El 20 por ciento de las chacras frutihortícolas relevadas utiliza prácticas agroecológicas

Así lo determinó el estudio realizado por el Centro de Investigaciones Geográficas de la Unicen. El trabajo permitió relevar 44 hectáreas en el partido de Tandil con el objetivo de contar con información que permita desarrollar políticas para el fortalecimiento del sector.

El Eco

A modo de cierre del proyecto, ayer por la tarde, en la sala A del Centro Cultural Universitario, se presentaron los resultados del proyecto de voluntariado universitario para el relevamiento frutihortícola del partido de Tandil, impulsado por el Centro de Investigaciones Geográficas de la Facultad de Ciencias Humanas de la Unicen.

Ante la falta de un registro único de localización de estos productores se llevó a cabo un trabajo de campo que permitió elaborar una base de datos y detectar posibles obstáculos en la producción y comercialización, visibilizar las demandas y problemáticas.

Así fue que se elaboró un mapa con la georeferencia de los campos frutihortícolas de la localidad a fin de promover la creación una red de productores para el fortalecimiento del sector, que pueda dinamizar y agilizar sus demandas desde la concientización del derecho los consumidores al abastecimiento local de estos alimentos.

El trabajo avanzó sobre un total de 44 hectáreas, de las cuales sólo el 20 por ciento de la superficie representa prácticas agroecológicas y el 80 restante métodos convencionales.

En tanto, el 95 por ciento de la producción se destina al abastecimiento local de frutas y verduras.

Así lo indicaron las integrantes del Centro de Investigaciones Geográficas, Victoria De Estrada e Inés Rosso. Las profesionales encabezaron la presentación que contó con la presencia de representantes de la actividad.

El abordaje

La inquietud de abordar este sector surgió a raíz de la ausencia de un registro de las producciones frutihortícolas locales que, pese a su actividad, ningún organismo público tenía esa base de datos unificada, ya sea INTA, Municipio, Senasa o el Ministerio de Agroindustria.

Desde allí la necesidad de contar primero con información para después definir otras acciones que permitan potenciar ese sector incipiente pero con presencia en la ciudad.

“Si no se conoce qué se hace, de qué modo y cuántas personas lo hacen, no se puede avanzar”, sostuvo Victoria De Estrada.

En ese contexto también aparece la tendencia que promociona las producciones agroecológicas, entonces la intención inicial apuntaba a conocer primero el universo de productores para después desarrollar talleres de capacitación de manipulación de fitosanitarios, entre otros. “No podíamos planificar esas actividades si no sabíamos quiénes estaban produciendo”, agregó Inés Rosso.

El otro objetivo era desmitificar que Tandil no tiene este tipo de actividad y que las frutas y hortalizas provienen de Mar del Plata.

El trabajo

Con un proyecto de extensión asignado, estudiantes de las carreras de Geografía y de Diagnóstico y Gestión Ambiental de la Facultad de Ciencias Humanas comenzaron a trabajar en el relevamiento de las huertas a las que llegaron a partir de los datos aportados por las instituciones y organismos que trabajan con la actividad rural en el partido de Tandil.

Desde allí el equipo comenzó a indagar sobre la producción local y desarrolló un trabajo de campo para contactarse con referentes de la actividad. “Así pudimos identificar con qué tipo de metodología producen, si tradicional o agroecológica, cuáles son los canales de comercialización, si es trabajo familiar o contratado”, repasó Rosso.

Resultados

En concreto, son 44 hectáreas destinadas al sector frutihortícola que corresponden a 17 productores o familias productoras, cuyos emprendimientos quedaron georeferenciados en un mapa que permitirá no sólo identificarlos sino también conocer el tipo de plantación y contribuir a la mejora de los circuitos de comercialización.

Sin embargo, las responsables del estudio indicaron que los resultados no representan a todo el universo de agricultores ya que sólo incluyeron a los que “quisieron ser parte del relevamiento y de los que pudimos publicar los datos”.

Los resultados quedarán a disposición en la página web del Centro de Investigaciones Geográficas de la Facultad de Ciencias Humanas de la Unicen. Allí se podrá acceder al mapa interactivo que contará con información brindada por cada productor: variedades de cultivos, principal forma de comercialización, técnicas de producción -agroecológica o convencional-, y vías de contacto.

Pero además quedará un contacto para aquellos que deseen sumarse al relevamiento.

“Creemos que poder fortalecer los lazos entre todos los productores puede ser un buen potencial para seguir trabajando”, concluyó Rosso.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario