El Colegio de Ingenieros de Tandil celebra hoy sus 30 años de vida institucional

Hernán Alonso, Luciano Milani y Aldo Chiesa hablaron sobre el 30mo. aniversario que está cumpliendo el Colegio de Ingenieros.

El Eco

En la jornada de hoy el Colegio de Ingenieros de Tandil está celebrando sus 30 años de vida institucional, siendo creado un 18 de marzo de 1988 por la ley 10.416.

En diálogo con El Eco de Tandil, Hernán Alonso, Luciano Milani y Aldo Chiesa detallaron cómo se viene desarrollando la actividad en este tiempo.

Señalaron que “antiguamente estábamos juntos las cuatro profesiones conformadas por ingenieros, arquitectos, técnicos y agrimensores, que era el viejo Consejo Profesional donde Chiesa estuvo como delegado de una zona que abarcaba Tandil, Benito Juárez, Gonzales Chaves, Tres Arroyos, Azul y Olavarría. Se hacían recorridas y posteriormente reuniones mensuales en la ciudad de La Plata para interiorizarlos de lo que sucedía en el interior de la provincia”.

Señalaron que “cuando los colegios se separaron, Chiesa formó parte de la comisión del Consejo Superior entre 1988 y 1993”.

Al ser consultados cómo se acomodaron tras la separación de las cuatro profesiones dijeron que “básicamente cada institución siguió trabajando administrativamente en forma separada, pero en realidad la ingeniería es muy amplia ya que cuenta con 162 especialidades. Tal vez lo de la rama civil sea lo que tenemos más en común con los arquitectos, técnicos y agrimensores, pero la ingeniería es mucho más que lo civil”.

Argumentaron que “en todas estas especialidades convivimos con muchas que son muy diferentes, solo en Tandil hay 20 especialidades que están activas y cada vez hay nuevas carreras. La ingeniería tiene esa elasticidad que le permite en función de la evolución tecnológica y la demanda del mercado generar nuevas carreras. Por ejemplo bioingeniería es nueva que es distinta al ingeniero en biomedicina que es otra especialidad. En los ’80, ’90 estaba el ingeniero metalúrgico y después fue cambiando a ingeniero en materiales. Hay una gama muy amplia y atender esas necesidades es complejo porque no es lo mismo tener una política de capacitación para una sola especialidad que para veinte”.

Organización

Sobre cómo se están organizando en la actualidad indicaron que “la Provincia tiene una matrícula de alrededor 10 mil ingenieros, nosotros en nuestro distrito que es el III y es el más amplio en cantidad de ciudades ya que tenemos un total de 27 que van desde Tandil a Guaminí al oeste y un poco más hacia el norte llega hasta 9 de Julio.
Matriculados en nuestro distrito estamos en el orden de los 900. Las ciudades más importantes están representadas en un consejo directivo que tiene sus reuniones mensuales y en donde se tratan problemas inherentes a la matricula y que aparte está reglamentado en la ley el funcionamiento”.

Agregaron que “contamos con un fuerte apoyo del Centro de Ingenieros de Tandil, y desde el inicio hay una dinámica de trabajo incluso habiendo muchas especialidades”.

Desafío

En cuanto a los objetivos planteados sostuvieron que “nuestro desafío sigue siendo el esfuerzo por la formación continua y el control del ejercicio profesional que está establecido en la ley. Todos los ingenieros que ejercen la profesión, público o privado dentro de la provincia de Buenos Aires, tienen que estar matriculados. Ese mensaje es muy claro”.

Sobre aquellos ingenieros que no están matriculados detallaron que “hay muchos sin matrícula y es un problema.
Generalmente quienes están matriculados son los que están en forma independiente. Se pueda dar que una persona se reciba y al trabajar en relación de dependencia no se encuentre matriculado, es decir ejerce la profesión desde el conocimiento pero no firma. En forma independiente deben matricularse por el tema de la firma. De todas formas deberían estar matriculados todos porque cuando se está en relación de dependencia se paga menos aporte a la caja. Son beneficios que quizás muchos no sepan”.

Remarcaron que “lo que deben comprender es que está específicamente en la ley que quien ejerza la actividad y utilice los conocimientos adquiridos por la facultad, debe estar matriculado que es la responsabilidad de cada uno de nosotros. Quien está en relación de dependencia está eximido de aportarle a la caja de previsión nuestra por lo tanto el costo de la matrícula es insignificante. Es un acto de responsabilidad”.

Detallaron que “es una lucha de muchos años, que de a poco se va a ir mejorando porque vemos que hay un cambio de consciencia en las muevas generaciones”.

Actualidad

En cuanto a cómo es el presente para los ingenieros teniendo en cuenta el complejo panorama político-económico que presenta el país, Hernán Alonso especificó que “en términos generales la situación es inestable, no es buena. En el caso de los civiles puntualmente se viene sosteniendo porque hay una inversión externa en obra pública. A grandes rasgos esa situación de inestabilidad nos preocupa a casi todas las especialidades. Se observa mucho en los chicos que se están recibiendo y no consiguen trabajo”.

Luciano Milani dijo que “todo lo relacionado a obra pública tiene un poco más de tranquilidad laboral, soy ingeniero en seguridad e higiene y hay actividad. Pero en el ámbito privado es mucho más complejo”.

Aldo Chiesa expresó que “estoy en la parte de la delegación en visados de contratos, también se ve una variación mes a mes de lo que se va visando. El año pasado terminamos con un promedio de 80 contratos visados por mes, en estos primeros tres meses estamos entre 50 y 55”.

Consultas

Alonso, Milani y Chiesa manifestaron que “aquellos que estén estudiando o sean ingenieros y tengan alguna duda, pueden acercarse a la delegación que funciona en Apymet, Yrigoyen 850, de lunes a viernes de 8 a 11”.

Explicaron que “hemos realizados una mesa informativa con ingenieros de todas las especialidades y recibimos a chicos que estuvieran en Técnica y contaran con dudas de qué estudiar. Le intentamos mostrar cuál es el otro lado, porque a veces estudiar ingeniería es duro pero después hay una salida laboral que está bueno que los chicos sepan, la conozcan. A veces contar la experiencia de ingeniero en su especialidad resulta muy productivo”.

Celebración

La fiesta por el 30mo. aniversario del Colegio de Ingenieros se llevará a cabo el venidero 7 de abril en las instalaciones de Fuente de la Alegría. “La fiesta conmemorativa es a nivel provincial y hemos sido elegidos para ser sede. Las tarjetas y consultas también se reciben en la delegación en Yrigoyen 850. Serán unas 300 personas de toda la provincia las que arriben a la ciudad y en total seremos unas 400 personas las que participemos de la fiesta. Es muy bueno para nosotros, queremos que los colegas se sientan como en su casa y habernos elegido nos enorgullece”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario