gratuito”, afirmó la empresaria en conversación con El Eco Multimedios.

La  actual concejal ratificó que la iniciativa se solventa con las ganancias generadas por los puestos de comida y fogones emplazados en el predio, y así se mantiene la gratuidad del acceso. “Lo pagamos con lo que sale de los fogones, antes se podía conseguir subsidios provinciales y nacionales, pero  lo hacemos todo a pulmón y con una ayuda del Municipio que es mínima. Es complejo, pero queremos que siga siendo gratuito”, explicó.

En ese tren, señaló que están quienes critican la calidad de los artistas contratados, pero defendió el hecho de que la entrada sea libre y gratuita, y remarcó que “los artistas demostraron que son de primer nivel, hicieron un show increíble al igual que los artistas de Tandil”. “Hacemos todo para que la gente la pase bien sin gastar mucho”, consignó Echezarreta.

La referente del DOT puso especial énfasis en que el Festival se perfila como la fiesta de Tandil y sirve para poner en el mapa mediático la producción de la región y el modelo de industria que se sostiene. “La repercusión del salame fue muy buena. Se visibiliza la ciudad, sirve para  que se enteren de que en Tandil hacemos estas cosas y que somos una industria con movimiento”, apuntó.

El malestar de los artistas locales

En las redes sociales, algunos artistas de la ciudad que participaron del espectáculo, se refirieron con ironía al tratamiento que se les da en el evento, evidenciando el malestar que circula en la comunidad artística al respecto. Es que los recursos económicos  se destinan únicamente a abonar los cachets de los espectáculos que vienen de otros sitios o que tienen reconocimiento nacional, pero no llegan a los intérpretes locales.

Una integrante de un conjunto musical que ha tenido resonancia por ser finalista de importantes certámenes, publicó en sus redes: “Un grupo visitante cobró 50 mil pesos por cantar con pista, a los artistas locales les dieron un chori con una latita por  tocar en el mismo Festival (sin entrar en más detalles)”.

El posteo obtuvo amplias repercusiones entre sus pares y todos pudieron sentirse identificados con sus palabras, inclusive cocineros de renombre, que lamentaron que siempre se priorice la presencia de especialistas de otros lugares.

“Hasta que los artistas locales no hagan valer su trabajo, lamentablemente va a seguir sucediendo. Al sistema le conviene, siempre hay alguien que quiere mostrar su trabajo, ‘aprovechar el espacio’ y de eso se agarran para seguir dando un chori. Más allá del empleador en sí, hay mucha responsabilidad en los artistas, que siguen regalando su arte. Debemos dignificar la profesión y eso es responsabilidad de todos”, escribió una bailarina.

Repensar el lugar de los artistas  

El Eco de Tandil consultó sobre el tema al músico Alexander Echandía, guitarrista y docente, quien desde hace años se desempeña en el ámbito y ha participado en más de una ocasión del mencionado evento, quien corroboró que los artistas vernáculos  no obtienen remuneración alguna  por presentarse en el escenario del Festival de la Sierra.

“Es una problemática que atraviesa a todo el país, pasa lo mismo en todas partes, si sos local es muy difícil que el Municipio te pague una actuación, yo he cobrado pero sólo por acompañar a artistas nacionales”, se sinceró.

En ese sentido, el joven apostó al poder de la organización colectiva para poder reclamar en conjunto y aunar esfuerzos en pos de obtener mejores condiciones de contratación. Además, mencionó la Ley de Cupo Femenino en el rubro,  que exige un 30 por ciento de participación de mujeres y disidencias en festivales.

“Eso no está ni pensado cuando se arman las grillas, pero hay pensar en las cantantes y músicas, y el lugar que se las da”, reseñó.

“Habría que tomar conciencia y traer artistas de jerarquía nacional, pero dar lo que se merece a los locales. Hay gente impresionante que tendrían que estar cobrando algo, de verdad lo que te dan es un pancho y una coca, y hay gente que nos representa a nivel nacional”, sostuvo.

Echandia insistió en la unión de los artistas como pilar para comenzar a cambiar las cosas, y que funcione como un puntapié para repensar como sociedad la forma en la que se maneja la cultura a nivel local, en cada lugar del país.

“Si nos organizamos y planteamos las cosas podemos  tener un futuro más interesante, porque son cosas justas, no me parece tan descabellado pensarlo acá también”, cerró.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario